17 de Abril de 2014
Abr
24

Simplemente Sonic en...Portátiles: Game Gear (Parte 1)

Categorías: ,

   

La andadura de Sonic en portátiles es bastante amplia. Los juegos del erizo en estas plataformas han mantenido los esquemas y planteamientos de los primeros juegos de la franquicia, y han sido el baluarte defensor de los que, en las generaciones actuales, añoran la jugabilidad de los Sonic de Megadrive. Los ejemplos más notorios de esta tendencia son las entregas Advance, y, en menor medida, Rivals y Rush. Pero no son las únicas incursiones portátiles de la mascota de SEGA.

Antes de los Sonic Advance, ya existían juegos portátiles de la saga, pero quizá el gran público no los conozca por haber nacido en un dispositivo menos famoso que los demás. Estoy hablando de la Sega Game Gear, la portátil que lanzó Sega para competir con la Game Boy de Nintendo. Sus principales bazas eran su superior tecnología respecto a la máquina competidora, siendo la pantalla a color y el mayor rendimiento de sus juegos sus grandes argumentos para triunfar.

Sin embargo, en contra tuvo su poca portabilidad, y, principalmente, la duración de su batería. 5 horas de media nos puede parecer mucho (PSP dura menos, y DS en determinadas circunstancias), pero Game Boy, en parte gracias a su menor rendimiento y su pantalla monocroma, le dio una paliza en este sentido. Comercialmente, no fue un fracaso, pero si fue poco competitiva en el mercado, sin tener ninguna oportunidad de hacer frente a la consola de Nintendo, de las más vendidas de la historia

Game Gear fue, no obstante, una consola con un gran catálogo de juegos, la mayoría conversiones de Master System, a la vez conversiones de Megadrive (Como Sonic) y recreativas de SEGA en el mercado nipón. 11 millones de consolas fueron distribuídas, y contó en su ciclo vital con joyas como Aladdín, Earthworm Jim, Shinobi y su secuela, la trilogía Streets of Rage, y Robocop VS Terminator, entre otros.

Pero, sin duda, como es habitual en las consolas de SEGA, los juegos del erizo Sonic brillaron con loz propia dentro del catálogo, siendo los más valorados y vendidos de la plataforma. No tuvo precisamente pocos, y hubo de todo, no solo plataformas. Se podría decir que es la consola de Sega con más juegos del erizo, y muchos rozaban el notable y el sobresaliente. Veamos qué juegos de nuestro erizo favorito atesoraba esta pequeña maravilla tecnológica.

En esta primera entrega, los que comparte con Master System, reservando la segunda para sus exclusivos. Como novedad en los Simplemente Sonic, si hacéis click en la portada del juego correspondiente, podéis ver un gameplay del mismo. Comencemos.

SONIC THE HEDGEHOG

Este juego es, simplemente, una conversión del Sonic The Hedgehog de Master System, aunque un poco más reducido. Incluye todas las zonas, melodías y animaciones del juego original de Megadrive, aunque sacrifica la sensación de velocidad y la espectacularidad, para ofrecer un desarrollo más sencillo, menos veloz, y más técnico.

Su principal virtud es que es un juego fiel al original, siendo imposible perderse o tener problemas si se ha jugado al juego original. Obviamente, los gráficos del mismo son peores, el sonido es más machacón y menos trabajado, y la sensación de controlar a Sonic es un poco menos placentera (Por la ausencia de Blast Processing de Mega Drive, o por lo limitado del hardware de la consola).

Eso ni mucho menos quiere decir que el juego sea malo. Controlamos a Sonic por las mismas zonas del juego de Megadrive, y Master System, pero con modificaciones para adaptar el juego al terreno portátil, y a la menor potencia de la consola (recordemos que es un port algo cambiado de Master System). Es muy rico en colores, con paletas muy vivas, pero contamos con poca visión de lo que tenemos delante, por culpa del tamaño de pantalla.

Sus características más notables son poder trasladar un juego de una consola superior a una portátil dejando pocas cosas en el tintero. Sin embargo, pierde parte de la sensación de velocidad de los primeros juegos, pero es un poco más complicado (especialmente si perdemos rings, llegando incluso a jefes sin ellos) y da más importancia a la táctica sobre pasar los niveles de manera alocada. Es considerado el mejor Sonic de Game Gear, uno de los mejores juegos de la consola, y el más vendido. Y es que, a pesar de todo, sigue siendo un Sonic en toda regla.

