23 de Noviembre de 2014
Ene
27

LEYENDAS DE LA MÚSICA: Dire Straits

Categorías: 

Gran Bretaña tiene muchas cosas buenas. Y también cosas malas. Tienen el fútbol como máximo deporte, tienen el té (que a pesar de no ser suyo, lo han convertido en su bebida oficial de las cinco de la tarde), tienen a la reina más vieja y al príncipe que nunca llegará a rey. Sí, Gran Bretaña tiene muchas cosas, pero sin duda hay algo de lo que puede presumir toda su vida y es de haber albergado a algunos de los mejores grupos de rock de la historia. Los Beatles y los Rolling Stones son los más famosos, pero no por ello los únicos. La lista de artistas es inmensa, pero entre todos esos grupos hay algunos que brillan con luz propia, que destacan por encima del resto. Y por encima de ese grupo está Dire Straits.

Dire Straits fue el grupo creado por uno de los puñeteros mejores guitarristas de la historia: Mark Knopfler, artista que gracias a Dios (que en este tema tratado no es otro que Jimi Hendrix) allá por el año 1977. Desde su primer disco se caracterizo por un rock único, de poderosos ritmos y punteos interminables, de la espectacular voz de Mark Knopfler y de grandes letras. Fueron de los mejores representantes del rock de los años 70-80 (y eso que hablamos de una época en la cual había grandes como Led Zeppelin, Queen, The Clash o los mismísimos Rollings)

Pero vayamos a lo importante, a repasar la discografía de este insigne grupo:

Dire Straits (1978)

El primer disco de Dire Straits fue creado a partir de diversas maquetas que tenían grabadas el grupo, hasta conformar las 9 canciones que posee esta pequeña joya. Dire Straits fue el primer disco, y el más exitoso de la banda, con una sucesión de discos de platino en EEUU, Gran Bretaña o Canadá (donde consiguió 4). Entre las joyas del disco se pueden encontrar algunas canciones como Down to the Waterline, una canción de punteos y acordes de efecto acústico que podría servir de antesala para la joya que vendría después y una de las canciones más famosas de los Dire Straits. A pesar de eso, Down to the Waterline es una joya que a la vez se encarga de abrir este disco tan magnífico, y vaya manera de empezar, sin duda.

Para ver este video es necesario tener JavaScript activado y el plugin Flash instalado en el navegador.

El disco continua con Water of Love, con un rock con tintes country que es una delicia auditiva y con un Setting Me Up con el mismo estilo y un gran punteo inicial.
Con Six Blade Knife da una mayor importancia sonora al bajo, que predomina al principio incluso por encima del punteo y los acordes de la guitarra. Aquí la voz adquiere un toque más cansado, más oscuro, por decirlo de alguna manera. Ciertamente más apagado que en otras canciones que también tienen un ritmo más rápido.
Llegamos entonces a Southbound Again, canción con un gran ritmo inicial que mantiene ese estilo de punteo continuo entre estrofas, así como unos acordes rápidos y constantes y cambios repentinos de ritmo y de volumen.

Para ver este video es necesario tener JavaScript activado y el plugin Flash instalado en el navegador.

Llegamos a la joya de la corona, una canción que perdura aún en la historia del rock, con ese ritmo, esa letra, ese punteo continuo. Hablo claramente de Sultans of Swing, una canción que los grandes fans recordarán con nostalgia, y los que no hayáis escuchado mucho de este grupo, seguro que os suena, pues es una pieza única del rock británico.

Para ver este video es necesario tener JavaScript activado y el plugin Flash instalado en el navegador.

El disco termina con tres grandes temas como In The Gallery, Wild West End y Lions como cumbre al gran trabajo de este grupo. Las tres canciones son algo más lentas que las anteriores, pero igual de buenas. Sin duda os recomiendo escucharlas.

Communiqué (1979)

Communiqué fue el segundo trabajo de Dire Straits, lanzado un año después de Dire Straits, y que mantiene un buen nivel a pesar de no alcanzar el éxito de su predecesor. Bien es cierto que era de gran dificultad conseguir superar a esa obra maestra que es Dire Straits, algo que en cierto modo no conseguirían igualar hasta Brother in Arms. A pesar de eso, es un disco cargado de buena música, empezando por el Once Upon a Time in The West, con un estilo de guitarra similar al Vodoo Child del gran Dios y con cierto toques reggaes.

