22 de Octubre de 2018
Oct
18

Quemar después de leer, la madre que nos parió

Categorías: ,

Hacía tiempo que no entraba al cine sin saber lo que iba a ver. Siempre que pasa eso, suelo comerme un truñazo de oso pardo de un tamaño considerable. Aunque cierto es que el reparto daba confianza y los directores, al menos, eran famosos, sentía miedo. Miedo de salir del cine con 6 euros menos y con un sabor de boca un tanto desagradable. Quizá a los más puristas les parezca un sacrilegio, pero lo único que había visto de los hermanos Coen era 'No es país para viejos', y no del todo. Y según he leído después, 'Quemar después de leer' se parece más a su cine anterior. Lo que me lleva a admirarles, porque un sin sentido tan bien resuelto como es esta película no se ve todos los días.

Un maniático metido en la cama con un cubito de hielo pelirrojo

 

Ya desde que comienza la película, uno se da cuenta de que la cosa empieza de forma un tanto extraña, y en principio puede llegar a hacernos temer que la hemos vuelto a cagar al elegir qué película ver. La reacción de Ozzie (John Malkovich) porque le quieren trasladar no parece de una persona muy comedida o prudente. La reacción de su asquerosa simpática mujer Katie (Tilda Swinton) al saber que su marido dimite, tampoco parece muy comedida. Mientras, su abogado parece que está deseando que Katie deje sin un mísero dólar a su marido Ozzie. También vemos que el amante de Katie, Harry (George Clooney), es un obseso sexual y un maniático. Está casado y engaña a las dos con una cuarta, con una quinta, con una sexta... Y por último tenemos a dos encargados de un gimnasio, Linda (Frances McDormand) y "Chaaaad" (Brad Pitt), gente sin ningún tipo de fundamento ni de escrúpulos (una por obsesiva y otro por gilipollas), que entrarán en escena al encontrar cierta información.

Una vez presentados a los protagonistas, la cinta comienza a mezclarlos de una forma que roza lo absurdo. Cada personaje empieza a tracamundear lo que sucede a su alrededor. Una forma un poco extrema de presentarnos cómo hacer de algo sin importancia un mundo, por pura idiotez. No espereis 'Quemar después de leer' como una comedia con gracias al uso, o con situaciones evidentemente cómicas. Su humor ácido y sus escenas inverosímiles se encuentran en las actuaciones de unos hipotéticos habitantes de EEUU que están totalmente integrados en la sociedad pero que realmente no tienen nigún tipo de razonamiento lógico, ni siquiera medio normal, a muchas de las decisiones que toman.

Chad, haciendo que piensa


Diría que todos los actores principales lo bordan. Y destacaría sobre todo a Brad Pitt haciendo de Chad. Su personaje de tontucio inconsciente y musculoso de gimnasio os enganchará, y tiene unos cuantos puntazos. Estad atentos sobre todo a cierta escena dentro de un coche y supuestamente negociando y chantajeando. Increíble. George Clooney es otra de las caras protagonistas. Su papel de maniático, falsamente simpático y manitas con ciertos regalos (xD), está bien llevado, aunque quizá un pelín sobreactuado. Como tercera protagonista tenemos a McDormand en su personaje de Linda. Que en principio os podrá caer bien, pero casi terminará siendo, gracias a su estupidez, la más asquerosa de todos. John Malkovich tiene un poco menos de peso, pero es quizá, junto con Pitt, el que mejor recrea a su personaje. Mucha mala leche. Su mujer Katie es un personaje frío, calculador y repelente, y está llevado de forma muy correcta por Swinton.

Como no podía ser de otra forma, y con unos personajes tan imprevisibles, la película sorprende con algunas escenas de violencia que uno en principio no se espera. Son un par de momentos puntuales que contribuyen aún más a descolocarnos y a la vez meternos dentro de la tremenda bola en la que se está convirtiendo el argumento. Según pasa el tiempo, esa bola se va haciendo más y más gorda hasta que la cinta nos vuelve a situar en las oficinas de la CIA, cuando un agente va a dar parte de los acontecimientos, a los que hemos ido asistiendo en la película, a su superior (Jonhatan Simmons, el mismo actor que interpreta al director del periódico de Spiderman). Entre los dos resumen en un diálogo todo lo que ha sucedido, en unos 7 minutos finales tremendísimos, que harán que acabeis la película partiéndoos de risa y diciendo "Maaaaadre mía", con un tono totalmente incrédulo.


Ted, el jefe del gimnasio, se verá en medio de todo el lío por tonto


Ésta es una película distinta. Es una comedia distinta. No estamos ante un cómico alrededor del cual gira la trama. Es la propia trama la que nos pone a unos personajes pretendidamente realistas que en realidad son un disparate. Una red de decisiones tomadas por unos inconscientes que se montan su propia historia para sacar algún provecho o únicamente por matar el tiempo. Si os digo la verdad (para eso estoy escribiendo esto) tampoco es que 'Quemar después de leer' me pareciese una grandísima película, pero sí me gustó. La trama concluye de aquella manera, ya que el final, que como os digo es muy bueno, no nos muestra cómo se resuelve todo el entramado que se ha ido tejiendo. De todas formas se agradece que los hermanos Coen se hayan currado una historia de este estilo. Por eso sí, yo os la recomiendo, aunque sólo sea por algunos buenos ratos que seguro que vais a pasar.

Dirección y guión: Joel y Ethan Coen.
País: EEUU.
Año: 2008.
Duración: 96 min.
Género: Comedia, sin sentido.
Interpretación:
Brad Pitt (Chad Feldheimer), George Clooney (Harry Pfarrer), Frances McDormand (Linda Litzke), John Malkovich (Osborne Cox), Tilda Swinton (Katie Cox).

5
Valoración media: 5 (4 votos)

6 Comentarios:

El caso es que por el

El caso es que por el trailer ya parecia interesante (humor surrealista con actores conocidos!), y si dices que es tan buena habrá que verla si o si. Gracias por la critica!

Yo tengo una logica......

Yo tengo una logica......

Si esta bratt pitt = buena

tambien funciona con : De Niro, Al Paccino , Tom Hanks ETC.

 

un saludo

 

Buen aporte

La he visto

Es lo que comentas. Tiene una primera media hora lenta que te deja pensando "¿en que peli truño me he metido a ver? Tenía que haber ido a ver Santos...", hasta que de repente aparece Frances McDormand e invade toda la pantalla. En ese momento la película da un giro insospechado y lo que era un drama átipico se convierte en una comedia absurda en la que a hasta el personaje más serio (Ozzi) se le acaba yendo la olla, amén de ese Chad interpretado por Brad Pitt que de solo verlo ya te partes.

Usa la misma lógica de Fargo, como algo que no podía salir mal, acaba como el rosario de la aurora, y la única que se libra es nuestra querida y egoista Linda.

P.D.: El señor Cabronsky... LMAO

¡Qué grandes las dos

¡Qué grandes las dos escenas en las oficinas de la CIA reportando lo sucedido a un superior! Todo el cine partiendose de risa. Además te hace plantearte si este tipo de cosas suceden cada día, con gente que tiene tanto poder (los espías) sobre los ciudadanos de a pie.

Jeje, esta ha sido una de

Jeje, esta ha sido una de las peliculas que vi la semana pasada y que he metido en una nueva seccion. Si no te importa: te has currado la critica y me gustaria enlazarla a la mia, ya que apenas comento sobre esta y paso de largo, asi la informacion de mi entrada seria mas completa, pero mejor preguntar antes de enlazar xD

Saludox

Por supuesto que puedes

Por supuesto que puedes enlazarla, faltaría más. Smile