31 de Julio de 2014
Mar
29

Simplemente Sonic en...Saturn

Categorías: , ,

Nueva entrada del recopilatorio Simplemente Sonic, la penúltima para acabar con el desarrollo histórico de las entregas del erizo azul. Siguiendo con el orden inverso de juegos, hoy le toca el turno a la penúltima consola de sobremesa de Sega, la Saturn, y a los escasos juegos del erizo que aparecieron en ella. Pero muchos pueden decir, ¿Qué es Sega Saturn?

Sega Saturn es una consola de sobremesa publicada por Sega el año 1994 en Japón y en 1995 en el resto del mundo. Estaba llamada a ser la sucesora de Megadrive, y a la vez, de los añadidos de ésta, Mega CD y 32X. ¿O quizá no? La estrategia de Sega en esos años era bastante turbia, y significó el principio del fin de su andadura en consolas, además de una derrota de su consola frente a Super Nintendo, y, sin saberlo, la condena de Sega Saturn.

La compañía trató de apostar por dos sistemas a la vez que, según ellos, serían de similares características, 32X y Saturn. Las especificaciones de la máquina de Sega no eran nada malas, ya que de hecho ponía sobre la mesa conceptos como procesadores en paralelo y un manejo de las 2D que sorprendieron a los desarrolladores. Pero quizá quedaron tan sorprendidos que no supieron como encarar la consola al programarla, especialmente en gráficos 3D, donde se presentaba altamente conflictiva.

Y esto ocurrió con el boom de la Playstation original, de la que ya se habló en un artículo anterior. En él se mencionó la postura de Sega con su consola, la cual vivió muerta en Europa y América gran parte de su vida, y solo se defendió dignamente en Japón. Cerca de 10 millones de consolas fueron situadas en los hogares,y, viendo los números de N64 (35-40 millones) y sobretodo Playstation (100 millones), certificaba que Sega había sufrido un gran batacazo, del que no podría recuperarse nunca.

Y la consola no tuvo un catálogo malo. Contó con juegos de la talla de Panzer Dragoon (y su secuela Orta) más Nights into Dreams que demostraron el poderío 3D de la consola, y juegos como Castlevania Symphony of The Night que certificaron su superioridad 2D. Pero quizá la abrumadora diferencia con Playstation, o la dificultad de programación en la consola, la falta de apoyo de la propia Sega, o todo ello junto, propició que los juegos comenzaran a ser escasos, a cancelarse, o a lanzarse en exclusiva para Playstation. 

Hoy en día, la consola, sin ser tan mítica como Dreamcast, dejó un legado en los videojuegos que hace que aún hoy se quiera adquirir el sistema, alcanzando altas cotizaciones. Es fácil señalarla, junto a 32X y la división interna de Sega, como las culpables de que la compañía tuviera que dejar de fabricar unas máquinas que habían sido su seña de identidad desde sus orígenes. Sin embargo, la historia a veces no importa para jugar, y los errores de Sega no impiden disfrutar de juegos como Deep Fear, Panzer Dragoon, Nights o un juego llamado Radiant Silvergun, precursor de un shooter de naves legendario, llamado Ikaruga.

¿Y qué hay de Sonic? Los juegos del erizo azul tuvieron su presencia en la consola, pero su paso fue casi de puntillas y testimonial. Parecía que Sega se estaba olvidando de su mascota, aquella que logró que Megadrive aguantara el vendaval de Super Nintendo en sus orígenes. En una generación donde surgieron Mario 64, Crash Bandicoot o Banjo Kazooie como grandes referentes de plataformas, se echaba mucho en falta una aventura del erizo en estas condiciones, que llegaría en la generación siguiente.

Como siempre, se podrá observar un gameplay de cada título dando click a la portada del mismo. Estos son los tres juegos que hacen el legado de Sonic en Sega Saturn:

SONIC JAM

Este quizá fue  el gran representante del Sonic clásico en Saturn, más que nada porque fue un recopilatorio de las tres primeras entregas aparecidas en Megadrive, más Sonic y Knuckles y sus juegos combinados (Blue Sphere, Sonic 3 y Knuckles y Knuckles in Sonic 2). Además, poseía un mundo totalmente 3D (llamado Sonic World) que permitía observar extras como libros de ilustraciones o jugar minijuegos de escasa importancia.

Los juegos de la recopilación eran esencialmente iguales a los originales, pero con añadidos menores, como el movimiento Spin Dash en Sonic 1, o un selector de dificultad que permitía hacer el juego más fácil, ya fuera añadiendo rings o directamente eliminando fases. Siempre existía la opción de disfrutar la experiencia original. En total, contaba con 7 juegos (Sonic 1, Sonic 2, Sonic 3, Sonic y Knuckles, Blue Sphere, Knuckles in Sonic 2 y Sonic 3 y Knuckles), todos ellos de una gran factura jugable.

De los Sonic de Megadrive se dirá todo en su correspondiente artículo, pero Blue Sphere merece una mención especial por su extrañeza, ya que es similar a un minijuego de los Sonic de MD pensado para obtener las esmeraldas del caos. Respecto a los demás juegos, no han cambiado mucho respecto a MD como para decir nada significativo, salvo que atesoran la calidad de siempre, pero reunidos todos en un único disco para mayor comodidad de los jugadores.

