18 de Abril de 2019
Jul
4

Análisis NDS: Rhythm Paradise/Rhythm Heaven

Categorías: ,

 Llevo sin hacer un análisis desde aquel del No More Heroes 2 cuando me creé el blog hace dos años y medio. Pues va siendo hora de analizar uno. En este caso, un juegazo musical de Nintendo DS: Rhythm Paradise.

 

 Rhythm Paradise es un videojuego musical que trata de seguir el ritmo. No recuerdo bien Música de 2º de ESO, pero la música se componía de ritmo, melodía y no sé qué mierdas más. Pues bien, en este juego solo nos centraremos en el ritmo.

 El control es muy sencillo, solo se utiliza la pantalla táctil y solo hay dos movimientos: pulsar y tirar. Se juega cogiendo la DS en vertical, como en Brain Training. Pero es que la dificultad (que la hay, sobre todo si eres completista) de este juego no reside en difíciles combinaciones de botones, sino en seguir el ritmo y tocar la pantalla en el momento justo.

 El juego consta nada más y nada menos de 50 minijuegos, 51 si contamos el nivel de los créditos. Es cierto que de esos 50, solo 24 son completamente originales. Rhythm Paradise se divide en 10 conjuntos de minijuegos con 5 minijuegos cada uno. Siempre seguirá la misma estructura: hay cinco minijuegos, que tenemos que pasarnos en orden (cuando completamos uno, desbloqueamos el siguiente). El último minijuego de estos conjuntos siempre es un rémix de los cuatro anteriores. Además, los conjuntos 7, 8, 9 y 10 son refritos de los minijuegos anteriores (por ejemplo, en el conjunto 1 está Club de fans y, en el 7, Club de fans 2). Por eso digo que solo hay 24 completamente originales. Aún así, hay una gran variedad, los niveles son muy variados y divertidos y, a pesar de los refritos, nunca te dará la sensación de estar jugando todo el rato a lo mismo.

Guerra Galáctica es un minijuego divertidísimo, con una estética de shoot'em up vertical que enamora.

 Como he dicho antes, estos 50 (51) minijuegos se basan en seguir el ritmo. Aunque puede parecer un rollo y algo repetitivo, lo cierto es que no te vas a aburrir ni un segundo, dada la variedad de minijuegos y su originalidad. Así, haciendo los simples movimientos de pulsar y tirar, podremos tocar una guitarra, o defender La Tierra de extraterrestres, o ser un fan mono de una cantante, o recoger nabos (sí, recoger nabos siguiendo el ritmo)... y un largo etcétera.

 Los minijuegos se pueden completar simplemente "por los pelos" o bien puedes obtener medallas. De 50 medallas, yo solo tengo 16, y llevo con el juego dos años. Vamos, que muchas son muy jodidas. En general, el juego no es muy difícil de completar (tampoco fácil), pero conseguir las medallas sí que es difícil y pica mucho.

 Además, las medallas dan premios. Obtendrás diferentes premios por ganar X medallas, como juguetes rítmicos (que no tienen ningún objetivo ni puntuación) y juegos infinitos, en los que, como su nombre indica, son infinitos y solo acabará cuando fallemos (tienen puntuación para que nos piquemos a superarnos). Cuando consigues bastantes medallas, también están las clases de guitarra. Solo tengo desbloqueada una clase de guitarra y no hay cojones a completarla. Además, en ciertas ocasiones te darán la oportunidad de hacer cierto minijuego perfecto. Si lo conseguimos, desbloquearemos cosas para la galería, como canciones o historietas que explican mejor el minijuego. Por todo lo dicho, creo que he dejado claro que el juego es largo como un día sin pan y que incita a completarlo y a explotarlo al máximo. Además, es divertido como él solo.

 

 Esto sí que es un campo de nabos, y no Ingeniería Mecánica.

 Los gráficos son muy bonitos y simpaticones. Son dibujitos que parecen hechos para niños de 5 años, con personajillos felices e infantiles. La verdad es que los dibujos y el apartado artístico son de gran calidad, o por lo menos a mí me encantan.

 Y llegamos al plato fuerte: el sonido y la música. Como era de esperar, teniendo en cuenta que es un juego musical y que he dicho que es buenísimos, la música es simplemente sublime. 51 melodías diferentes, 8 de ellas con letra completamente al español. El juego se retrasó en España debido a la traducción y la verdad, mereció la pena. He escuchado distintas canciones en distintos idiomas, y sin duda el doblaje español es soberbio. No puedo hacer un análisis de este juego sin poner dos minijuegos con canciones con letra: Club de Fans y Las chispitas.

Para ver este video es necesario tener JavaScript activado y el plugin Flash instalado en el navegador.

Para ver este video es necesario tener JavaScript activado y el plugin Flash instalado en el navegador.

 En resumidas cuentas, un juegazo, un imprescindible de DS. Quizás no te guste si eres un poco cerrado de mente y piensas que un juego con estética infantil y colorido es algo de mariquitas, niños pequeños o de chicas, y solo juegas a "juegos de MACHOS" (ejem, Trax, ejem).

 Un saludo, gracias por leer el blog, y jugad a Rhythm Paradise, cojones. 

5
Valoración media: 5 (1 voto)

2 Comentarios:

Sinjstarr

Como te he dicho hace un momento, no esperaba tanta calidad de este juego. De minijuegos musicales no tengo ninguno, aunque si tengo juegos de minijuegos para ds. Project Rub, The Rabbits! y FFF: Chocobo Tales.

A los tres les pasa algo parecido con la dificultad. Pasarse los tres no es dificil, el problema está cuando te animas a completarlos. Yo desistí hace mucho tiempo xD Algunos exigen paciencia y precision, especialmente en el Chocobo Tales.

La estetica del Rythm Paradise me recuerda a la de los wario ware. Graficos simples, coloridos y muy simpaticos. Simples no significa que sean malos tampoco.  

Buen análisis. ¡Un saludo!

@CLAUSART

Sí, recuerda a los Wario Ware, pero en mi opinión, este juego es quinientas veces mejor. En serio, está en mi TOP 10 de juegos favoritos de todos los tiempos.

Un saludo y gracias por comentar, tío.