20 de Septiembre de 2017
Jul
6

Top 100 Mejores cómics de la historia... o que a mí más me han gustado (I)

Categorías: , , ,

Este Top en buena medida es para aliviar mi conciencia. Recientemente he participado en la iniciativa Los comics de Zona Delta, en la que había que enviar una lista con 20 cómics. La he enviado pero ¿Veinte cómics? ¿En un arte que lleva más de un siglo? Desde 1.895 hasta 2.016 hay una cantidad inmensa de cómics de los cuales han surgido muchos más que veinte grandes cómics. También muchos más que 100 pero ya es una lista más representativa. He excluido de esta lista el manga que ya tuvo su  oportunidad en otra iniciativa de Zona Delta. Esencialmente es una lista de cómic occidental:  Norteamericano,  Europeo e Hispanoamericano.

No van en orden, todos son muy buenos y tienen cosas que los hacen destacar sobre la mayoría, una gran historia, un dibujo sensacional o ambos, aunque desde ya aviso que prima la historia sobre el dibujo. En cuanto a géneros, hay de todo, de cómic político a superhéroes, de cómic histórico a fantástico, de ciencia ficción a religioso.

La divido en dos partes por no hacerla demasiado larga pero espero que o guste y encontréis algo que os pueda interesar cuando queráis leer un buen cómic.

Punk Rock Jesus

De Sean Murphy.  Es un cómic de ciencia ficción que narra la segunda venida de Cristo desde un punto de vista muy original y a partir de ahí todo se dispara.

Swamp Thing

De Alan moore, Stephen Bissette y John Totleben. Cuando Alec Holland se convirtió en un hombre que tenía el aspecto y los poderes de una cosa del pantano, fue aterrador e interesante, pero cuando Alan Moore lo cambió todo con Lección de Anatomía, el cómic de terror no volvió a ser el mismo.

Watchmen

De Alan Moore y Dave Gibbons. La obra maestra de Alan Moore, el mejor cómic de Superhéroes de la historia, influencia a partir de los ochenta de todo el cómic de Superhéroes y en buena medida generador de la ola de superhéroes casi psicópatas de los 90.

Thorgal

De Grzegorz Rosinski y Jean Van Hamme.  Thorgal es un vikingo distinto con una visión de la vida que choca frontalmente con sus compañeros y muchas veces incluso con los dioses. Sus aventuras maravillosamente dibujadas y desbordantes de imaginación, aventura, fantasía y humanidad lo convierten en el mejor cómic de fantasía que haya leído.

Batman The Dark Knight Returns de Frank Miller

La resurrección de Batman potenciando en su faceta de detective obsesionado con la justicia sorprendentemente surgió de este cómic que narra los hechos años después de que los superhéroes hayan desaparecido. Sin duda la obra maestra de Frank Miller en que la historia y la manera tan televisiva de contarla cambiaron la dirección de este icono de los superhéroes y del cómic en general.

Daredevil de Frank Miller

Es conocido el caso de que a Miller, un recién llegado, le dejaron el cómic para que hiciera lo que quisiera pues estaba al borde de la cancelación. El resultado sigue siendo brillantísimo y la historia del abogado ciego defensor de la cocina del diablo sigue teniendo la misma fuerza que entonces. Destaca su narrativa y su madurez, aún más en una época en que aún los comics tenían que llevar el sello del comics code.

V de Vendetta

De Alan moore y avid LLoyd. Otra obra maestra en la que un héroe sin rostro y con una máscara se enfrenta a una supuesta sociedad segura que esconde una férrea tiranía. Un canto a la libertad muy influenciada por thatcherismo de la época que sin embargo, para nuestra vergüenza, sigue vigente.

Sandman

Sandman

De Neil Gaiman y Sam Kieth, Mike Dringenberg, Kelley Jones, P.Craig Russell, Jon J. Muth, Michael Zulli, Teddy Kristiansen, Chris Bachalo o Charles Vess entre otros.

Antes dije que Thorgal es el mejor cómic de fantasía que he leído, pero en realidad esa afirmación hay que matizarla pues Sandman compite claramente por ese puesto. La historia del dios del sueño, Morfeo, atrapado por un hombre y todo lo que se desarrollará durante 75 gloriosos números, aparte de ser magistral de por sí, era una de las escasas oportunidades de leer un buen cómic en los años 90. Una auténtica joya, como sus novelas gráficas.

