16 de Diciembre de 2017
Abr
18

Sandman: Overtura. Edición Deluxe. Unboxing y análisis.

 
 
Para conmemorar el 25 aniversario de Sandman Neil Gaiman ha retomado Sandman en una precuela. Contado así suena bastante mal ¿verdad? Recuerda al regreso de The Who y similares, viejas glorias que se reúnen para tocar juntos cuando necesitan pasta. Aquí es el reencuentro entre la creación más famosa de Neil Gaiman y el autor aprovechando un evento. Como es una unión de campanillas, la edición es de auténtico lujo. Así lo ha denominado la propia editorial y así lo podéis ver en el unboxing que realicé el otro día y que tenéis debajo. Pero lo importante, se reúnen viejos músicos y las entradas cuestan lo que un coche pequeño pero ¿se dará el milagro y merecerá la pena el sacrificio?¿O solo queda la nostalgia?
Vale, lo reconozco, he hecho un poco de trampa en esa comparación. Neil Gaiman no es precisamente una vieja gloria sino que es uno de los escritores más prestigiosos del mundo a día de hoy y reconocido con una inmensa cantidad de premios, muchos por su Sandman pero tantos como este por sus otras obras o guiones. Por tanto nos encontramos con un autor en plena forma que retoma a su legendaria creación, ya un cómic de culto y el salvador de mis nervios durante los infames 90.
Desplegable con todos los aspectos de Sandman
Pero si el creador estaba preparado, ¿qué hay de quien tenía que plasmar sus ideas? Un inciso, la colección original de Sandman tuvo un apartado gráfico muy variado con dibujantes clásicos como Charles Vess hasta dibujantes provenientes del cómic independiente y decididamente particulares como Marc Hempel o Teddy Kristiansen. Es parte de Sandman para bien y para mal pero está claro que dibujar lo que tiene en mente Neil Gaiman no es fácil y en este caso ha contado con dibujante excepcional, J.H. Williams III. Ganador de cuatro premios Eisner, demostró sobradamente en Promethea (Alan Moore) que es capaz de dibujar cualquier cosa y que su dibujo es bellísimo y elegante en cualquier circunstancia. Acompañado por Dave Stewart como colorista (9 Eisner) y Todd Klein (16 Eisner) como rotulista. En otros cómics puede que sus trabajos pasen más desapercibidos pero en este concretamente son fundamentales. El resultado, como no podía ser de otro modo, es digno de Sandman.
Uno de los recursos para transmitir extrañeza, el cómic se lee girándolo y la otra página se empieza con el cómic al revés hasta que rota a su sitio.
Morfeo descubre que una parte de sí mismo ha sido asesinada y que a causa de algo que hizo hace mucho tiempo y que puede desembocar en el fin de todo. El viaje durante todos estos acontecimientos es mágico, en el mejor sentido de la palabra. Los dibujos de Williams consiguen plasmar las realidades más extrañas sin que se pierda la narrativa entre las imágenes utilizando todo tipo de recursos para transmitir las sensaciones que requiere la historia. Historia que es mucho, mucho más profunda e interesante que la sinopsis, con nuevos personajes, un uso interesante del tiempo y como guinda la aparición de personajes que conocemos de Sandman como el Corintio, Henrietta la loca o Lucien, por ejemplo. Aunque es una precuela que termina justo cuando empieza Sandman, también sucede en el momento actual con una pequeña parte de la historia dedicada a Daniel.
La familia y el paso del tiempo...y una cierta inspiración de Mucha
No quiero contar nada más de la historia porque sería una pena desvelar algo que merece tanto la pena leer y disfrutar. No quepa duda, Neil Gaiman ha hecho lo imposible que es volver al pasado y contar una historia de Sandman preciosa, conmovedora y trascendente porque conoceremos más cosas del personaje, no solo de dónde proviene el casco que lleva sino sobre su familia. Una mención merecen las portadas. Las portadas de J.H. Williams III son magníficas pero para mí ha sido una gran alegría encontrar que  Dave McKean que hizo las 75 portadas de la colección original había vuelto para crear las portadas alternativas de Overtura. El cómic ha quedado claro que es muy bueno y que todos los detalles están cuidadísimos, el resultado ha sido un éxito de público y de crítica, ganando en 2016 el premio Hugo a la mejor representación gráfica de una historia. Sin embargo, este cómic se publicó originariamente en grapa. ¿Qué razón hay para desembolsar 35 € por él?
  El libro del destino... que a veces sorprende incluso al mismo Destino
ECC se ha preocupado en sacar una edición que haga justicia al cómic, que lo complemente y lo haga aún mejor. No es solo que contenga 53 páginas de extras sino que esos extras son realmente interesantes. En el unboxing os muestro los extras pero, claro, al ser el momento de abrirlo aún no sé qué calidad tienen esos extras. Ahora puedo afirmar que son muy interesantes. Varios de ellos hablan sobre cómo se compuso el cómic. El mejor, el de J.H. Williams, que habla del proceso artístico y permite comprender mejor la historia. Tanto Dave Stewart como Todd Klein cuentan también su parte y, al menos para mí, ha sido revelador. Tan interesante o más el proceso de hacer las portadas de Dave McKean. El resto de extras se dividen entre portadas y bocetos por una parte, y entrevistas a los autores por otra.
Portada del número cinco, obra de Dave McKean.Uno de los extras muestra el proceso de creación de la portada.
Por lo demás, la edición es magnífica, con tapa dura con una maravillosa portada de Dave McKean, una sobre cubierta de plástico y todavía una segunda sobrecubierta que contiene arena y con ella recrea un reloj de arena y el símbolo de Sandman, en este caso el casco. El efecto no queda mal, pero tampoco me emociona demasiado, es plástico con todos sus brillos y el casco apenas destaca de la arena. Además tapa la portada que es mucho más interesante. Por otro lado, se supone que esta es una edición limitada a 1.500 pero no está numerada. Por último, sube 5 euros el precio sobre la edición Deluxe con la sobrecubierta primera. En conclusión, una obra maravillosa en una edición que le hace justicia. 30 € o 35 € con la arena, cualquiera de las dos es un must have. No obstante, sacarán en un futuro, aunque ya han aclarado que no en breve, una edición en cartoné más económica. Sea en la versión que sea, es un grandísimo cómic y merece la pena el desembolso.
Saludos fremen.
0