1 de Noviembre de 2014
Ene
15

Análisis: Super Mario 3D Land

Nuevo análisis de los previstos para el blog, el último de ese grupo de cuatro grandes juegos de plataformas que han salido en los últimos meses de 2011. Acompañando a Sonic Generations, el superlativo Rayman Origins, y a Ratchet y Clank All 4 One. Todos ellos han aportado algo a las plataformas de ésta generación, pero es quizá este Super Mario 3D Land el que tenía la tarea más difícil sobre sus hombros. Debía ser el icono de una consola, Nintendo 3DS, con un inicio difícil, pero una digna remontada final.

Super Mario esta vez apuesta por algo distinto, algo que, en palabras de sus propios desarrolladores, reúne todo lo bueno de los juegos del fontanero en 3D, y los clásicos en 2D, para que los dos tipos de fans del fontanero lo disfruten. También se propuso ser tanto para aquellos que nunca juegan videojuegos como para aquellos que recorren hasta el más recóndito recoveco de un nivel. En definitiva, pretendían un plataformas total, accesible y desafiante.

¿Lo han conseguido? Lo cierto es que Super Mario 3D Land tiene muchas virtudes y muchos motivos para ser uno de los buques insignia de Nintendo 3DS. Lo que fue New Super Mario Bros a Nintendo DS en su día. Un juego destinado a vender una barbaridad a largo plazo. Con la diferencia de que Nintendo 3DS ahora apuesta más descaradamente por lo hardcore, o lo más clásico del mundo del videojuego. ¿Qué se puede esperar del juego? En el siguiente análisis lo descubro.

HISTORIA

 

La historia de Super Mario 3D Land, como es una norma en todo plataformas que se precie, no es más que una mera excusa que nos pone en situación. Una vez más, la Princesa Peach ha sido secuestrada y es deber de Mario rescatarla. Tras cada mundo, iremos viendo una serie de postales que nos descubrirán la situación actual de la princesa, hasta nuestra llegada al castillo de Bowser para rescatarla.

Tras eso, no se acabarán las sorpresas, pues tendremos que realizar un viaje y un rescate inesperado. Y poco más ofrece este juego a nivel argumental. No lo necesita, de todos modos. El cometido que debemos cumplir es solo superar los niveles, y la historia aquí no se hace necesaria. Es necesario destacar, eso sí, que la atmósfera de Super Mario Bros 3, el juego de NES, está presente en todo momento en el juego, rescatando muchas cosas, como el traje de mapache o los barcos voladores.

La ambientación del juego es muy mezclada de todas las entregas del fontanero, más cercano quizá a lo clásico con el toque de lo actual. No se pide ningún argumento elaborado a un Mario, aunque cuando debe tenerlo, como en los RPG que Nintendo hizo, sigue manteniendo su estilo en todo momento. No es un apartado que te deba importar a la hora de jugarlo.

GRÁFICOS

 

Super Mario 3D Land se encuentra bastante cerca de lo que pudo ofrecer Wii con sus Mario Galaxy, más de lo que puede parecer. Obviamente está por debajo, pero demuestra que Nintendo 3DS es capaz de acercarse con bastante precisión a lo visto en la sexta generación de consolas, y la consola Wii de la presente. Los juegos de luces y la construcción de escenarios son muy creíbles y luminosos.

Los personajes también tienen una buena animación, con algunos picos de brillantez. El modelado de Mario es obviamente el que más trabajo tiene detrás, pero lo cierto es que el conjunto general del juego logra sorprender en ciertos momentos, como algunas escenas de vídeo. Es una buena piedra de toque para ver de qué será capaz Nintendo. Marca la pauta para todos, y eso incluye el 3D.

Y es que el juego se construyó con el 3D en mente, aunque lo cierto es que se puede jugar sin tener que activarlo salvo en un par de fases concretas. El juego ofrece un 3D bastante más consistente, y puede ser tanto hacia dentro como hacia fuera. Disimula también los pequeños problemas que tienen el juego en el modo 2D, casi imperceptibles pero presentes.

¿Y cuales son? En algunas ocasiones contadas podemos encontrar dientes de sierra en los personajes, especialmente cuando se acerca demasiado a la acción. También he podido apreciar ciertas ralentizaciones en según qué momentos, pero nada demasiado notorio y que moleste a la experiencia global de juego. Lo cierto es que, para ser un juego de primera hornada de la consola, consigue aguantar el tipo enormemente y no tiene nada que envidiar gráficamente nada a lo ya visto en consolas como PSP.