Para ver este video es necesario tener JavaScript activado y el plugin Flash instalado en el navegador.

La siguiente canción cambió a un estilo más acústico, con acordes sencillos y un ritmo claramente más lento y relajado. A News le siguió Where Do You Think You’re Going, con un estilo de rock típicamente Americano, con un punteo más marcado y con cierto aire country, así como una voz más rasgada de Mark Knopfler. La siguiente canción es la que da nombre al disco, Communiqué, y predomina un estilo mucho más country, con la incursión del teclado.

Para ver este video es necesario tener JavaScript activado y el plugin Flash instalado en el navegador.

Lady Writer fue el single más conocido del disco. Con un estilo más rock y un ritmo más rápido, se convertía en una canción del estilo rock más puro del disco, recuperando ese punteo entre estrofas y un estribillo más melódico.

Para ver este video es necesario tener JavaScript activado y el plugin Flash instalado en el navegador.

El disco se complete con otras grandes canciones como Angel of Mercy, Portobello Belle, Single Handed Sailor o Follow me Home.

Making Movies (1980)

El disco se inagura con el fantástico Tunnel of Love y esos primeros segundos de teclado al más puro estilo ópera rock de Queen, para pasar pronto al más puro estilo rock en una genial pieza de 8 minutos de buen rock para iniciar un disco que mejora con respecto a su predecesor pero que no consigue aún alcanzar a la pieza clave de la discografía de Dire Straits.

Para ver este video es necesario tener JavaScript activado y el plugin Flash instalado en el navegador.

El disco continua con un estilo claramente más melódico, más acústico y más de un tipo rock pop, pero la canción Romeo and Juliet se convierte pronto en una canción excelente de gran fama.

Para ver este video es necesario tener JavaScript activado y el plugin Flash instalado en el navegador.

Skateaway alcanza también gran fama, con ese inicio de batería in crescendo y el acompañamiento del teclado, que cobra mayor protagonismo en este disco. Le sigue Expresso Love, otra gran canción que esta vez vuelve otra vez a un estilo algo más rock aunque siguiendo con la incursión del piano que es el que realiza ahora los punteos. Hand in Hand se convierte en una canción mucho más relajada, y en la cual el piano cobra protagonismo, así como la guitarra acústica. En cambio, con Solid Rock, vuelve el rock más clásico, junto con un piano de mayor ritmo.

Para ver este video es necesario tener JavaScript activado y el plugin Flash instalado en el navegador.

El disco se completa con Les Boys.

Love Over Gold (1982)

Love Over Gold se caracteriza por tener únicamente 5 canciones, algo muy reducido a pesar de que el anterior disco tuviese 7 y los dos pimeros 9. Aún así nos encontramos nada más empezar con Telegraph Road, una canción de nada más y nada menos que 15 minutos, muy melódica e instrumental, marcando un estilo que se usará mucho en todo el disco. También tiene toques de más rock y sigue apareciendo el teclado. Una canción que merece la pena escuchar, es fantástica.

Para ver este video es necesario tener JavaScript activado y el plugin Flash instalado en el navegador.

Private Investigations sigue la linea instrumental y melodica, pero esta vez con una guitarra acústica marcando el ritmo. Industrial Disease comienza con un punteo rock acompañado del teclado y un ritmo mucho más pop ochentero. Love Over Gold destaca de nuevo, como en Private Investigations con el teclado y el punteo de la guitarra acústica, y It Never Rains repite ese estilo rock ochentero de Industrial Disease.

Brother in Arms (1985)

Y llegó la segunda joya, otra obra que merece estar en las estanterías de cualquier amante del rock, un disco sencillo, potente, rockero y excelente que merece la pena escuchar de principio a fin. El disco vendió nada más y nada menos que 29 millones de copias y fue el que encumbró por completo al grupo. De hecho está plagado de éxitos y canciones impresionantes. Empezando con este So Far Away, que, como pasaba en su primer disco, abre el que será uno de los mejores discos de los ochenta. Con un estilo mucho más rock en comparación con Love Over Gold, nos encontramos de nuevo con un predominio de la guitarra y una desaparición del teclado que había predominado anteriormente.