De este juego hay que destacar la presencia del Sonic World, que mostraba un mundo 3D colorido, que podría haber tenido más posibilidades, como un hipotético Sonic 4 o la finalización del proyecto Xtreme. Así mismo, el juego en sí no es más que un recopilatorio, y si eres la mascota de una compañía, que además fabrica consolas, deberías haber tenido un juego de mayor calibre, véase Mario 64 en el caso de Nintendo o Crash Bandicoot y Spyro (mascotas en funciones) en el caso de Sony. Aún así, es una de las experiencias más recomendables en cuestión de plataformas en Sega Saturn.

Cabe mencionar una curiosidad, y es que en la plataforma Game.Com de Tiger Electronics, apareció una versión de este juego, como ya mencioné en anteriores entregas del recopilatorio. El juego, al parecer, era una versión muy recortada de éste, sin Sonic World y sin gran parte de las fases de los originales, además de una alarmante lentitud. Además, tenía la portada de Sonic R. No hay duda al elegir, la versión de Saturn es la correcta, y puede que la única legal incluso.

 

SONIC 3D BLAST

Este juego es un port mejorado del Sonic 3D Blast de Megadrive, considerado por muchos como el peor Sonic de plataformas de dicha consola, y por otros, como todo lo contrario. Lo único cierto es que este juego tuvo una gran acogido y fue un port de gran calidad, superando al original en detalles como el uso de gráficos verdaderamente 3D.

Respecto a su jugabilidad, encarnamos a Sonic en una aventura en vista isométrica, en la cual debemos superar las fases rescatando a unos pajaritos llamados Flickies. En el juego, contamos con los elementos típicos de un juego de Sonic, pero adaptado a esta nueva perspectiva, en la que podemos movernos en todas direcciones y no solo de derecha a izquierda. Algunos consideran esta mecánica engorrosa y otros bastante buena. Yo, personalmente, encuentro mejor los juegos 2D habituales.

El juego posee siete zonas de tres actos y una secreta tras obtener todas las esmeraldas del caos. En el último acto de cada una, Robotnik nos reta a un combate, cada vez más complejo de superar. Pero el gran añadido de esta versión de Saturn son sin duda las fases de bonus, enteramente en 3D, que constituyen un reto realmente interesante respecto a la versión de MD, dotadas de mayor variedad de situaciones y más dificultad, lo cual los jugadores apreciaron.

Con este port, encontrábamos prácticamente todo el catálogo de Sonic de MD, salvo Spinball, CD y Knuckles Chaotix, en la nueva consola de Sega. Esto, dado que no había retrocompatibilidad, permitía a los jugadores seguir disfrutando de las aventuras del erizo, pero por otro lado, les privó de un juego enteramente original de plataformas en esta consola. Aunque obtuvieron a cambio algo parecido.

 

SONIC R

Se podría decir que es el único Sonic verdaderamente original de la consola de quinta generación de Sega. Un juego que mezcla carreras con las plataformas de Sonic en un universo 3D donde el único objetivo es competir contra otros personajes mientras se trata de llegar a la meta. Este juego, aunque tiene mecánica de plataformas, se considera de carreras por su planteamiento y sus opciones.

En el juego contamos con tres modos: Grand Prix, en el cual debemos obtener todos los premios y trofeos en los cinco circuitos (uno oculto) que posee el juego. Debemos ir pista a pista, buscando en ellas rutas alternativas, desbloqueando lugares secretos con anillos, y obteniendo a la vez Esmeraldas del Caos. Y es que en este juego la gran diversidad de opciones y la libertad a la hora de correr son una constante, ya que no todo es llegar el primero, aunque en el fondo es lo más importante.

Los objetivos, además de las citadas esmeraldas, son unas fichas que permiten desbloquear a un personaje por pista. A veces tendremos que desviarnos mucho de la ruta para obtenerlas, pero si las obtenemos todas (cinco por pista) y llegamos de los primeros, obtendremos a un personaje. Entre ellos, hay que destacar a Tails Doll, fuente de macabras leyendas en internet relacionadas con este juego. 

El juego, en sí, no tiene mucho contenido, pero si tiene buena ejecución, siendo las pistas muy entretenidas, sobretodo cuando se juegan en multijugador, buscando atajos de un lugar a otro. Puede hacerse fácil ganar en ocasiones, pero el exceso de confianza, y la necesidad de buscar el contenido oculto de los niveles, puede jugarnos una mala pasada. En definitiva, aunque no es el Sonic que todo el mundo quisiera ver, es sin duda una de las experiencias 3D más entretenidas del erizo y uno de los grandes juegos de Sega Saturn.

 



(Captura del hipotético Sonic X-Treme de Saturn, cancelado)

 

Y con esto acaba esta penúltima entrega del recopilatorio. Con Master System analizada en compañía de Game Gear, solo queda una por analizar, la grande de la familia de consolas sega: Megadrive. Una consola que protagonizó, junto con SNES, la era dorada de los videojuegos, y también, la del propio Sonic, con sus mejores entregas corriendo en los circuitos de la ya legendaria máquina.

Gracias por tu tiempo, y por leer este artículo.

Un saludo.

 

 

 

5
Valoración media: 5 (2 votos)

2 Comentarios:

Genial articulo, aunque

Genial articulo, aunque nunca fui muy de Sonic y la Saturn es la única consola de SEGA que nunca he tenido.

5*

Una lástima que no hicieran

Una lástima que no hicieran juegos del erizo "normales" en esta consola, podríamos tener alguna joyita...

Gran artículo, 5*