El incal

De Alejandro Jodorowsky y Moebius.

Solo Moebius podría haber llevado las ideas de un mundo futuro que bullían en la caótica mente de Alejandro Jodorowsky. Un cómic apasionante, divertido, pleno de aventuras y de personajes extraños que realmente parecen del futuro porque piensan y actúan de formas sorprendentes pero que, en su sociedad y contexto, les parecen normales. Un cómic interesantísimo y de los mejor dibujados que se puedan leer.

Conan de Roy Thomas y Barry W. Smith

Buenas historias del bárbaro que con sus sandalias hollaría los tronos más poderosos de Hyboria hay muchas pero la etapa de Barry Windsor-Smith es especialmente afortunada porque pasa de la influencia de Jack Kirby a evolucionar hacia el prerrafaelismo convirtiendo las adaptaciones de las novelas de Robert E. Howard en auténticas obras de arte.

X-Men Claremont y Byrne

La mejor etapa de la Patrulla-X, nunca igualada, lo convirtió en el cómic más interesante de finales de los 70 y principios de los 80. Los dos autores, en plena forma creativa dieron lugar a  sagas míticas como La Saga de Fenix Oscura o Días del futuro pasado, pero hubo muchas más. Un grandísimo cómic de superhéroes.

Flash Gordon de Alex Raymond

La lucha de Flash Gordon contra el malvado emperador Ming es de sobra conocida pero no hubiera llegado a ese reconocimiento sin los increíbles lápices de Alex Raymond, un dibujante sin parangón que fue capaz de crear un universo poblado de todo tipo de civilizaciones y criaturas. Un viaje de aventuras en el espacio de una fuerza colosal.

El príncipe Valiente de Harold Foster

Coetánea a Flash Gordon, el Príncipe Valiente es la otra gran serie de aventuras pero que narran la historia de Val, hijo de rey de Thule, en la época del Rey Arturo. Es una serie a la que se achaca un cierto estatismo en el dibujo y por la ausencia de bocadillos con diálogos, pero el virtuosismo del dibujo y la composición de página junto con las interesantes historias la convierten en uno de los mejores comics de aventuras.

Paracuellos

De Carlos Giménez. Tiene muchos cómics magníficos como Los Profesionales pero Paracuellos es especial porque cuenta la vida en el orfanato de Paracuellos con un sentido del humor y una ternura que, siendo mucho menos estridente, me recuerda a "La vida es bella". Una obra maestra, puede que el mejor cómic patrio.

Maus

De Art Spiegelman. Cuenta la historia del padre del autor en la segunda guerra mundial pero representados por distintos animales. Eso ayuda a aligerar una historia muy dura pero imprescindible entre otras cosas porque no cae en los tópicos sino que los personajes tienen también sus miserias y sus virtudes, siendo de lo más real a pesar de ser ratones, gatos, cerdos o perros.

Fábulas

De Bill Willingham y Mark Buckingham.

Una maravilla de cómic que coge a las Fábulas y personajes de cuento se trasladan a nuestro mundo huyendo de los suyos. La idea es muy buena y ha inspirado al menos una serie de televisión. La historia es muy imaginativa y funciona muy bien, así como el dibujo que es muy detallado y adecuado.

Predicador

De Garth Ennis y Steve Dillon. Uno de los cómics más irreverentes, divertidos, procaces y apasionantes que he leído. Garth Ennis trata temas religiosos y de la estupidez humana con la misma sátira violenta y exagerada que funciona genial. El dibujo de Steve Dillon va al pelo y la portadas de Glen Fabry quizá no peguen con el dibujo del interior pero son magníficas.

Animal Man

De Grant Morrison y Chas Truog. Con este cómic Grant Morrison demostró lo que era capaz de hacer. Cogió un superhéroe semidesconocido e hizo un cómic que rompía y adaptaba todas las normas del cómic de superhéroes, incluida la ruptura de la cuarta pared. Muchos años antes lo había hecho Miguel de Unamuno con Niebla, pero en el cómic no se había visto apenas el uso de estos recursos. Es la demostración palpable de que se puede hacer un gran cómic a pesar de lo vulgar del dibujo. Las portadas de Bolland son sublimes.