SONIC THE HEDGEHOG 2

Con este juego, encontramos el primer Sonic con personalidad distinta a los de Megadrive. A pesar de compartir título con la secuela del juego original de Megadrive, el Sonic 2 de Master System y Game Gear son distintos al de 16 bits. Por ejemplo, Tails no va junto a nosotros, y las fases son totalmente distintas. Ya que la sensación de velocidad es menor en 8 bits, SEGA dotó al juego de más obstáculos que aumentan la atención del jugador, evitando carreras alocadas que podrían dar al traste con la partida.

Es más complicado que su predecesor, contando con vehículos como un ala delta y unas carretillas que deben utilizarse para poder terminar las fases con éxito. También es destacable decir que el jefe de final de fase no es Robotnik, sino uno de sus esbirros robóticos, cosa que ya es estándar en los juegos actuales, siendo el malvado doctor solo el enemigo final.

Su apartado técnico es generalmente muy similar al juego anterior, incluso comparte con Master System las mismas diferencias de brillo de pantalla. Como curiosidad, el tema de final de acto es diferente al original, y tiene una B.S.O propia, aunque basada en la original. Tienes la sensación de ver los sprites de Megadrive de manera reducida, lo cual ayuda a mantener la atmósfera del "demake", a pesar de sus diferencias con el original. Los jefes son bastante complejos, y tienen patrones que aprender para que no perdamos anillos tontamente.

Si Sonic 1 es considerado el mejor juego de la consola, este no se queda atrás, superándolo en muchos aspectos, precisamente por no atarse al material del juego original, realizando una conversión libre y con una jugabilidad más acorde a un juego de portátil. Sigue teniendo esa falta de velocidad, y una dificultad superior para un Sonic, pero no por ello es peor. Un juego con encanto, dificultad y vistosidad dentro de la saga.

SONIC CHAOS (SONIC&TAILS)

Se podría considerar el primer Sonic original de Game Gear, sin contar el cambio de estructura de Sonic 2, y que Sonic 1 proceda del de Megadrive. En él, la principal novedad es la inclusión de un modo "Fácil", representado por le personaje de Tails, al que podíamos controlar en el juego (algo inédito hasta la fecha). Por lo demás, el juego sigue la tónica de los otros de Game Gear, es decir, apartado técnico similar al de Master System, menor sensación de velocidad (acentuada en esta entrega) y más técnica, y un apartado sonoro discreto.

La principal novedad, ya mencionada, es la incursión de Tails, el zorro de dos colas aparecido por primera vez en el Sonic 2 original. Aporta un control distinto al juego, por su capacidad de planeo y vuelo momentáneo, que facilita mucho las cosas. Principalmente, esto es lo que lo aleja de los Sonic originales. Es un juego que no se basa en ninguno de Megadrive, es decir, creado desde cero. Produce, no obstante, una sensación de inferioridad frente a los juegos principales de la saga, pues, aunque Sonic 1 y Sonic 2 de Master System no desmerecían a pesar de su menor calidad, este juego está por debajo incluso de estas conversiones.

¿Por qué? Por tres aspectos: la sensación de velocidad de la saga sigue comprometida en los 8 bits, dada la ausencia del Blast Processing de Megadrive (Ya lo mencioné en Simplemente Megadrive, es una tecnología que permite sprites a mayor velocidad de movimiento), que no es demasiado grave a la hora de jugar pues no rompe la esencia Sonic. Sin embargo, los otros dos sí son más graves. Cuenta con 6 fases de 3 actos cada una, pero de una longitud y una dificultad notablemente inferiores a otros juegos de Sonic. Es bastante asequible a pesar de resultar un reto interesante en las últimas fases, pero sin dificultad para solventarlos.

Además, el juego "regala" muchas vidas y continuaciones que sirven de colchón para nuestros errores. Si somos Sonic, y, al acabar la fase, nos toca la cara de Tails, tenemos una continuación, que hace que si se acaban las vidas, no se acabe el juego. Si nos toca la cara de Sonic, vida extra. Si no tenemos suerte, o tiramos otra vez o nos dan anillos, que nos llevarán a las fases de bonus.

Este si es uno de sus puntos positivos, pues son variadas en cada acto, con planteamientos diferentes que nos retan para obtener la esmeralda del caos correspondiente. Si las tenemos todas...¿Qué nos da el juego si conseguimos los anillos? ¡Bingo! Una vida extra. Además, es un fallo garrafal que Tails no pueda acceder a ellas, siendo su modo de juego aún más frustrante por su extrema facilidad y su poca penalización a los errores, ya que hay vidas a tutiplén. 