Para ver este video es necesario tener JavaScript activado y el plugin Flash instalado en el navegador.

Pero esta canción no sera ni la sombra de lo que viene a continuación. Sencillamente dos obras maestras, dos genialidades que perduraron en la historia. Uno de ellos, Money For Nothing, como el más puro estilo rock siguiendo la estela de Sultan of Swing, y el otro, Walk of Life, con un estilo mucho más pop ochentero pero igual de excelente. Dos obras maestras dignas de ser escuchadas una y otra vez y de las que no te cansarás.

Para ver este video es necesario tener JavaScript activado y el plugin Flash instalado en el navegador.

Para ver este video es necesario tener JavaScript activado y el plugin Flash instalado en el navegador.

Your Latest Trick recobra el teclado y el ritmo más lento, con una introducción de trompeta y un estilo más próximo al blues. Why Worry recupera ese estilo acústico característico de otras canciones y Ride Across The River mezcla un estilo más sencillo, con un predominio del bajo y la trompeta y un estilo diferente. Pero con The Man’s Too Strong recupera el estilo rock country de anteriores discos con un gran punteo y cambios de ritmo en la canción.

Para ver este video es necesario tener JavaScript activado y el plugin Flash instalado en el navegador.

Con One World vuelve la predominancia del bajo y un estilo más funk que en otras ocasiones. Y para cerrar este gran disco, otra joya: Brother in Arms. 7 minutos de una pequeña canción mucho más lenta, más rítmica, con una voz más calmada y un punteo más pronunciado. Otra pequeña joya para cerrar esta joya de los Dire Straits.

Para ver este video es necesario tener JavaScript activado y el plugin Flash instalado en el navegador.

On Every Street (1992)

On Every Street supone el último trabajo de Dire Straits. Un disco mucho más variado, con una mezcla de estilos con los que experimenta el grupo. Empezando por el más puro rock con Calling Elvis.

Para ver este video es necesario tener JavaScript activado y el plugin Flash instalado en el navegador.

Le sigue On Every Street, canción que da nombre al album y de estilo mucho más melódico, con un piano que acapara toda la atención y la escasa aparición de la guitarra. When It Comes To You se lanza al estilo country, esta vez con bastante claridad. Fade To Black, en cambio, se lanza más al blues más calmado y tranquilo, una canción para sentarse, escuchar y relajarse. Pero no demasiado porque el estilo cambia totalmente con The Bug, donde vuelve el estilo rápido, los acordes veloces y el rock más clásico.

Para ver este video es necesario tener JavaScript activado y el plugin Flash instalado en el navegador.

You And Your Friend retoma un estilo mezcla de country y melodico, con alternancia entre punteos pronunciados y largos momentos de teclado y voz. Heavy Fuel, en cambio, es el rock más puro, más fuerte y que es la antítesis total a la anterior canción. Un ritmo potente y energético.

Para ver este video es necesario tener JavaScript activado y el plugin Flash instalado en el navegador.

Lo curioso de este disco son los cambios musicales tan pronunciados que nos encontramos. De repente podemos estar escuchando una canción rock, muy rápida, potente, y al minuto nos encontramos con una guitarra acústica, tonos melódicos, letras lentas y calmadas, como es este Iron Hand. Ticket To Heaven supone la aparición de los violines y el piano en una canción claramente más pop. Con My Parties aparece un gran punteo acústico, un teclado al que nos tienen acostumbrados ya, y la inclusión de las trompetas de nuevo en una gran canción. Con una voz que mezcla partes cantadas con partes medio narradas, conforman una excelente canción.

Para ver este video es necesario tener JavaScript activado y el plugin Flash instalado en el navegador.

El disco termina con las canciones Planet of New Orleans y su punteo incial, y How Long, mucho más acústica y con cierto aire country.

5
Valoración media: 5 (1 voto)

1 Comentario:

Mark knopfler = el puto amo

Mark knopfler = el puto amo xdxd

Tremenda entrada que te has marcado, muy completa.

Un saludo y 5*