Doom Patrol

De Grant Morrison y Richard Case.

Es curioso que el dibujante no consiguiera gran reconocimiento pero, en mi opinión, tiene un mérito enorme trasladar las ideas surrealistas de Morrison con tanto talento. La Patrulla Condenada había sido un remedo en DC de los X-Men hasta que cambiaron y empezaron a enfrentarse a enemigos como la Hermandad DADA, El culto del libro no escrito o El cuadro que se comió París. El resultado es muy satisfactorio. Las historias son surrealistas pero tienen una lógica propia. Merece mucho la pena.

Transmetropolitan

De Warren Ellis y Darick Robertson. Un cómic que crea un personaje icónico como Spider Jerusalem, un periodista sin clientelismo alguno y que cuenta lo que ve y como lo ve a pesar de todo. Esto en manos de Ellis significa mucha mala baba y un sentido del humor muy cáustico.

Persepolis

De Marjane Satrapi.

La vida de Irán a través de los ojos de una niña que ve la caída del Sha de Persia y el ascenso de los ayatolahs y como los cambios van afectando a su familia y a su vida.  Es muy interesante por lo que cuenta y por ver cómo era la vida en un país tan cerrado a occidente como Irán.

Kingdom Come

De Mark Waid y Alex Ross. La respuesta de DC al espectacular éxito de Marvels fue esta historia de nuevos héroes y su enfrentamiento a los héroes tradicionales por los nuevos métodos. Una reflexión sobre qué significa ser superhéroe genialmente pintada por Alex Ross.

Astro City

De Kurt Busiek y Brent Anderson. Cuenta las historias de los habitantes de Astro City, una ciudad en la que la mayoría tiene poderes. El enfoque más humano de las historias, dejando un tanto de lado los enfrentamientos épicos, da un tono muy distinto a lo habitual en el cómic de Superhéroes.

Marvels

De Kurt Busiek y Alex Ross. Este cómic fue una bomba cuando salió. Con el magistral dibujo de Álex Ross cuenta a través de la perspectiva de un humano normal, en este caso un periodista, los momentos más importantes del universo Marvel. Es toda una experiencia ver la invasión de Nueva York o la aparición de Spiderman desde el hombre de a pie. La historia es interesantísima, no es solo el magistral dibujo.

Y the Last Man

De Brian K. Vaughan y Pia Guerra

Impresionante historia en el que el protagonista es el único hombre superviviente a algo que mató a la población masculina del mundo. Ser el último hombre se revela de lo más interesante y no un sueño, precisamente, hay de todo.  Buen dibujo de Pia Guerra.

Liga de los hombres extraordinarios

De Alan Moore y Kevin O'Neill

Los Vengadores de la época victoriana, o más bien Agentes de Shield.  Una maravilla de cómic repleto de imaginación en el que personajes de la literatura de la época forman un grupo para detener las amenazas que se ciernen en el mundo. El dibujo no es el mejor, es muy particular aunque efectivo pero el guión está muy bien. El cómic tuvo como consecuencia una horrible película, realmente vergonzosa, y una hija bastarda, una serie, la maravillosa Penny Dreadful que coge la misma idea y la pasa por el filtro del terror gótico.

Top Ten

De Alan Moore y Gene Ha

Ser policía en un mundo de superhéroes y con el talento inmenso del guionista para contar historias. Es casi tan buena como Astro City.

Criminal

De Ed Brubaker y Sean Philips.

Criminal es uno de los mejores cómics de género negro y en general una de las mejores representaciones del género negro en cualquier medio audiovisual. El dibujo basado en la mancha y la tinta, en las sombras y el negro, es perfecto para la ambientación de unas historias durísimas, sorprendentes y originales. Toca los clichés del género pero les da las suficientes vueltas para que no se le vea el truco y sean historias muy potentes.

Parker

De Darwyn Cooke.

Un dibujante maravilloso, con un estilo cartoon que utiliza asombrosamente bien para adaptar las impresionantes novelas de Richard Stark (alias de Donald E. Westlake) dedicadas a Parker, un ladrón muy duro pero, al contrario que la mayoría de los personajes del género negro que son más bien violentos que inteligentes, este es el revés, piensa la mejor forma de hacer las cosas, aunque a veces esta sea la más despiadada, pero evita el ser violento por ser violento. Cada uno de los cuatro volúmenes son oro puro.

