18 de Octubre de 2017
Feb
14

Diablo III

Categorías: , , ,

Diablo ha sido tan importante en los videojuegos como para crear un estilo propio de Action RPG. Cuando alguien define un juego como tipo Diablo sabemos perfectamente a qué se refiere.

Cuando apareció su tercera entrega en 2012 fue una conmoción pues hacía doce años desde la adorada segunda parte. Un par de años después apareció su expansión, Reaper of Soul que añadía un quinto acto a la historia y un nuevo personaje, el cruzado.

Este año, con motivo del 25 aniversario de la saga decidí que ya iba siendo horita de jugarlo (los anteriores solo los había probado) y procedí a ello, eligiendo el Cruzado como personaje.

 

 

La elección del Cruzado fue bastante meditada porque no me suele gustar rejugar los juegos. Cuando ya me sé la historia no le encuentro la gracia a que me la cuenten otra vez. Teniendo esto en mente, el Cruzado tiene parte de guerrero y parte de mago, por lo que pensé que me daría más variedad para jugar, aunque ahora dudo si no me equivoqué.

La historia comienza con la caída de lo que parece una estrella que luego será el ángel caído Tyrael que, después de devolverle la memoria, nos hablará de la profecía por la cual vendrá la perdición de la tierra.

En cuatro actos iremos avanzando por el intento de conquista de Azmodan y Belial y su intento de conseguir la Piedra Negra del Alma donde están encerrados los grandes demonios y que trae la ruina de la humanidad.

 

 

 

 

Pero ahí estamos nosotros para detenerlos durante cuatro actos en los que atravesaremos catedrales, catacumbas, alcantarillas, mazmorras, desiertos, fortalezas, el infierno, ciudades o el mismísimo cielo enfrentándonos a centenares de monstruos de lo más variado con varios subjefes y jefes finales muy espectaculares. Además, el jefe final es una sorpresa muy agradable.

El diseño es magistral, enormemente variado y riquísimo en detalles, la jugabilidad está muy bien pues tienes seis ranuras en las que activas las habilidades que más te interesen entre un enorme abanico de posibilidades. A eso se suman las armas y partes e la armadura que puedes ir cambiando conforme encuentras mejores piezas. Además, las armas y objetos, pueden ser encantadas y también mejoradas con piedras preciosas.Además hay tres personajes que te pueden cambiar y también puedes ir mejorando a tu acólito. El resultado es que la forma de luchar se personaliza enormemente con la ventaja de que, si no te convence lo puedes cambiar. En cuanto a la IA funciona muy bien tanto en los enemigos como en tu acompañante.

 

 

Un ejemplo del zoom. La verdad es que se usa poco porque estratégicamente es mejor la vista por defecto.

 

 

Gráficamente es muy resultón con una enorme cantidad de efectos y criaturas en pantalla al mismo tiempo y la posibilidad de hacer zoom sin que haya la más mínima ralentización. Es más, renderiza el juego en Ultra HD y luego lo adapta a la salida de la pantalla, en este caso Full HD para que se vea aún mejor y con más detalle. No noto gran diferencia salvo que la nitidez es enorme y los dientes de sierra no aparecen en ningún sitio. También tiene su truco pues son caminos preestablecidos y la interacción con el entorno es bastante limitada. Independientemente de esto, el juego entra por los ojos.

La banda sonora tiene varios temas épicos muy buenos aunque en general pasa desapercibida, está doblado en castellano con un muy buen doblaje.

Además, no es un juego corto, a mí me ha durado casi 18 horas.

Sería el juego perfecto si no hubiese algunas cosas que no me convencen.

El juego hay momentos en que roza lo repetitivo. Las misiones en que hay que eliminar varias torres para que la historia continúe se repite en varias ocasiones. Afortunadamente no tanto como para resultar cansino pero podían haber hecho las misiones secundarias un poco más originales.

 

 

 

 

Jugar con el Cruzado. Es como si jugaras en modo Dios. En el modo normal, te enfrentes a quien te enfrentes no te hace el suficiente daño para que afecte a la salud del personaje. En el modo difícil exactamente igual. Para que os hagáis una idea, no he muerto ni una sola vez en las 18 horas de juego que es la campaña.

De verdad que no lo entiendo. Estamos hablando del modo normal y del modo difícil. Debería tener algún tipo de desafío pero no es el caso, es un paseo en el que decides el mejor modo de masacrar a las decenas y decenas de criaturas que atacan sin que te inquiete en lo más mínimo con quien te encuentres.

Con una dificultad equilibrada en el modo normal, dificultad real en el modo difícil, y una pequeña mejora de las misiones secundarias, el juego puliría esos aspectos que le quedan después de haber sido ya muy pulido en lo distintos parches que Blizzard ha ido sacando.

En definitiva, interesante, pero no recomiendo jugar con el Cruzado, es como jugar un juego chetado. De hecho en Reaper of Souls, lo poco que he jugado por el momento, es igual: la diferencia entre mi personaje y las criaturas que me atacan es tal que ni siquiera bajan mi esfera de salud.

Saludos fremen.

5
Valoración media: 5 (1 voto)

2 Comentarios:

GRAN.

Gran juegazo, muchos de los Rpg-action que salen al mercado deberían de tomar nota de los grandes aciertos de este juego, divertido, entretenido, adictivo, lo tiene todo, un saludo. 

Muy buena entrada

Le pude dar bastante y la verdad que me retrotrajo a mis primeros años con el PC.