16 de Noviembre de 2018
Dic
2

Sin City 2: Una dama por la que morir

Categorías: , ,

 

 

Han pasado nueve años desde que Robert Rodríguez y Frank Miller realizaron la película de Sin City. Una película que tenía una forma muy original de contar la historia de la ciudad de Basin City y sus peculiares habitantes, en un blanco y negro con impactantes realces puntuales en color. Le película tuvo bastante éxito tanto de público (más de 150 millones de dólares para una producción de menos de 50 millones) como de crítica pero su continuación sorprendentemente no ha llegado hasta ahora.

 

La película cuenta con un espectacular reparto de actores que además se muestran entregados en sus papeles. Como en la anterior, y para mí es una pega, adapta varias historias y ni todas tienen la misma fuerza ni conforman entre ellas una historia completa aunque el intento existe.

La historia principal, Una dama por la que matar, es la adaptación del comic "Sin City: Moriría por ella"

Una dama por la que matar

El protagonista se supone que es Dwight interpretado por Josh Brolin y no por Clive Owen como en al primera, haciendo un buen papel. Pero qué va, ni Dwight, ni el propio Marv (Mickey Rourke) pueden aguantar en la misma pantalla cuando aparece Ava. Ava en el comic tiene los rasgos de Marlene Dietrich, pero ni la misma Marlene Dietrich hubiera puesto una pega a la interpretación de Eva Green, sin duda lo mejor de la película. Es verla aparecer en pantalla y cortarse el aliento. Entiendes que un tipo tan de vuelta de todo como Dwight se enrede en esa historia venenosa. Es sin duda una magnífica historia y es acompañada de tres historias cortas más.

Otro sábado por la noche

La primera, con la que empieza la película, "Otro sábado por la noche", la protagoniza Marv, con un mal día cualquiera. Mal día en realidad para unos universitarios con ganas de hacer fogatas con borrachos.

 

The long bad night

La otra historia corta es "The long bad night". Como con la anterior historia, Joseph Gordon-Levitt está muy bien en su papel de jugador afortunado que se enfrenta al dueño de Sin City, pero en esta historia, que deja bastante mal sabor de boca, en cambio sirve para presentar al Senador Roark, con una espeluznante interpretación por Powers Boothe (Deadwood) un actor extraordinariamente dotado para hacer villanos creíbles y temibles. Como anécdota, aparece Lady Gaga en un pequeño cameo y no, no dan ganas de matarla.

El último baile de Nancy

Por último, el último baile de Nancy cuenta la historia de Nancy (Jessica Alba) después del suicidio de Hartigan (Bruce Willis) en la primera. Con la ayuda de Marv decide tomar venganza contra Roark. Esta historia ese supone que es el climax de la película, pero a mí me parece la parte más floja. Jessica Alba clava el personaje de Nancy en las dos películas, pero cuando llega aquí tiene que hablar e interpretar y le cuesta mantener el personaje. Aún así es muy guapa, y hay violencia desatada, el espíritu de Hartigan apareciéndose y dando consejos que no oye nadie (segunda película en la que Bruce Willis hace de fantasma) salvo en cierto momento clave en un Deus Ex Machina facilón e innecesario, aunque a lo mejor sirve como redención de Hartigan.

La película es una adaptación magistral del comic, con diálogos y e incluso viñetas idénticas. Miller es un autor muy cinematográfico, por lo que queda muy bien, pero la película es tan deudora del cómic que, si bien muestra todo lo positivo del mismo como esos personajes contundentes, más grandes que la vida, o directamente repulsivos, una voz en off que transmite muy bien los pensamientos y motivaciones de los protagonistas y es un clásico en el género negro, y todas las dosis de violencia espectacularidad y erotismo del comic, en cambio también tiene algunas pegas asociadas a su fuente.

Para empezar, Sin City, el tomo original es una obra maestra, una narrativa y forma de dibuajar rompedoras, una gran historia , a la altura de las mejores obras de Miller.

El problema es que a partir de ahí, el nivel del comic fue bajando hasta quedarse en la fórmula pero perder la pasión y el alma de las primeras historias.

Se hacen grandes películas de historias mediocres pero ante una adaptación tan fiel con diálogos, planos y encuadres sacados directamente del comic, en este caso la película vale tanto como el cómic en que se basa.

Moriría por ella es una gran historia en el cómic y en la película podría haber pasado de gran historia a típica historia de mujer fatal dependiendo de la interpretación del personaje de Ava, porque es el que da todo el sentido a la historia. En este caso funciona muy bien porque Eva Green está impresionante. De hecho, esto se ve en El último baile de Nancy, de haber sido un final brutal e impresionante decae un poco porque la historia es más floja y Jessica Alba tampoco consigue salvarla. En definitiva, las demás historias no tienen el mismo peso y hacen que el interés por el resto decaiga un poco.

Además, el que sean historias originalmente separadas, aunque se intente crear una sola historia con ellas cuatro en realidad no funciona porque es un intento a medias. En Pulp Fiction, por ejemplo, se contaban varias historias al tiempo que se cruzaban, pero aquí ese cruce es endeble y se produce apenas una o dos veces siendo al final como una sucesión de historias completas, de capítulos de series distintas, aunque algún personaje coincida.

También influye que el factor sorpresa ya no existe. Es tremendamente injusto. La forma de contar la película solo la había visto en la anterior y en The Spirit (de infame recuerdo, la verdad), pero es un hecho que esa forma tan impactante, de verse por primera vez, hubiese destacado y hubiera tapado las pequeñas pegas o fallitos, que aquí han quedado más al desnudo.

En mi opinión, es una película muy recomendable con buenas historias de género negro, grandísimos actores, acción, violencia y erotismo.

Pero es mi opinión, ha sido un tremendo fracaso en taquilla en USA y en el resto de países del mundo en que se ha estrenado recaudando en total unos 40 Millones de dólares, mientras el coste está más cercano a los 70 Millones. Además, los productores se han declarado en quiebra, con demanda por parte de Robert Rodríguez incluida porque ha tenido que poner él dinero para pagar a parte de los que han trabajado en la película.

El caso es que no hubo casi campaña publicitaria ¡con semejante reparto!, se estrenó al tiempo que el mega éxito que ha sido Guardianes de la Galaxia y en mi modesta opinión, dejaron pasar demasiado tiempo para hacerla.

Sin City era un comic con éxito y prestigio cuando se lanzó y con una estética rompedora y buena historia cuando salió la película. Nueve años después, Sin City lo recuerdan los aficionados al cómic y la película es de la década pasada. Sin campaña publicitaria, no se vende con facilidad a pesar de los espectaculares carteles que se han visto y de la polémica con el cartel censurado de Eva Green.

Fruto de semejante desastre económico, parece que no llegará a España más que en vídeo y sin doblar, algo increíble para una producción de primer nivel como esta.

Pero fracaso o éxito comercial, al final lo que importa es la calidad de la película y la tiene, la recomiendo para fans de Miller, del género negro y de Eva Green, que luce toda su belleza por exigencias del guión.

Saludos fremen.

5
Valoración media: 5 (1 voto)

1 Comentario:

No

No la he visto, y por lo que dices, no se si sera recomendable verla, si en EE.UU ha fracasado ya lo dice todo, pero como siempre digo para gustos los colores, la primera no me acabo de convencer, pero veo que esta segunda entrega hay tias buenorras, que seguramente sea lo mas interesante del film, un saludo.