Planetary

De Warren Ellis y John Cassaday

Disfrazado de cómic de superhéroes, en realidad hace un repaso por los mitos del siglo 20 con historias de todo tipo. Un gran cómic con un increíble dibujo de John Cassaday.

Tintin

De Hergé.

El cómic de aventuras por excelencia, en el que el periodista del Petit Parisien Tintín recorre el mundo cámara en mano con la compañía de su terrier Milú y del Capitán Haddock viajando desde el centro de la tierra hasta la luna. Un cómic inolvidable e imprescindible, su dibujo, ejemplo de la línea clara, difícilmente ha sido igualado.

Asterix

De Albert Uderzo y René Gosciny

Es uno de los comics más divertidos, entretenidos y mejor dibujados del cómic europeo. Las andanzas de los dos miembros más famosos de la pequeña aldea gala que resiste, ahora y siempre, al invasor los lleva a visitar todos los confines del mundo con geniales parodias de los países a los que van.

Rip Kirby

De Alex Raymond

Un magnífico cómic de detectives, con claras influencias de Dashiell Hammet en la ambientación y los personajes y de Agatha Christie en el estilo de resolución de los casos.

Blake and Mortimer

De Edgar P. Jacobs. Otro de los más distinguidos representantes de cómic de aventuras y de la línea clara. Jacobs fue colaborador de Hergé pero fue cuando empezó a narrar las historias del Profesor Mortimer, arqueólogo y del Coronel Blake, fue cuando dio lo mejor de sí, con algunas de las mejores historias de aventuras, de una ambición sorprendente. Uno de los mejores ejemplos es "La marca amarilla", sobre el dominio del mundo.

Calvin and Hobbes

De Bill Watterson. Las aventuras de un niño, Calvin y su tigre de peluche para los demás son la mejor tira de prensa que haya leído nunca. Original y divertida como pocas.

Blueberry

De Jean-Michel Charlier y Jean Giraud.

Las aventuras del Teniente Mike Blueberry cuentan la historia de este oficial sudista después de la guerra de secesión y muestran una visión mucho menos épica y más desencantada del oeste americano, más en la línea del western concienciado y crepuscular que empezaba a darse también en el cine. Que el dibujo es maravilloso, siendo Giraud el dibujante, no es una sorpresa, pero los guiones no desmerecen en nada.

El Cid

Antonio Hernández Palacios es uno de los mejores dibujantes que ha dado e cómic patrio y eso son palabras mayores. Su tetralogía del Cid, bellamente editada por Ikusaguer y reducida de tamaño por Ponent Mon en su integral, cuenta las aventuras del Cid de forma muy amena pero también con un interés en el detalle histórico muy de agradecer. El estilo barroco, casi puntillista, y pleno de detalles de Palacios es sensacional pero su aplicación del color le hace destacar aún más.

Blacksad

De Antonio Díaz Canales y Juanjo Guarnido. Un cómic de género negro con animales antropomorfos como protagonistas de la historia. Buen cómic de género con un dibujo superlativo.

Batman de Neal Adams y Dennis O'Neil

Esta etapa es una de las mejores de la larguísima trayectoria del que es el mejor cómic de superhéroes. Sin duda alguna, Batman es la colección con más etapas magistrales y entre ellas brilla con luz propia esta en la que las sagas, desde el enfrentamiento con R'As Al Ghul al que seguramente sea el mejor enfrentamiento con Dos Caras e historias con personajes menos conocidos pero que rozaban el terror. Una etapa inolvidable.

Liga de la Justicia Internacional

De Keith Giffen, Jean Marc DeMatteis, Kevin Maguire y Adam Hugues. El cómic de superhéroes más divertido de todos los tiempos y un cómic fundamental dentro del cómic de Superhéroes. En plena fiebre del "Dark and Gritty" de los superhéroes, una colección tan importante como la Liga de la Justicia se convierte en una sitcom y sin abandonar las grandes aventuras. Al hilo del éxito de la serie se publicó la Liga de la Justicia Europa, también muy divertida.

Tarzan de Burne Hogarth

A Burne Hogarth se le denomina el Miguel Ángel de cómic por su increíble dominio de la figura humana y con las aventuras que narró de Lord Greystoke firmó la mejor etapa de un personaje que ha tenido otras etapas gloriosas como las de Hal Foster o Russ Manning.

