22 de Octubre de 2014
Feb
14

1988-2010: Simplemente Megadrive

Categorías: , , ,

Cuando algo es grande, su sola presencia es el mejor adjetivo para definirlo.

Corría el año 1988. Una compañía de videojuegos llamada Sega Enterprises Ltd. combatía inútilmente contra la Famicom (Family Computer, conocida por aquí como la NES) de Nintendo. Su arma era la Sega Master System, consola que, sin hacer mucho ruido (tuvo menos del 5% de mercado, vendiendo 13 millones de unidades), sería el origen de lo que en el futuro sería la mejor consola de la compañía.

Nintendo se estaba estancado en los 8 bits, en la tercera generación de consolas. 60 millones de unidades, un casi total monopolio del mercado, y grandes cifras económicas, eran su mayor baza. Pero los jugadores querían más. Eran conscientes de que el futuro pasaba por los 16 bits, y exigía a Nintendo su nueva consola. Pero era un riesgo demasiado importante, y los resultados económicos eran excelentes con la Famico, ¿Para qué cambiar?

Sega, su mayor competidora por aquel entonces, decidió que, si quería tener alguna oportunidad contra Nintendo, debía estar por encima, en todos los aspectos, de su Famicom. Un año antes, NEC había lanzado lo que podría llamarse la primera consola de 16 bits, aunque no era exactamente eso. Su arquitectura era de 8 bits, pero tenía prestaciones, como los gráficos, de la siguiente generación. Muchos no cayeron en el engaño, vendiendo 5 millones de unidades y pasando desapercibida en Europa (Donde se llamó Turbografx).

Octubre de 1988 fue el momento señalado para el lanzamiento de Megadrive (Nombre que significa algo así como Mega Unidad, tratando de demostrar que es grande hasta en su nombre). 64 colores a la vez en pantalla, hasta 80 sprites, gran calidad de sonido para el momento, soporte de cartuchos, retrocompatible con Master System junto a un periférico, entre muchas otras características. Fue lanzada ofreciendo el juego de recreativa Altered Beast gratis junto a la consola. Y es que una de las bazas de Megadrive sería esa. Gran parte de las recreativas de Sega podían ser portadas a la perfección para la consola, e incluso, en ocasiones, lucir incluso mejor, como es el caso de Golden Axe. Se publicitaba diciendo que tenía "Gráficos arcade", y es que, por aquel entonces, los gráficos de esos juegos eran algo alejado de cualquier consola doméstica.

Tardó casi un año en salir a América (Bajo el nombre Génesis por no poseer la licencia sobre el nombre allí), y dos en salir en Europa, ya con su nombre original. Sus ventas finales fueron de cerca de 40 millones de unidades (30 según otras fuentes), y su juego más vendido fue Sonic 2.

(Uno de los packs de Megadrive, que incluía la consola, dos mandos y el Sonic original.)

También Sega quiso ofrecer una imagen totalmente opuesta a Nintendo. La compañía de Mario daba una imagen, por así decirlo, familiar o infantil. Sus juegos generalmente eran de simpáticos gráficos, poca violencia explícita, y más orientados en el aspecto a los jóvenes. Esto no quiere decir que la saga Super Mario Bros, Duck Hunt o Final Fantasy fueran para niños, sino que la imagen de la compañía era, y sigue siendo, la de juegos para toda la familia.

Pues bien, Sega quiso ser una contraparte. Quería orientarse a un público más adulto, a los adolescentes principalmente. Realizó campañas televisivas en las que reforzaba esta idea, queriendo demostrar tres cosas: la infantilidad de Nintendo, el espíritu adulto de Megadrive, y la potencia de su consola sobre la Famicom/NES. Tuvo su tiempo Megadrive para triunfar, saliendo su versión Europea (30 Noviembre 1990) casi a la vez que la versión japonesa de Super Famicom (SNES) (21 Noviembre 1990).

(La SNES o Super Family Computer [SUPER FAMICOM] )

Nintendo, finalmente, dos años después, tuvo que responder a Sega, al ver que Megadrive era una amenaza seria a la posición monopólica de su Famicom, y que estaban quedando evidentemente detrás en prestaciones técnicas. Sin embargo, casi pareció no afectarles, a pesar de casi 4 años de desventaja (Salió en el 92 en Europa). Sega seguiría con su política, bien ridiculizando la imagen infantil de Nintendo, o bien entrando en el negocio de las exclusivas, quizá tan viral como ahora, centrado casi al completo en versiones de Street Fighter o conversiones de juegos de la otra consola, jactándose de la superioridad de Megadrive al conducirlos (Pasó con la versión de Contra para Megadrive.)

Sin embargo, el triunfo de Sega fue parcial. Con una consola poseedora de uno de los catálogos más emblemáticos de los videojuegos (Donkey Kong Country, Super Mario World, Final Fantasy, IV V, y VI, Dragon Quest V y VI, Zelda a Link to the Past...) sumado a las decisiones erróneas de Sega cometidas en Mega CD, y en mayor medida, en 32X, Nintendo logró casi el 60% del mercado, mucho menos que anteriormente, dejando a Sega la otra mitad del pastel.