Es cierto que puede mejorar, pero Nintendo ya ha puesto una genial base, y los futuros proyectos ambiciosos gráficamente de la consola se aprovecharán de ello. Sus picos de brillantez, como los vistos en la iluminación o el genial diseño de niveles, con amplia variedad e imaginación como siempre, dan pie a pensar que se puede sacar mucho de este sistema. Probablemente siga siendo respetable de aquí a unos años. Eso sí, sigo pensando que se juega mucho mejor en 2D, el 3D sigue sin aportar ese plus que te haga jugarlo entero en esa modalidad. Todo se puede mejorar.

SONIDO

Para ver este video es necesario tener JavaScript activado y el plugin Flash instalado en el navegador.

El juego sigue manteniendo esa señal de OST de Super Mario, con temas muy alegres que ambientan los niveles con gran precisión y riqueza. El juego, eso sí, posee muchos temas que vienen rescatados de otras entregas del fontanero, con sus ciertos retoques, lo cual no quita mérito al apartado sonoro pero sí me hace desear haber visto más temas nuevos además de alguno como el tema principal, muy en la línea de la saga.

Los fans del fontanero podrán identificar muy fácilmente reinterpretaciones del tema clásico que sonaba en el juego de NES o el tema de los mundos subterráneos, todos con muchos retoques. Super Mario Bros 3 es quizá uno de los que más se nota en toda la OST. También hay algunas provenientes de los Galaxy de Wii. Poca sorpresa en éste apartado, ojalá hubieran dado un poco más de sorpresa al respecto.

Lo cierto es que, al final, no se puede reprochar el conjunto final, puesto que se mantiene en la línea de lo que un Super Mario debe ser. Sus temas tienen mucho en común con los niveles que ambientan, logrando una buena simbiosis, y sensaciones en el jugador en algunos casos. Pero no habría estado de más un poco más de variedad musical. Una OST totalmente propia habría sido quizá una cosa mejor, pero ya que el juego se basa en muchos homenajes, tal vez sea justo que la OST también lo sea.

Para ver este video es necesario tener JavaScript activado y el plugin Flash instalado en el navegador.

Para ver este video es necesario tener JavaScript activado y el plugin Flash instalado en el navegador.

JUGABILIDAD

Entramos en lo fundamental del juego. Como decía al principio, se pretendía una fusión de los conceptos tanto 2D como 3D de los Mario. El juego se puede decir que sigue un desarrollo de niveles lineal, a lo Mario 2D, pero con el aporte de la tercera dimensión de las entregas más modernas del fontanero. No se puede decir que se parezca a juegos como Super Mario 64, con sus múltiples búsquedas de estrellas, pero tampoco a New Super Mario Bros. Es una entrega única del fontanero, y eso quizá es algo que le honra.

El desarrollo del juego es bastante sencillo. Nosotros debemos superar una serie de mundos compuestos de una cantidad determinada de fases, recogiendo mientras los superamos monedas estrella, 3 escondidas por nivel, y terminamos llegando a una bandera, en la que tenemos que intentar tocar su pico para obtener un banderín dorado. Cuando superamos la fase del jefe (que es, o bien un castillo, o bien un barco volador) recibimos el acceso al siguiente mundo, y así, hasta que superamos los 8 mundos.

Existen determinados momentos en los que no podremos avanzar, y tendremos que recolectar monedas estrella por los niveles hasta cumplir el número necesario para avanzar, obligándonos a revisitar los niveles anteriores. El desarrollo del juego es básicamente así, y lo cierto es que no es nada difícil superarlo. Y es que la primera parte de Super Mario 3D Land es exageradamente fácil.

Apenas tendrás que detenerte a buscar estrellas que te dejaste atrás. Los niveles no son reto alguno, y podrás superar mundos enteros cogiendo todas las estrellas. Plantarte en el mundo 8 no te va a costar nada, y será allí cuando quizá sufras un poco al final, pero lo superarás y ya habrás acabado la primera parte. Muchos pueden decir viendo solo esta parte que el juego es una porquería y que es para niños pequeños.