Wonder Woman George Pérez

La primera cabecera importante que llevaba el genial dibujante tanto el guión como el dibujo resultó ser un rotundo éxito. Apoyándose en la mitología griega consiguió un cómic épico, humano y muy interesante , lo que unido al maravilloso dibujo que tiene dejó una joya como Wonder Woman no ha vuelto a tener.

Shang Chi

De Doug Moench y Paul Gulacy. Artes marciales y espías fue la clave que eligieron los autores para hacer un cómic de aventuras muy deudor de las películas de James Bond y de las de Bruce Lee que causaban furor en la época.  Espías y artes marciales, una combinación muy entretenida y muy bien dibujada.

The Spirit

De Will Eisner el cuál revolucionó el cómic con su forma de narrar, su composición de página, la fluidez de su dibujo  y la integración de los títulos en la página haciéndola parte del fondo.  Las aventuras de un detective enmascarado, The Spirit, es tratada con mucho sentido del humor y lo hacen un cómic divertido de leer y muy interesante en la forma de contar cada historia.

Contrato con Dios. La vida en la avenida Dropsie.

De Will Eisner. Cuando dejó The Spirit, Eisner quiso contar historias más reales y humanas y lo que sucedía en la avenida Dropsie, en un edificio de pisos baratos, un "tenement", fue la base para ello. Cada historia es una obra maestra que transmite las emociones, los sentimientos, las ambiciones y los deseos de la gente, en general judíos llegados hacía unos años,  en una época muy difícil para todo el mundo,  la de la gran depresión. Pero todo esto no es más que un telón de fondo, lo interesante es la vida de cada una de estas personas que parecen tan anodinas vistas desde lejos y que son apasionantes cuando se retratan con semejante habilidad.

Viaje a Tulum

De Federico Fellini y Milo Manara cuenta una historia surrealista en el que Marcello Mastroianni, el alter ego cinematográfico de Fellini hará un viaje surrealista a Tulum, todo ello dibujado por Manara, uno de los mejores dibujantes europeos pero muy dedicado al erotismo, es este caso hizo una excepción, aunque mujeres bellísimas hay en el cómic, y el resultado en excelente.

Gotham Central

De Greg Rucka, Ed Brubaker y Michael Lark.

Coge a los dos mejores guionistas de los últimos tiempos de Batman. Coge al maravilloso dibujante de Terminal City o La escena del crimen. Coge la comisaría de Gotham City con el comisario Gordon, Bullock, René Montoya y compañía y empieza tu propia Hill Street Blues. El resultado es una joya en un tour de force sensacional entre ambos guionistas al que asiste y mejora Michael Lark.

Corto Maltés

De Hugo Pratt. El maestro máximo de la mancha, el argentino Hugo Pratt creó un marinero aventurero con alma de poeta que recorre todo el mundo. Las historias son interesantes y evocadoras y el dibujo es en buena parte culpable de esa atmósfera que se crea.  Uno de los mejores y más completos cómics de aventuras.

Dylan Dog

De Tiziano Sclavi.

Dylan Dog es un detective de lo paranormal y con ayuda de su ¿ayudante? Groucho se enfrenta a todo tipo de casos. Sclavi lo creó con gran parecido a Rupert Everett y en sus historias se mezcla el horror y el gore con el humor más divertido. El talento para unir ambas facetas y que todo encaje es considerable.

Xenozoic Tales De Mark Schultz. Un magnífico cómic de aventuras con un dibujo realmente impresionante que cuenta las aventuras de Jack Tenrec un mecánico en un futuro postapocalíptico en el que vuelve a haber dinosaurios.

Hasta aquí la primera parte de la lista. En breve la segunda.

Saludos fremen

5
Valoración media: 5 (1 voto)

2 Comentarios:

Esta es una de las listas

Esta es una de las listas más completas que he leído en gamefilia hasta he llegado al punto de hacer una lista con todos los comics que seguraemnte me comprare, de todas formas, gracias dios Atreides.

Hola Explosiones Me

Hola Explosiones

Me alegra mucho que te haya gustado. En breve habrá segunda parte con comics que me gustaron tanto como estos. 

 Saludos fremen.