25 de Junio de 2017
Sep
16

Final Fantasy XV Kingsglaive

No se puede decir que no le esté dando oportunidades a Final Fantasy XV para que me guste. Primero las dos demos: no me gustó demasiado la primera y me horrorizó la segunda. Aún así, me gusta el Anime, me suele gustar Final Fantasy así que, a pesar de las críticas que ha recibido la película me lancé a verla sin haberlas leído. No me gusta tener demasiada información pues puede influir, prefiero investigar una vez ya me he hecho una idea.

En este caso yo la he disfrutado mucho, pero no es ni mucho menos perfecta.

Cuando te enfrentas a la película lo primero que te impacta es la calidad de sus imágenes. No es solo que los diseños son bellísimos, con esa mezcla entre actuales y fantásticos, sino que la calidad de la animación es superlativa. Mientras flipas con las imágenes te van contando el enfrentamiento del imperio de Nifleheim con, esencialmente, todo el mundo. Esto en esencia no es muy original, prácticamente es lo que sucede en Final Fantasy VI o en Final Fantasy Type-0. De cualquier manera, no es más que le planteamiento inicial e historias que transcurren en una guerra más que no ser original podría ser un género en sí mismo y lo que importa es que lo que cuenten esté bien. Cuentan las últimas fases del enfrentamiento entre Lucis, que hasta el momento había aguantado contra el imperio de Nifleheim pero que finalmente acuerda una paz con la condición de ceder todos sus territorios salvo la capital y la boda entre el príncipe Noctis de Lucis y la princesa Luna de Tenebrae, ya anexionada por el imperio. En medio de todo ello vemos como Insomnia está protegida por un escudo llamado "nuevo" que procede de la magia del Rey y que ha resistido todos los ataques en 150 años de guerras y paces, aunque hay otro muro llamado "antiguo" que no se usa pero que se activará y es espectacular. A todo esto, los protagonistas de esta historia son dos de los miembros de las fuerzas especiales de Lucis, Nyx Ulric y Libertus que llegarán por caminos distintos a proteger a la princesa Luna.

La historia no es rompedora pero es entretenida, los personajes están bien y hay un interesante contraste entre el héroe de una pieza que es Nyx, que es un arquetipo, y Libertus, que tiene bastante más dudas, se cuestiona el acuerdo de paz, busca otras opciones y llega a ser él mismo un héroe siguiendo un camino menos directo. Luna, a pesar de que esta era una buena ocasión para conocerla mejor, realmente no aporta demasiado.

El emperador de Nifleheim y su Canciller sí que tienen bastante más chicha con caracteres bien definidos y, aunque son malos malísimos, son bastante complejos en la gloriosa línea de los malos de Final Fantasy recordándome el Canciller, lejanamente, a Kefka.

La historia está trufada de enfrentamientos mostrando de manera espectacular los poderes que se han podido ver en la primera demo de Final Fantasy XV y contra una amplia variedad de enemigos con mención especial para los impresionantes y enormes "Carentes".

Aún así, en la parte final de la película, ya empiezan a cansar un poco porque es enfrentamiento tras enfrentamiento. Además, en algún momento las animaciones, impecables casi siempre, se ven como si fueran a cámara rápida creando un efecto raro.

 

 

Nyx - Menudo cochazo Capitán Drautos - Es del príncipe Anuncios dentro de la película. Nyx - Menudo cochazo.  Capitán Drautos - Es del príncipe. Anuncios dentro de la película.

 

 

Una cosa que no me gusta y me saca bastante de la película cada vez que aparece son los coches de la marca Audi. Es en un universo en el que hay magia, no tienen nada que ver con el nuestro, y conducen Audi. Canta mucho y a mí me saca de la historia cada vez que pasa, la verdad.

La música, épica y muy adecuada. El doblaje al castellano es muy bueno, y el doblaje en inglés además tiene el lujo de contar con Aaron Paul (Breaking Bad), Sean Bean (El señor de los anillos) y Lena Hedey (Juego de Tronos).

Hay quien considera la película como una intro de dos horas. No le puedo quitar del todo la razón, aunque en realidad trata otro aspecto como es conocer mejor a Luna que es la prometida a la que vamos a buscar en el juego, y poder odiar ampliamente al emperador y al canciller con buenos argumentos porque, en lugar de que nos lo cuenten, vemos lo que hacen.

Los artífices de esta estupenda película de acción son el productor Hajime Tabata, que dirige el juego Final Fantasy XV, el director Takeshi Nozue que también dirigió la estupenda Final Fantasy VII Advent Children y el guionista Takashi Hasegawa.

Desde luego, la película es recomendable para fans de Final Fantasy y para los que les guste el anime de acción y fantasía. No pasará a la historia porque está un tanto desequilibrada, empieza con mucha fuerza pero quizá se alarga demasiado artificialmente con muchos enfrentamientos que pueden ser redundantes porque, aunque cada uno de ellos es digno de verse, cansa un poco por acumulación. Aún así merece mucho la pena como producto en sí mismo y como generador de hype funciona muy bien pues te da antes de empezar a jugar la motivación adecuada para cargarte al emperador. En mi caso ha funcionado mejor que las dos demos.

Por cierto, tiene huevo de pascua al final de los créditos:

SPOILER

Se ve en el coche a Noctis, Prompto, Gladiolus y Ignis diciendo que van a buscar a la prometida y se les para el coche. La animación es mucho peor porque parece la de la primera demo de Final Fantasy XV, uniendo así la historia de la película con el juego.

Fin SPOILER

Saludos fremen.

0