23 de Noviembre de 2017
Mar
19

Las nuevas series: El ministerio del tiempo

el ministerio del tiempo

Creo que es la primera entrada que escribo sobre una serie española. También es verdad que generalmente las series que suelo reflejar aquí tienen una temática fantástica, de ciencia ficción, terror, aventuras o policíaco, que va más en la línea con el blog.


Ficción típica de calidad Mediaset

Además, la ficción española en general no me motiva demasiado y no son muchas series las que sigo.  Por un lado me encuentro con que los argumentos me abochornan, con cosas como "Aída", "Aquí no hay quien viva", "El chiringuito de Pepe", "Los Serrano", "Gym Tony" y así una larga, larga, larga lista de series. Se suponen que son comedias costumbristas, pero como reflejo de la sociedad española me asustaría mucho vivir en España, porque sería un pis de seres obtusos y gritones que se mueven por la vida como pollos sin cabeza. AL menos se parece muy poco a mí realidad, a la gente que trato diariamente, ni siquiera a la forma de hablar. Como encima son tan chabacanas que ni tienen un ápice de inteligencia e el sentido del humor, pues huyo de ellas.

Por otro lado, la factura técnica es muy triste, con decorados que se nota que lo son, filtros imitando cine que se notan y quedan muy cutres y en general la falta de medios se manifiesta en ellas.

Los biopics que se marcan las cadenas son otras de las que huyo como la peste. Alguno hay digno pero en general se hacen con dos duros y recreaciones bastante tristes de los hechos.

[caption id="" align="alignnone" width="2048"] El Capitán Alatriste, tan mala como buenas son las novelas[/caption]

No todo es malo, las adaptaciones literarias suelen hacerse con cuidado y calidad. No precisamente "El capitán Alatriste", con el Siglo de Oro más limpio y brillante que se haya visto, con esos pobres tan cuidadosos con sus ropas, tan nuevecitas, con ese lenguaje del siglo XXI que se carga todo el de las novelas y con esas interpretaciones para llorar por lo que pudo ser y no fue. Pero Televisión Española sí ponía dinero y talento para llevarlas a cabo, aunque últimamente ha tomado otros derroteros.

En las series de género hay algunas que son mucho más dignas y en general realizadas por RTVE, aunque ha habido buenos intentos por las privadas, algunos muy buenos pero con poco éxito, como Punta Escarlata.


El internado, de 9 a 99 años

Otras han tenido mucho éxito como El internado o El barco, pero la ficción española tiene dos hándicaps muy complicados de resolver.

Por un lado la exagerada duración de las series, acercándose a las dos horas cada capítulo. Es decir a película por episodio, lo que en muchos casos hace que la historia se tenga que estirar para cubrir el capítulo completo.

La otra, que tiene que gustar desde el niño hasta el abuelo. Esto hace que tengas un batiburrillo de personajes que van desde niños a abuelos y que lo que es una historia de intrigas o de ciencia ficción tenga la parte de romance adolescente, de juegos de los niños, de drama terrible de adultos y todo bien mezclado, dando un producto poco consistente y bastante intragable en general.

Incluso una serie que se deja ver y está por encima de la media como es El príncipe pasa de la trama con muchas influencias con The Shield (ya quisieran, pero copiar, copian) a de repente estar en un culebrón venezolano ambientado en las mil y una noches. Aparte del bonito mensaje de que todo el que es árabe es un terrorista. Complétese con un catálogo de modelos para la serie que contrastan bastante con los actores que trabajan en la misma y, aún así, como decía antes, está por encima de la media.

En ese aspecto TVE tiene bastante ventaja. Es cierto que al no tener anuncios no compite con las audiencias como los demás y tiene en la casa grandes profesionales. Esto le da mayor libertad para hacer cosas que no hace nadie y hacerlas mejor. Así, al pirado que se le ocurrió poner un Ninja en la España de Felipe IV es para hacérselo mirar. Pero lo hizo y TVE la emitió con el monumental éxito que es. Mucha gente no comulga con Águila Roja y tiene muchos defectos, cierto, pero tiene una factura técnica impecable, buenas interpretaciones y secuencias de acción maravillosamente coreografiadas. Los guiones podrían ser más sólidos y no quedarse en que si te tragas lo del ninja  ya te tragas cualquier cosa, que algunas veces parece eso.

 

Victor Ros, magnífica serie

Otra, muy reciente, es Victor Ros un policiaco de finales del Siglo XiX que nada tiene que envidiar a Copper, otro similar de la BBC America de hace unos años. Muy buena recreación de la época, muy entretenida, buenos personajes. Una magnífica serie que aspiraba a entretener y lo consigue con mucha dignidad.

Es decir, se puede hacer buena ficción en España y hay excepciones que lo confirman. Pero, en general, creo que nuestras series todavía están muy lejos de la calidad de las series americanas o inglesas.

Creo que nuestras series de género, cuando intentan ser hechas a la manera americana fracasan porque quedan "raras".  Es decir, no somos americanos y nos presentan series que investigan y se cmportan como si fueramos americanos, pero rápidamente se salen de eso porque no pega, luego vuelve, quedan raras, ya digo.

 


El elenco principal de El ministerio del tiempo

EL ministerio del tiempo es una de las escasas series de ciencia ficción que se han hecho en España. En cuanto lees la sinopsis, un paramédico del 2015 (Rodolfo Sancho, Isabel), una estudiante universitaria del S XIX (Aura Folcho, Alatriste)y un soldado de los tercios de Flandes del S XVI (Nacho Fresneda, Víctor Ros) viajan en el tiempo a resolver conflictos temporales, piensas automáticamente en Doctor Who o en A través del tiempo.