Se olvidan de que el todo es la suma de sus partes. Y es que es la otra parte del juego, los mundos especiales, la del verdadero Super Mario 3D Land, la que demuestra que Nintendo no se olvida de sus fans de toda la vida. Aquí seguimos apreciando una dificultad moderada en los primeros niveles, pero conforme nos acercamos al final, cada vez encontramos fases más liosas. La mayoría son originales, si bien algunas son replanteamientos de las originales en las que se basan, algo así como niveles espejo.

El tiempo es algo que cuenta mucho en algunos de estos niveles. Generalmente no vas a tener problema para superar los niveles con mucho tiempo de sobra, pero hay fases que empiezas con poco tiempo y tienes que ir ganando más derrotando enemigos o recogiendo relojes. También hay niveles en los que nos vemos perseguidos por un Mario oscuro, similar al de Super Mario Sunshine, que copia nuestros movimientos y nos atosigará enormemente. Llegas a odiar esas fases.

Las estrellas cobran la importancia que merecen, llegando incluso a un extremo en el mundo especial 8 que considero absurdo, haciéndolo incluso un poco pesado. No han sabido calibrarlo bien ahí, en mi opinión. Sin embargo, se puede decir que la dificultad de algunas de esas fases se puede acercar a la época de The Lost Levels, o, más recientemente, a lo visto en una modificación de New Super Mario Bros, que podéis ver en Youtube, que alcanza cotas de dificultad absurdas. A tanto no llega (lo de ese vídeo es bastante difícil), pero si logra suponer un reto para los jugadores. Perderás todas las vidas que ganas a mansalva.

El juego ofrece una serie de power-ups para avanzar en la aventura. Apenas hay sorpresas, pues tenemos el champiñón que nos hace más grandes, la flor de fuego para atacar la distancia, o el mapache tanooki, rescatado de SB3. Las fases son más sencillas con él, y en algunas es casi obligatorio tenerle. También tenemos la estrella de invencibilidad, y un nuevo traje: el Mario Boomerang, muy útil para coger estrellas a distancia y atacar con retroceso.

 

Por último, y solo en los primeros ocho mundos, Nintendo ha introducido una Super Guía en forma de traje tanooki invencible de manera permanente, de forma que el nivel nos resulte más fácil al no preocuparnos porque un enemigo pueda matarnos. Es completamente opcional usarlo y nadie tiene por qué hacerlo, pero facilitará mucho la vida a aquellos menos habilidosos en los juegos. Decir que en las fases especiales no lo vamos a ver en ningún momento, demostrando una vez más para quién es esa parte del juego.

¿Y qué podemos encontrar en los niveles? Un poco de todo. Tenemos fases bastante plataformeras, donde simplemente habrá que salta salientes, pasar por cuerdas, y cosas poco difíciles. En otras tendremos que coordinar nuestros saltos para que unas plataformas de colores nos puedan llevar al final. En otros hay plataformas giratorias en las que tendremos que medir nuestros saltos. A veces se nos colocará dentro de un bloque helicóptero y tendremos que emplear su vuelo para llegar a donde debemos.

Unos niveles que destacan por encima de los demás son las casas fantasma, pues son todas diferentes entre sí, y por norma general, los niveles en los que más te puede costar avanzar, especialmente en los mundos especiales, pudiendo ser un infierno a veces. Los niveles del jefe también son un alarde plataformero, sobretodo los clásicos barcos voladores, donde podremos encontrar dos jefes diferentes, que tienen patrones de ataque muy sencillos, pero que van aumentando su posibilidad conforme avanzamos.

No se nota tanto como en Rayman Origins la variedad total de niveles, pero Nintendo es una experta total en saber como construir los niveles. Hay algunos por debajo de otros, pero todos mantienen un alto nivel plataformero. Los primeros ocho mundos están pensados para que el jugador no se frustre, porque no tienen ningún obstáculo que no sea demasiado obvio. Si vas a por las monedas sube un poco su nivel, pero tampoco demasiado.

Los ocho siguientes están simple y llanamente pensados para que el jugador muera. Lo cual me encanta. Su dificultad para un avezado en las plataformas empieza sobre el mundo especial 5 aproximadamente, lo cual nos deja quizá 8 mundos fáciles (4 más fáciles que los 4 siguientes), 4 normales, y 4 difíciles. No está mal, pero quizá habría hecho falta más dificultad real que 4 mundos, y que muchas veces se construyen en ponerte en situaciones límite, donde tienes que ir rápido. Los niveles con pausa del juego son sencillos de superar.

