26 de Marzo de 2019
Feb
18

Top 11 mejores aventuras gráficas de todos los tiempos… o que a mi más me han gustado (y II)


La portada es un homenaje a aquellas aventuras que no entraban en el top

Si bien en el anterior top no había demasiados cambios con el top de 2012, aquí sí que ha cambiado casi la mitad de la lista. Parece mucho, pero es que ha habido algunos cambios muy significativos en el género de la aventura gráfica.

Por un lado, han aparecido los walking simulators. En general son juegos en mundos abiertos por los que sobre todo paseas y no hay mucho que hacer, seguir la ligera historia que tiene y poco más. Esto, sin embargo, ha llevado a hacer cambios en algunas aventuras gráficas y hay juegos como Gone Home que no llega a ser una aventura gráfica porque no hay desafío real, ni un objetivo, es un recorrido abierto en el que según vayas mirando vas construyendo, más o menos completa, la historia de los habitantes de la casa. Sin embargo, esa influencia en mundo abierto ya hace años estaba en L.A. Noire que era un híbrido raro entre GTA y aventura gráfica pero que estaba muy bien. En estos años, ha sido aún más orgánico el incluir una aventura gráfica en un mundo abierto con The Vanishing of Ethan Carter, una aventura en que vas investigando en el orden que quieras, según vaya descubriendo pistas en el abierto, y sin embargo hábilmente guiado, mapeado.

Sin embargo, el cambio que realmente ha redefinido el mercado de las aventuras gráficas y que ha desembocado en el subgénero de aventuras narrativas (mal nombre, pero sirve para distinguirlas) ha surgido a partir de que al desarrolladora Telltale tuviera un gran éxito con The Walking Dead. El cambio es sobre todo cambiar el peso que tienen los puzzles en las aventuras gráficas clásicas por las decisiones morales, decisiones que condicionan el devenir de la aventura. Sustituyen, si se quiere, el desafío intelectual de averiguar cómo resolver un puzzle para conseguir continuar, por el desafío moral, inicialmente más fácil en cuanto a que el juego continúa, pero que, sin embargo, cuesta más porque las consecuencias atañen a los principios, a la moralidad o a los sentimientos de quien juega.

Esta cambio tiene un gran riesgo y es que, si no te importan los personajes o se ve que los supuestas consecuencias en realidad son irrelevantes, la aventura pierde todo su enganche y no le queda nada.

Sin embargo, en estos años han habido varias que lo han hecho muy bien y esto se refleja claramente en la lista.

 

Grim Fandango (1.999)

Creo que, si hay una aventura que me haya me sorprendido por su originalidad ha sido esta. Viendo los pobres resultados que se habían conseguido al pasar las aventuras gráficas a las 3D con ejemplos mediocres de grandes sagas como Monkey Island, Broken Sword o King's Quest debidos en buena medida a que las tarjetas 3D de la época no eran capaces de competir en diseño y belleza con los fondos prerenderizados de las aventuras clásicas y mostraban muchos dientes de sierra y ángulos rectos, apabulla el extraordinario resultado que consiguieron los diseñadores de Grim Fandango al recrear el mundo de Manny Calavera, la Tierra de los Muertos.

La aventura trata de un agente de viajes del otro barrio, Manny Calavera y sus andanzas en el día de los muertos mexicano durante cuatro años. El diseño es una mezcla entre el género negro de las novelas de Dashiell Hammett o Raymond Chandler y el del día de los muertos Mexicano.

Con ese diseño, lo mejor es la historia, plagada de humor y con puzzles muy enrevesados y divertidos. Fue el canto del cisne de las aventuras gráficas. Maravillosas críticas pero ventas escasas, aunque no falta en ninguna selección de aventuras gráficas y es sin duda uno de los mejores juegos hechos para PC. Sin duda la obra maestra de Tim Schafer. En 2015 se publicó un remaster del juego, que no solo permitía alternar entre los gráficos originales y los remasterizados sino que incluía los comentarios del propio Tim Schafer. Fue su estudio Double Fine el que lo remasterizó. Lo bueno es que está en casi cualquier plataforma y así es sencillo poder jugar a esta gran historia.