En definitiva, es un Sonic más asequible que los otros, muy continuísta en el modo de Sonic, con unas fases de bonus con gran acierto en su planteamiento, y situaciones muy variadas en sus 6 fases, aunque se hacen cortas. En el caso de Tails, su capacidad de vuelo y su chorreo de "vidas extra" nivel tras nivel, nos pone en un camino de rosas, lastrado por no tener acceso a las fases de bonus que su compañero azul sí disfruta. Es una experiencia notable en conjunto, pensada para jugadores tanto tradicionales de la saga, como recién llegados, que agradecerán el modo de Tails. Combinación de dos estilos de plataformas (pausado y veloz) que no defrauda a los fans de Sonic.

Como curiosidad, su nombre en Japón era Sonic y Tails, y su continuación, Sonic Triple Trouble, es exclusiva de Game Gear, dejando de depender de ports y adaptaciones de Master System, que quedó finalmente con 4 juegos del erizo (Estos más Spinball).

SONIC SPINBALL

Este juego es un caso particular en las entregas que comparten Master System y Game Gear, pues la versión de la sobremesa de 8 bits es un port de la de Game Gear, y no al revés, como era la tónica de la portátil, que recibía muchas adaptaciones de la por entonces ya veterna sobremesa de SEGA. El juego, nuevamente, viene de la entrega de Megadrive, basado en una serie de animaión de Sonic.

En el juego, Sonic cae dentro de la Veg-O-Fortress, un inmenso complejo de construcción de robots del Dr.Robotnik. Nuevamente, debemos rescatar a los animalillos indefensos y frenar los planes del chiflado doctor, pero con una particularidad, Sonic se comporta en todo momento como una esfera de pinball, teniendo que progresar en diversos tableros ocultos en la fortaleza. Así, nos las veremos con enemigos, anillos, esmeraldas del caos, pero bajo la perspectiva azarosa de ua esfera esperando a ser golpeada por unos flippers, sin saber a donde llegaremos.

El concepto pinball, para mi, casa mejor con una portátil que con una sobremesa, pero esta versión del juego no es ni mucho menos la mejor (teniendo en cuenta que el concepto de Spinball no era demasiado bueno en Megadrive). El control, para ser un pinball, es bastante discreto, y se basa principalmente en el concepto de esas fases de casino de los Sonic originales, pero sin tener demasiado control sobre la situación. Hay ocasiones en las que Sonic puede moverse, pero su desarrollo es lentísimo y bastante cansado, teniendo que hacer lo mismo una y otra vez para terminar una fase.

Pierde la diversión de un pinball por querer acercarse demasiado a un concepto de plataformas fusionado con el concepto de los tableros, que son de todo menos de pinball. Es un juego poco satisfactorio y mucho menos divertido que el correcto Spinball original, con un apartado técnico feo, lento y que se deja disfrutar muy poco. Tiene ciertos momentos de brillantez, pero es un juego fácilmente olvidable, como juego de Sonic y como Pinball. 

Aquí acaba el Simplemente Sonic de hoy. Hemos visto los juegos que Game Gear y Master System compartieron. La portátil de Sega obtuvo muchos juegos de Sonic con un desarrollo casi idéntico, pero también albergó los experimentos en la saga que podrían haber sido arriesgados en una sobremesa. La segunda entrega incluirá todos los juegos de Sonic exclusivos de esta pequeña portátil, avanzada para su tiempo.

Gracias por tu tiempo, y por leer este artículo.

Un saludo.

 

4.666665
Valoración media: 4.7 (3 votos)

3 Comentarios:

Excelente entrada, estoy

Excelente entrada, estoy deseando ver la de GBA

Pues...

Yo recuerdo jugar a varios de estos juegos en casa de un amigo que tenia la consola ( yo me iba a su casa a jugar con esta y el se venia a la mia a darle al Super Mario xD ), y aunque yo nunca llegue a jugar a mucho de Sonic ( y encima poco y sin enterarme de nada ), mi amigo los disfrutaba bastante ^^ Una entrada muy buena y completa ( lo de los gameplay al pulsar en la imagen es todo un detalle ), un saludo ^^

al unico que jugue de game

al unico que jugue de game gear de sonic, fue el primero, dios cuando comparaba la game gear con la game boy y lloraba con ese sonic a color y portatil, un gran juego al que le tengo mucho cariño, la putada, que se me rompio la game gear y pedi el sonic, maldicion no? xD