Aún así, Sega Megadrive fue siempre la primera clasificada en ventas en Europa y en Brasil, país donde caló muy hondo, ya que se siguen lanzando versiones por la compañía TecToy hoy en día, con ventas discretas, pero consistentes.

La oferta de Megadrive fue muy variada, ya que era diferente a lo que ofrecía Nintendo. Su mayor baza eran los juegos de recreativa, y los Beat´em´Up. Su catálogo estuvo lleno de juegos de este tipo, como la trilogía Golden Axe, o la trilogía Streets of Rage (siendo la segunda entrega uno de los juegos más valorados de la consola). También proliferaron los juegos de lucha 1 contra 1, como Virtua Fighter (versión en 2d de la recreativa), un port de Street Fighter II (La guerra por la exclusividad de las variantes de éste fue emblemática entre Sega y Nintendo) o Mortal Kombat II, cuyo lanzamiento sin censura llegó incluso a ser determinante en la lucha contra SNES.

(La edición Special Champion de SFII, que permitía control sobre los jefes, como Sagat y Bison)

Aunque Megadrive también tenía juegos de plataformas, de grandísima calidad. No hace falta pensar mucho para saber que hablo de la saga Sonic The Hedgehog. Igual que Mario era el gran icono y el gran "vende-consolas" de Nintendo, Sonic adoptó ese rol para Sega, supliendo a Alex Kidd como mascota de la compañía (Alex Kidd fue la gran baza de Sega para Master System, y vistos los resultados, sabían que tenían que cambiar). 

Sonic surgió de esta necesidad de una nueva mascota, un juego que fuera capaz de vender masivamente sólo por su calidad, aunque no tuviera renombre. El actual Sonic Team comenzó unos cuantos bocetos, descartando un conejo (Que sería la premisa del posterior Ristar, que ya analicé en su momento en este blog) y otros tantos bocetos que aparecerían com personajes de la saga posteriormente. Un erizo fue el elegido. 1991 fue el año de debut de la saga Sonic.

Aquí apareció otra de las bazas publicitarias de Sega: Blast Processing. 

Portada del Sonic The Hedgehog en su versión americana.

¿Qué es Blast Processing? Significa, a grandes rasgos, que Megadrive podía mover gráficos a alta velocidad sin resentirse, mientras la SNES, aunque pudiera hacer zoom en ellos, no podía con esa velocidad. Lo cierto es que los juegos de Megadrive siempre han tenido una sensación de mayor velocidad y menos pausa que los de Snes, mucho menos veloces incluso en los juegos de carreras como Super Mario Kart.

Sonic, según Sega, sería imposible en SNES debido al Blast Processing. De un modo u otro, Sega había creado una nueva forma de entender las plataformas, opuestas a Mario, con un modo de juego menos "alocado", por así decirlo. Fue un rotundo éxito, y, aunque Sonic hoy en día sufra incomprensión, fue uno de los mayores iconos de los 16 bits, con extensión hasta casi la generación de Dreamcast, cuando aparecen sus últimas joyas reconocidas (los Adventure). Pero esa es otra historia.

(Sonic y Knuckles, un juego para completar otros tres)

Sonic contó con varias entregas, entre ellas su trilogía original, en la que cada juego era mejor y más variado que el anterior. Sonic y Knuckles fue una extraña novedad, ya que se combinaba con los otros juegos dando experiencias jugables nuevas, tales como Knuckles en Sonic 2 o el mejor Sonic de Megadrive: Sonic 3 y Knuckles, enormemente largo (Sonic 3+ Sonic y Knuckles) y con cuatro variantes jugables (Sonic, Tails, los dos juntos, o Knuckles). Otros juegos derivados, como Flicky, Sonic Spinball, Dr Robotnik Mean Bean Machine (El mejor puzzle de la consola junto a Columns) o Sonic 3D Blast completaban la saga.

Pasado el tiempo, Sega veía como la tecnología avanzaba, y temía quedarse atrás con su Megadrive. La arquitectura de la consola la hacía propicia a la aparición de periféricos para ella. Obivando algunos esperpentos como el Sega Mega Answer, o la típica pistola láser, el negocio de periféricos de Sega se centró en dos áreas: Mega CD y 32X. Apareció igualmente Mega Drive 2, el equivalente a las versiones Slim de Playstation actuales, pues era más pequeña y más barata, pero igual de potente que la Megadrive estándar.

(Megadrive 2 con Mega CD 2 acoplado).

Quizá el deseo por abarcar demasiado, sumado a la política con tendecia al poco apoyo a estos periféricos, terminó provocando el inicio del fin de Sega en consolas domésticas, puesto que Saturn y Dreamcast nunca llegaron a alcanzar las cotas de Megadrive.

Mega CD no estaba mal pensado. Ampliaba las capacidades gráficas y de sonido de la consola, la compatibilizaba con FMV (Full Motion Video, con estilo de dibujos animados), además de las ventajas de almacenamiento de un CD, casi 150 veces más que un cartucho. Megadrive sumada a Mega CD podía lograr juegos técnicamente muy superiores a lo que SNES pudiera lograr jamás, según decía la compañía. Se acoplaba a la consola, bien debajo en la original, o bien al lado en la Megadrive 2, y añadía todas esas funciones antes mencionadas a la experiencia de juego anterior. No ampliaba nada de lo ya lanzado, pero abría las puertas a otros juegos más avanzados. Y a la cabeza de ellos, va Sonic CD.