 

 

The Longest Journey (1.999)

Una aventura enooorme  protagonizada por April Ryan, una muchachita que vive en Stark, un mundo tecnológico, donde estudia arte y que descubre que el equilibrio entre su mundo y otro, Arcadia, dominado por la magia, es cada vez más débil. Sobre ella caerá la responsabilidad, al descubrir que puede viajar entre ambos, de restablecer el equilibrio.

Es una de las aventuras más grandes porque tiene un guión clásico de ciencia ficción a prueba de bombas, unos personajes carismáticos, grandes puzzles y un entorno gráfico muy cuidado. Si le sumas una protagonista fuerte y con un carisma inmenso, sin duda tiene méritos más que suficientes para estar en esta lista. Su duración es enorme pero mantiene el interés todo el tiempo y fue primorosamente publicado en España por FX Interactive con un doblaje de lujo y un precio muy contenido.

Posteriormente se sacó una segunda parte en 2006, Dreamfall, que es una buena aventura gráfica pero no es comparable. Posteriormente su creador, el noruego Ragnar Tørnquist, consiguió financiación en Kickstarter para realizar una tercera parte, The Dreamfall Chapters, que se publicó por episodios entre Octubre de 2014 y Junio de 2016. 

 

 

Syberia (2002)

Esta es la primera aventura gráfica que entra en el top y que no estaba en el anterior, a partir de ahora todas son nuevas aquí. Benoit Sokal era un reputado autor de cómics belga, creador del Inspector Canardo del que ha publicado 24 álbumes, que se pasó a los videojuegos con la historia de Kate Walker, una abogada novata que viaja a la villa de Validyne para cerrar la venta de la fábrica de autómatas Vorarlberg ¿Cómo algo tan increíblemente anodino puede convertirse en una de las aventuras más alucinantes de la historia? Por dos caminos. El primero es la historia principal que hace que Kate Walker tenga que viajar por en pos de Hans Vorarlberg hacia la mítica isla de Syberia, pasando por lugares interesantísimos. Otra cosa interesante es la atmósfera del juego, que tiene una cierta decadencia: los autómatas, el balneario, el centro de lanzamiento de cohetes, entre otros, son lo que quedan de tiempos de grandeza. En medio de todo eso, está el crecimiento personal de Kate Walker. Como todo lo que sucede cambia su vida, su trabajo y la relación con su pareja en uno ejemplo de evolución de un personaje como pocas veces se ha visto. Si le añadimos unos diseños maravillosos, un gran doblaje y un personaje secundario de esos que le dan un valor añadido a un juego como es Oscar, el autómata que acompaña a Kate. Syberia II (2004) es tan buena como la primera y es el cierre de la historia. Sin embargo, en 2017 se publicó Syberia 3 que también merece mucho la pena y que contó con una edición de coleccionista realmente fantástica.

The Walking Dead (2012)

Este sin duda es el juego más revolucionario de la década en el género de las aventuras gráficas. Creador de un subgénero propio con el nombre más tonto de mundo "aventuras narrativas" (como si no fueran narrativas todos los juegos de aventuras) como contaba arriba, estamos hablando de un juego de una calidad superlativa. Basado en el cómic credo por Tony Moore y Robert Kirkman, tiene un guión potentísimo, unos personajes que son un grandísimo acierto, tanto el protagonista, Lee Everett, un convicto negro y Clementine, una niña a la que rescatará Lee. El papel de padre e hija en el infierno y qué valores transmitir, cómo educar a la niña mientras intenta sobrevivir es un punto importante. Otro de los puntos más importantes y que es la clave del juego es la toma de decisiones. El guión y los personajes como digo son muy potentes y hacen que te impliques en la historia hasta el punto de importarte de verdad el destino de los personajes y muchas veces te encuentras en situaciones imposibles que te hacen elegir lo que crees que es, no ya lo mejor, sino lo menos malo. Uno de los grandes poderes del juego es que esas decisiones te llevan a pararte y pensar qué elegir...y a seguir pensando tiempo después si decidiste bien, si no podrías haber salvado a alguien. Esa es buena parte de la magia de este magnífico juego. Disminuye el inventario hasta apenas tres objetos y que se utilizan de forma contextual, los pocos puzzles que tiene son bastante sencillos. Sin embargo, las decisiones, al preocupar tanto las consecuencias, sustituyen bien a los puzzles. Además de los Quick Time Events que dan una nota de emoción y la posibilidad de morir en el juego si te equivocas con el movimiento correcto, a lo Dragon's Lair. Creo que desde King's Quest no moría en una aventura gráfica. Además revolucionó, aunque no sé si para bien, la publicación del juego por capítulos lo que hacía que nos comiéramos las uñas entre un capítulo y el siguiente. El resultado fue un juegazo y una línea nueva de Telltale dedicado a este tipo de aventuras gráficas. Concretamente, de The Walking Dead se publicó después una especie de DLC que se llamaba 400 Days, más flojo.