El haber intentado lograr un balance entre lo novel y lo experto ha perjudicado quizá al segundo segmento. Pero no por ello Super Mario 3D Land es un mal juego. De hecho, te vas a divertir jugando tanto los niveles normales como los especiales, y vas a encontrar sin duda una experiencia de juego plena en todos los aspectos. Debes tener paciencia con los primeros ocho mundos, porque son demasiado fáciles y te sentirás casi insultado de superar el jefe final a la primera o a la segunda teniendo cerca de 140 vidas. Ya se te pasará en los especiales cuando las pierdas casi todas.

El juego, no obstante, se encuentra falto de homogeneidad, tiene mucho desbalance y su curva de dificultad es demasiado relajada hasta casi el final del juego. El balance ha fallado, y el jugador más experto se va a sentir un poco más abandonado hasta el final. Pero la intensidad de ese segmento, y la búsqueda de estrellas en los niveles difíciles, mantendrá a cualquiera pegado a la consola durante largo tiempo. Es quizá la gran virtud de 3D Land. Es un Mario que ha cumplido el propósito que se cumplió.

OTROS

El juego te puede durar perfectamente 4-5 horas si te dedicas solo a superar los mundos normales. 4 horas, muy poco tiempo para un juego que se llama de calidad. Pero una vez más, no juzguéis un libro por su cubierta. Cuando entres a los mundos especiales, doblarás esa duración, y hasta la triplicarás. El juego, haciendo todo lo que oculta, te puede durar 20 horas perfectamente.

Sus retos son, básicamente, obtener todas las monedas estrella, que, o bien se encuentran en los niveles, o en unas cajas entre las fases, llamadas Cajas Estrellas, en las que se nos plantea un pequeño puzzle, sencillísimo, en el que tenemos que recoger todas las monedas o matar a todos los enemigos que veamos, y recoger la moneda, en 10 segundos. 

También hay casas Toad, en las que podemos obtener objetos, algunos provenientes de SpotPass de nuestros compañeros de la Lista de Amigos. Es el único uso, junto con el recibir cajas por StreetPass, que hace el juego de las funciones de conectividad de la consola. No necesita muchos más, de todos modos. El superar el juego con los dos personajes disponibles (podemos desbloquear a Luigi) consiguiendo todos los banderines dorados y estrellas, esconde una última sorpresa final. Llegar a ella nos llevará tiempo, dejando el juego muy completo para el que quiera más, y en un entretenimiento corto para el poco dedicado.

CONCLUSIÓN

 

Super Mario 3D Land cumple con lo prometido: es un juego capaz de contentar a los aficionados de las entregas 2D y 3D del fontanero, con un marcado recorrido de lo segundo pero con el desarrollo de lo primero. Es un juego muy completo, con una gran cantidad de niveles muy variados y muchos retos para los que los quieran superar.

Tiene, no obstante, el principal problema de que más de la mitad del juego es sencillo de superar, y no se complica hasta la mitad de los mundos especiales. Es un juego sencillo de superar, y quizá es este balance poco medido lo que lo puede hacer más aburrido para algunos. La primera impresión de un juego, si no es buena, lo puede condenar, y este juego tiene una impresión que dura cerca de 4 horas de juego simple y fácil.

Si se el tiene paciencia, desata un infierno plataformero en sus fases más avanzadas, y un reto excepcional en forma de monedas estrella y banderines dorados, por partida doble, con una sorpresa final que logra mantener satisfecho a cualquiera. Es un juego para jugar en pequeñas dosis, durante mucho tiempo, y seguirá siendo un referente de la consola cuando pase el tiempo.

Técnicamente cumple, y da muestras de lo que puede ser capaz 3DS, si bien tiene algunos pequeños problemillas que lo alejan de la perfección. Musicalmente es muy tradicional y no sorprende demasiado, y su historia es una mera excusa. Encantará a los fans del fontanero, y es quizá el mejor juego disponible para el sistema por parte de Nintendo. Llegarán mejores, pero este juego no quedará en evidencia.