La buenísima noticia es que no, no es eso. Comparte los viajes en el tiempo pero no es una serie a la manera inglesa o americana. Es una serie que se plantea como sería un ministerio aquí que, en lugar de llevar medioambiente, por ejemplo, lleva el tiempo.

 

De viaje a 1588 por Lisboa

Tiene unos personajes magníficos, cada uno de ellos herederos del tiempo en el que vienen, reclutados por el ministerio como patrulleros para ir a resolver los distintos conflictos, pero con mucho sentido del humor y mucha de la idiosincrasia española, en el buen sentido. Es decir, en una serie americana, el efecto mariposa les aterroriza y hay que cumplir las normas a rajatabla o, en una decisión heroica, muy trascendente y sabiendo muy bien lo que arriesgan después de tener un plan milimétricamente calculado, posiblemente con el sacrificio de alguien, se saltarán la norma.

Aquí no, aquí son pequeñas cosas, las prevendas de trabajar en el ministerio como desayunar con naranjas de una huerta murciana de 1800, llevarse una novela de Pérez Reverte al S. XVI para leerla, llamar a su mujer muerta al año 2012, en esencia hacerse pequeños favores entre compañeros, como si de un ministerio normal se tratara y, ante la disyuntiva de echar una mano al compañero o la posibilidad de cambiar la historia, que la historia se las arregle como pueda.

Todo esto, con un gran sentido del humor, de hecho tiene tanto de aventuras como de comedia, con momento hilarantes de verdad y con un bonito homenaje de Rodolfo Sancho a su padre, Sancho Gracia.

Las historias están muy bien, aparte de los personajes históricos que aparecen, las tramas son muy entretenidas.

Por otro lado, la ambientación es magnífica, en las distintas épocas, sea la guerra de la independiencia, sea la de la Armada Invencible, no canta y queda muy bien.

Los secundarios son de lujo con el gran Jaime Blanch como el ministro, Cayetana Guillén Cuervo como una alta funcionaria o Natalia Millán en el papel de mala, todos muy bien en sus papeles.

La serie no es perfecta, muy a la española no les importa mucho como funciona el asunto este del tiempo y más vale porque si te paras a pensarlo, tienen mucho que explicar.  Ya no como funciona, ni las consecuencias de los actos, ni si cambia en esa línea temporal, que parece que es esta teoría la escogida,  o si crea nuevas líneas temporales, sino cómo usan móviles, fax o portátiles a través del tiempo. Así, tiene casi más de fantasía que de ciencia ficción, pero no son más que detalles.

Así, si aceptas esto, que no son más que detalles de algo que, en realidad es imposible, que por tanto nadie puede afirmar que tendrá que ser de una o de otra manera, y como está muy bien hecha la suspensión de la incredulidad funciona, nos encontramos con una serie ampliamente disfrutable, divertida, entretenida e interesante, y española, por los cuatro costados. Ojo, nada de españolada, esta si que tiene reflejos de cómo somos los españoles, para bien y para mal y sirve de reflejo mucho mejor que las supuestas comedias costumbristas que son poco más que astracanadas.

Por finalizar, solo son dos capítulos y puede perder fuelle, pero por el momento es una magnífica serie, muy recomendable y que inaugura la aparición de series españolas aquí. Ojalá que no sea la última.

Saludos fremen.

5
Valoración media: 5 (2 votos)

3 Comentarios:

Es increible la fanbase que tiene esta serie tan joven

Y por primera vez en lo que recuerdo, la fanbase no es de adolescentes adorando el cuerpo del modelo de turno, sino por la propia historia. Nada mas eso hace que me plantee verla. La curiosidad, unido a que por fin en este país no se intente copiar algo o tratar de contentar a nadie, sino darle un estilo propio.

Respecto a lo de los viajes en el tiempo, y las teorías, paradojas, etc... en lo tocante a contar historias, cuando veo una nunca me paro a pensarlo y la realidad es bien sencilla:

1) Nadie ha viajado nunca en el tiempo (Que sepamos :P).
2) A no ser que ponga "basado en hechos reales", es estúpido cuestionar algo de una fábula, historia, cuento... porque es, basicamente eso. Aunque bien nos gustaría que pudiese pasar. Otra cosa es que note atraiga algo o te parezca estúpido, en cuyo caso es lógico que no quieras verla.

Asi que mientras la historia sea buena, que den mas

Un saludo.

A Mi.

A mi el Internado me encanto, y otras series como Los Serrano también, pienso que fue una de las mejores series familiares de los últimos tiempos, divertida, a veces con un toque de drama, y que te hacia pasar un gran rato. Hoy en día veo Águila roja, y Strain esta ultima ha acabado hace poco la primera temporada, y el problema de las series en la tele, es que acaban las temporadas y no vuelven hasta dentro por lo menos de un año, otra que me divierte es, la que se avecina, un saludo.

Hola LoganKeller  Tal

Hola LoganKeller

 Tal cual ambas cosas, es por la historia y los personajes, y efectivamente, al no haber viajado en el tiempo no se sabe como funciona y las distintas teorías pueden ser válidas pero manteniendo la concordancia y la lógica interna de los parámetros que dan.

Hola honorat79

 Lo que está claro es que esas series se hacen poqrque la gente las ve. Yo no consigo disfrutar con ellas, más bien lo contrario, pero supongo que no soy el target objetivo de esas cadenas. A mí me parece bien que las hagan mientras hagan otras que sí me gustan. 

 Saludos fremen.