23 de Julio de 2014
Jul
29

Mis consolas Vol.5: Nintendo GameCube

Categorías: , ,

La consola que me hizo volver a poseer una Nintendo original. Anteriormente, como ya escribí, tuve una Famicom clónica que no cuenta como consola Nintendo, pero también tuve en su día (y ya hablaré sobre ella) una Super Nintendo, la consola que vendí y siempre me arrepentiré. Pero como ya he dicho, de eso ya hablaré en otra ocasión.
Un día, en clase, un compañero trajo el número nuevo de Hobby Consolas que tenía un reportaje que me llamó la atención sobremanera: Un nuevo Resident Evil, el clásico Resident Evil 1 de PSX con los gráficos más realistas que un videojuego podría tener. Al ver las imágenes sentí la necesidad de tener ese juego ¡¡¡YA!!! Menudo chasco cuando leí que la saga pasaba a ser exclusiva de Nintendo, teniendo recien regalada por mis padres la PS2 y con el CODE:Veronica X recien acabado también. Nintendo me la había jugado, el CODE:Veronica me hizo comprarme la PS2 y ahora ningún RE volvería a salir en mi flamante negra. Sin embargo...
Tiempo después, vi un anuncio en televisión que me hizo desencajarme la mandíbula: ¡¡¡LA GAMECUBE A 100€!!! Ipso facto me puse a ahorrar con mi paga (20€ a la semana) y poco más de un mes después, me hice con la consolita, exclusivamente para jugar a esas joyas que eran Resident Evil y Resident Evil Zero (y el futuro Resident Evil 4).
Así pues, ya tenía en mi poder la consola en color morado y con la recopilación de Zelda por duplicado y una funda para la consola de regalo (lo que tenía tener por aquel entonces a tu hermano en la sección de imagen y sonido de Hipercor). Ahora solo faltaba tener EL JUEGO, y me daba pereza tener que esperar 3 semanas más ahorrando, aunque tenía el recopilatorio de Zelda y el Tony Hawk's Pro Skater 4 que compré por 10€. Pero tuve un golpe de suerte:
Con el juego apunto de ser descatalogado y prácticamente inencontable, me encontré en la calle un monedero que tan sólo contenía un ticket y 60€, justo lo que valía el juego. "Jujuju... me voy a Carrefour". Y sí, porque aquel fue el último sitio donde ví una copia del juego, y donde lo encontré, siendo el último que quedaba.
Al llegar a casa puse el juego sin perder un segundo, y me quedé boquiabierto, era una auténtica obra maestra hecha videojuego, con una ambientación y unos modelados nunca vistos, una auténtica pasada.
Tras finalizarlo y conseguir los diversos extras, me hice con Resident Evil Zero (otra joya) y Resident Evil 2 y 3 (que no poseía originales en PSX). También disfruté de otros juegos como Metal Gear Solid The Twin Snakes, DBZ Budokai 2, Enter the Matrix (sí, me gustan las pelis y me gustó el juego), Batman Begins, Super Marios Sunshine, Animal Crossing, Metroid Prime 2... y Resident Evil 4 por supuesto, juego adictivo y rejugable como él solo (y como su secuela Resident Evil 5).
Una gran consola, poco duradera, pero con grandes juegos de los cuales no tengo muchos, pero al fin y al cabo, tengo la saga Resident Evil completa, que es lo que quería.
Comentar que mi cubo original lo posee mi mejor amigo, ya que se lo vendí para hacerme con la edición especial de Resident Evil 4, que la ví a buen precio en un foro de segunda mano.
En el próximo volúmen trataré mi primera portátil, bastante infravalorada, pero que a mi me pareció una pasada, no sólo por algunos de sus juegos, sino por sus funciones multimedia en sí y por ser además un móvil: mi querida N-Gage.
Hasta entonces.

0