El juego tendría varias secuelas. The Walking Dead Season 2, entre 2013 y 2014, casi tan bueno como el primero y con Clementine ya como protagonista. The Walking Dead: Michonne (2016), un spin off sobre uno de los principales personajes del cómic y de la serie, bastante más flojo. The Walking Dead A new Frontier en 2017 era el penúltimo juego que se suponía que se iba a cerrar con The Walking Dead The final season en 2018 pero el profético título se llevó por delante a Telltale antes de terminarlo y ahora Skybound Entertainment, la compañía de Robert Kirkman, está finalizándolo. Debería salir el último capítulo que ponga fin a la historia de Clementine en Marzo de 2019.

Si bien, salvo los spinoff, los juegos de la saga han tenido mucha calidad, no se puede decir lo mismo de las siguientes aventuras que publicaría Telltale entre 2012 y 2018, cuando quebró. Los guiones se mantenían interesantes pero cada vez se alejaban más de las aventuras gráficas haciendo desaparecer puzzles, inventario y exploración casi por completo. Las decisiones fueron perdiendo trascendencia. Los QTE se fueron convirtiendo en irrelevantes, aunque fallaras no tenía consecuencias. Las decisiones iban perdiendo trascendencia. De juegos con mucha calidad como The Wolf Among Us basado en el sensacional cómic Fábulas (), a los últimos juegos que se pueden jugar solos hay un abismo. Siguieron basando sus juegos en licencias famosas (Game of Thrones, Guardianes de la Galaxia, Borderlands, Batman, entre otros) pero dejaron de tener interés y las ventas se resintieron hasta llevarlos a la quiebra.

Life is Strange (2015)

Precisamente, ante esa decadencia de aventuras narrativas, un grupo francés, Dontnod, le dio la vuelta al género. Mantuvo lo de personajes increíbles, como son Max Caulfield (sí, como el protagonista de El guardián entre el centeno) y Chloe Price. Mantuvo lo de un gran guión. Una historia nada más y nada menos con viajes en el tiempo, con los dolores de cabeza que puede dar eso. Pero en este caso funciona muy bien y lo más increíble es que es una historia "costumbrista" mezclada con ciencia ficción. Porque Max puede retroceder en el tiempo. Esa mecánica lo cambió todo. La historia es poderosísima, las decisiones realmente cuesta tomarlas porque es imposible no empatizar con Max cuando se enfrenta a decisiones imposibles o sentirte el rey del mundo cuando consigues salvar a una amiga, o quedarte de piedra cuando una decisión a corto plazo fantástica tiene un resultado devastador. El juego coge algunas de las bases de las aventuras de Telltale y las cambia. Si los juegos de Telltale no podían rejugarse pues la supuesta trascendencia de las decisiones se veía que no era tal, en life is Strange es todo lo contrario. Si no estás convencido con lo que sucede puedes rebobinar y probar otra cosa. Además, al contrario de las aventuras de Telltale, la parte de exploración es importante y se mantiene durante todo el juego. También hay multitud de puzzles, muchos relacionados con el uso de los poderes, no muy complicados pero sí ingeniosos. Por último, las decisiones sí que son dramáticas y trascendentes, y los cambios llegan a alterar líneas temporales completas. Además, tiene dos finales y es una decisión realmente trascendental. La libertad que parecía darse en las aventuras de Telltale se da de una manera muy distinta. Diseños, apartado gráfico y banda sonora completaban una grandísima aventura narrativa.

