15 de Diciembre de 2018
Ene
30

Cine: Clerks

Categorías: 
 



Argumento: Dante Hicks es un empleado de una decadente tienda que un día se encuentra con el entuerto de tener que abrir y despachar a los clientes en un día festivo para él. La situación pasará de ser un pesado día de trabajo, a una surrealista debacle de sucesos a cada cual más embarazoso, a medida que van apareciendo otros personajes, como es el caso del encargado del videoclub, Randal, Jay, bob el silencioso, su actual novia Veronica, o su ex, Caitlin, sin olvidar los clientes, cada uno más singular que el anterior.

Opinión del autor: El debut de Kevin Smith en la dirección de una película fue todo un trampolín para él, y todo ello contando con un presupuesto mínimo y cero garantías de hacer que la cinta llegase más allá de donde fue, y eso se nota partiendo del hecho de que esta se grabara en blanco y negro (pese a rodarse en 1994), y un sinfín de anécdotas sobre su realización, como que la persiana estuviese bajada porque tenían que grabar de noche cuando no estaba le local abierto de cara al público (se sacó una buena argucia para darle sentido a ese aspecto), además, claro está, que la gran mayoría del metraje está localizado en la tienda de Dante y el videoclub de Randal.

 

Por lo tanto, Clerks no es ningún prodigio visual, e incluso este punto será algo que echará atrás a muchos. Tampoco tiene unas actuaciones trepidantes, porque la inmensa mayoría, incluyendo los protagonistas, no tenían ningún tipo de experiencia artística previa. Realmente la mejor definición que se le puede dar a Clerks es la de “película casera hecha entre colegas”, y realmente es así. El punto fuerte, y probablemente el único de la película, es su guión, y tampoco estamos hablando del padrino. La historia nos pone en el pellejo de Dante en un día infernal en la tienda donde trabaja. Para ello desfilarán durante la cinta toda una serie de personajes que dejarán huella en el espectador, empezando por Randal, un dependiente vago, maleducado y pasota que no se corta un pelo en escupirle a un cliente en la cara; Jay y Bob el silencioso, unos vendedores de droga que se establecen en las afueras de la tienda, y por supuesto, los clientes.

Porque quizás el mayor aliciente en algunos puntos de la cinta son los clientes. Algunos de ellos totalmente inesperados y surrealistas. Hay de todos tipos, pero lo que es peor, es que hasta te crees que realmente puedan ser así (y yo que he trabajado de cara al público, doy fe de que hay gente muy rara en este mundo). Los diálogos que se establecen entre los personajes también son un importante motor del film, y algunos de ellos son dignos de enmarcar, además de acaparar las dosis de humor del film, un humor que no escapa a la vulgaridad, esta vez, mucho más justificada que en films que he criticado anteriormente, pues aquí de entrada ya te están presentando un marco mucho más esperpéntico y decadente, además de ese aire de “chicos de barrio” que desprenden todos.

 

Smith no olvida en algunos puntos la reflexión y cierto mensaje moralista, pero que queda quizás en segundo plano. Al final, Clerks se descubre como lo que es: un film muy limitado que se mueve gracias al ingenio y las ganas que pusieron sus creadores en ella. Tras casi 20 años desde que salió a la luz, la cinta se ha convertido en culto, e incluso ha traspasado nuestras fronteras, algo raro visto la cantidad de films que no llegan aquí, y los medios con los que se realizó esta; pero no nos equivoquemos, ya que no se trata desde mi punto de vista la quintaesencia del cine, de los guiones ocurrentes, o de las películas de bajo presupuesto. Es una buena cinta, entretenida, y algo dañina para nuestros ojos, que nos dejará algunas frases grabadas en la mente, y se reservará su huequecito en nuestra memoria como una “rara avis” dentro del mundo del cine.

 

Nota IMDb: 7.9

Nota Metacritic: 70

Nota mía: 6

 

5
Valoración media: 5 (3 votos)

3 Comentarios:

...

A mí me pareció una peliculaca del copón, muy entretenida, hilarante, y divertida. Aunque claro, el humor es algo bastante subjetivo.

Cuando la vi me pareció que

Cuando la vi me pareció que era de lo mejor que había pasado por mi pantalla(y la segunda parte igual) pero ahora he tardado media entrada en recordar que ya la había visto así que supongo que es bastante olvidable a falta de una palabra mejor.

Buena comedia hecha con

Buena comedia hecha con cuatro duros. El final fue lo que más me gustó (la escena del cuarto de baño).

Sobre la calidad, yo no le doy importancia. Hay películas importantísimas para la historia del cine que tienen una calidad similar o peor.