NOTA

 

Historia: Nuevamente, nada que deba destacarse. Tiene una buena ambientación y sigue los tópicos de la franquicia. No se puede valorar. (-)

Gráficos: Su motor gráfico te recuerda inmediatamente a los Galaxy, y demuestra de lo que es capaz 3DS. Sin embargo, posee algunos problemas como dientes de sierra o ralentizaciones mínmas que lo alejan de la perfección. Es un buen punto de partida. (8.5)

Sonido: Bastante tradicional, y eso es quizá lo que hace que no sea realmente sorprendente. Ambienta muy bien los niveles y replantea bien los temas clásicos. Sin embargo, me habría gustado más ambición. (8.75)

Jugabilidad: El juego logra totalmente el objetivo que se propuso, acercarse a las audiencias que juegan a las entregas 2D y 3D del fontanero y unirlas. Es un juego divertido en todo momento, si bien es demasiado fáicl en el 75% de su desarrollo. El que busca retos tiene para mucho, pero para el jugador más avanzado habría visto bien más dificultad general. (9.25)

Otros: Dura 4 horas escasas si solo superas los mundos iniciales, unas 12 si superas todos los mundos, y de 20 a 25 horas buscando todo. Más que suficiente. Posee un contenido generoso y completo, muchos retos para el que se los proponga. Una sorpresita final que agrada. (9.25)

NOTA: 9/10  

 


Y esta ha sido la entrada de hoy. Poseedores de 3DS, dadle una oportunidad porque es uno de los juegos que tenéis que tener sí o sí, cueste lo que cueste. Es un plataformas divertido al que le falta ese toque final para llegar a la excelencia total, pero es la experiencia más rica de la consola.

 

Gracias por tu tiempo, y por leer este artículo.

Un saludo. 

5
Valoración media: 5 (3 votos)

7 Comentarios:

Pues este seria el primer

Pues este seria el primer analisis que he visto que no lo pone por las nubes (Eso si, tocandolas con la punta de los dedos xD). Tampoco es que hubiera leido muchos.

Mario es Mario, y si se trata de plataformas, es siempre calidad (Aunque todavia sigue sin convencerme del todo el New Super Mario Bros de DS, el de Wii si me gusta un poco mas), asi que no me sorprende que este tambien sea muy bueno. Lo que si me sorprendio es que no alabaras el 3D... Digo, tenia entendido que era el juego de 3DS que mejor lo aprovechaba... Bueh, supongo que sera de esas cosas que hay que probar uno mismo para opinar.

El sonido si veo que ha ido muy en la linea de los New Super Mario Bros: Un unico tema nuevo, utilizado hasta el cansancio (A estas alturas, la "formula musical" del Super Mario Bros original no funciona). Por lo menos se han molestado en reciclar algunas canciones de otros Marios para amenizar el conjunto.

Excelente entrada, Agumon.

Saludos!

Joder, no veas de qué humor

Joder, no veas de qué humor me pone ver entradones como este y que ni dios comente.

Tal vez sea raro, pero es

Tal vez sea raro, pero es que yo juego la mayor parte del tiempo en 2D, si pongo el 3D es más por ver cómo va, no es algo que me atraiga realmente de la máquina, si bien el 3D Land es el que más suave lo tiene, el que menos molesta, no se ve puesto "a pegote" como en el Tales o el Cave Story. Cuando lo uso lo pongo al 20 o al 30%, porque no suelo aguantar mucho :)

Gracias por vuestra opinión.

Un saludo. 

Que te esta pareciendo el

Que te esta pareciendo el Cave story?

El Cave Story no está mal,

El Cave Story no está mal, tiene una buena dificultad, y es quizá su mayor virtud, porque su apartado gráfico es bastante feúcho y no destaca por mucho más, es un juego sencillo. De notable, diría yo, pero no es la mejor versión, y todo por ser 3D, que le quita parte de su encanto.

Un saludo. 

No sé cómo será en la

No sé cómo será en la 3DS, por eso te preguntaba, aunque la versión que estoy jugando en PC me parece tremenda, tanto en adicción como en dificultad (la mazmorra secreta es la cosa más para masoquista que he visto en mucho tiempo... llevo semanas intentando pasármela y sigo muriendo justo al final, puta oda al cabronismo LMAO)

Yo he jugado poco al Mario

Yo he jugado poco al Mario 3D Land puesto que tengo otros juegos pendientes a pasar antes (ya pasé Zelda: SS y No More Heroes 2 que los tenia pendientes), pero me ha dado esa impresión de juegazo de los buenos pero sin llegar al nivel de excelencia de los mario de DS y Wii.

Por cierto, muy buena entrada :) te dejo 5*