Posteriormente, se publicó una precuela, Before the Storm (2015), protagonizada por Chloe Price, también muy alabada aunque más convencional pues la mecánica del rebobinado en el tiempo desaparecería así como en el resto de juegos. Porque en 2018 se publicó un capítulo gratuito, The Awesome Adventures of Captain Spirit (2018), y continuó la tendencia de buscar otras mecánicas más sencillas y menos trascendentes para la trama siguiendo a un chaval con mucha imaginación por su casa. Era una especie de puente con Life is the Strange 2 (2018-2019), que pierde a las protagonistas del primero sustituyéndolas por dos hermanos, Sean y Daniel Díaz, que han de huir después de que su padre y un policía mueran en extrañas circunstancias. Aquí el juego se vuelve mucho más convencional y carga las tintas sobre todo en ciertos temas de índole moral como el racismo pero quedando las mecánicas bastante abandonadas en el primer capítulo, menos en el segundo, pero siguen sin ser vitales para la trama, aunque todavía quedan tres capítulos y todo puede cambiar. De cualquier manera, siguen siendo juegos con calidad aunque la magia del primero no han podido igualarla.

 

Detroit: Become Human

En el top de 2012 figuraba en la lista Fahrenheit de David Cage. Para este top su puesto ha sido cubierto por este Detroit que me parece aún mejor y más redondo, la obra maestra de su creador y creo que el cénit de las aventuras narrativas. Coge todo lo bueno del género y lo mejora. Una historia más grande que la vida sobre los androides y lo que es ser humano (hay una fantástica película de animación, The Time of Eve que trata muy bien el tema). Tres personajes completamente distintos con su propia historia y forma de actuar. Las tres historias confluyen en paralelo durante gran parte, luego se cruzan, luego se separan, tienen bastante vida propia y esto es debido a la enorme libertad que el jugador tiene. Puedes tomar un montón de decisiones que van a afectar a cómo se desarrolle el juego y cómo termine. De hecho pueden morir los personajes protagonistas. Y te vuelve a importar. Las decisiones vuelven a ser importantes. Pensar antes de actuar vuelve a ser importante. Todo ello con una gran ambientación cyberpunk, un apartado gráfico de infarto y unas grandes interpretaciones de los actores detrás de los personajes. Una obra maestra de la aventura gráfica.

Hasta aquí el top de 2019. En siete años han entrado cuatro aventuras gráficas nuevas y de ser un Top 10 ha tenido que pasar a un Top 11 porque todas y cada una de ellas eran imprescindible y hubiera sido un crimen quitar cualquiera de ellas.

Además, visto lo visto el género de la aventura gráfica es de los más igualitarios en cuanto a importancia de personajes femeninos desde siempre. Para empezar, ninguno es un florero al que rescatar.  Tres de las aventuras están protagonizadas exclusivamente por mujeres (The Longest Journey, Syberia, Life is Strange) , otras dos alternan el manejo de personajes masculinos y femeninos (Indiana Jones and The Fate of Atlantis, Detroit Become Human) y otras tienen como coprotagonista a una mujer aunque no es controlable (The Walking Dead, Broken Sword), quedando solo tres juegos en los que el protagonismo es masculino pero los personajes femeninos tienen importancia. Está claro que en este género lo importante es contar una buena historia y estas once son de las mejores que se pueden encontrar.

Veremos como cambia para el próximo top ¿Habrá alguna aventura gráfica en Realidad Virtual? ¿O será algo tradicional pero buenísimo?¿O algo completamente inesperado? Ojalá haya de todo. Espero que lo veamos en el próximo top.

Saludos fremen.

0