(Sonic CD, a priori clásico, pero toda una revolución jugable.)

Sonic CD es el gran ejemplo de lo que Mega CD podía lograr. Era la experiencia definitiva de Sonic, y hoy en día sigue considerándose el mejor juego de Sonic jamás realizado. Viajes en el tiempo (hasta tres variantes por fase), movimientos nuevos, música a otro nivel, una FMV como intro bien realizada...dieron lugar al mejor representante del incomprendido aparato. Otro de los representantes más carismáticos fue Snatcher, guionizado por el hoy archiconocido Hideo Kojima, siendo la mejor forma de disfrutarlo. Sin embargo, fue víctima de la poca popularidad del Mega CD a pesar de la calidad que atesoraba.

Y es que Mega CD, de las casi 40 millones de Megadrives existentes, estuvo en 6 millones insertado. Parte de la culpa la tuvo Sega, ya que no lo apoyó lo suficiente, y otra parte la tiene la escasa calidad de los"pseudo-juegos"  lanzados para ella, que eran poco más que darle a un botón y ver lo que pasaba, siendo aburridos. Era algo nunca visto, sí, pero no casaba con los gustos de los videojugadores. ¿O vemos hoy en día juegos de este tipo en PS3, Wii o 360?

Peor fue el caso del Sega 32X. Era un intento de adelantarse a la siguiente generación sin cambiar de consola, pero si el apoyo a Mega CD fue escaso, 32X casi salió y fue olvidado por Sega. Sus juegos 3D (Doom, Virtua Fighter, Mortal Kombat, grandes nombres) buscaban desbancar técnicamente a la SNES, pero Nintendo respondió mejorando con nuevas mecánicas (Como el chip FX) o explotando su consola con las técnicas que dieron lugar a los engañosos 3D de Donkey Kong Country. Además, era un periférico muy caro.

(Armatoste resultante de la unión de la Megadrive con el Mega CD y el 32X)

Además, Sega tampoco le ido buena publicidad. Anunció el desarrollo de su siguiente consola, la Sega Saturn, y afirmó que el paquete completo de Megadrive con Mega CD y 32X igualaba a Saturn en prestaciones y superaba a SNES. Aunque nunca se termino de demostrar al no haber podido sacarle partido casi ninguna desarrolladora, saliendo Sonic CD y Snatcher, y otros cuantos juegos de buena calidad 3D como Doom, del fallido experimento. El elevado precio y los pocos resultados habían perjudicado la imagen de Sega al final de la generación, lo que en parte le impidió la victoria de la cuarta generación globalmente a pesar de su ventaja de dos años.

Fue una derrota por culpa de la política de la empresa, en un afán por demostrar que la consola era superior a SNES solo por potencia, olvidando lo más importante, los juegos. Esos juegos que hicieron que 40 millones de personas se rindieran ante ella, podrían haber sido el revulsivo que justificase la potencia que se le suponia a la Megadrive "Completa"

Y es que Megadrive, para muchos, nunca fue incompleta. Juegos más adultos que los de SNES, innovación casi continua, con cada lanzamiento, juegos con controversia (Ecco The Dolphin y sus variantes es para algunos obra maestra, para otros bodrio incomprensible e infumable), polémicas (Como Mortal Kombat II sin censura), y, sobretodo, una buena imagen. Y es que mucha gente tenía incluso la sensación que tener SNES era una vergüenza porque Sega decía que era infantil, y se enorgullecían de decir: "Tengo una Megadrive".

(Genesis/Megadrive hace lo que Nintendo no. La promoción más famosa de Megadrive.)

Nunca se lograron de nuevo los éxitos de Megadrive. Nintendo superó a SNES con Wii, muchos años después, pero Sega, perjudicada por la mejor competencia del futuro, como Playstation, tuvo que irse por la puerta de atrás. Pero aún permanece en la memoria de muchos, haciendo espacio a la malograda Dreamcast, esta consola, considerada por muchos la mejor de la cuarta generación, por otros la mejor jamás realizada. Una consola que se promocionó con sus prestaciones y sus recreativas, y que luego olvidó adaptarse correctamente.

Como dije al principio del reportaje, no hacen falta adjetivos para definirla. Ella sola, con sus juegos y su historia, se define. Maravillosa, técnicamente superior, en cierto modo adulta, pero desesperada por evitar su muerte, su cambio. Parece mentira que lo que la alzó en su etapa dorada la condenase al final: la promoción. Mega CD y 32X no triunfaron por no tener promoción, no tener juegos. Aunque tuvieran la potencia.

No es una consola, no es una bestia técnica, no son juegos. Es, simplemente, Megadrive, con todo lo que este nombre conlleva. Si no tuviste la oportunidad de disfrutarla, Sega Megadrive Ultimate Collection logrará hacerte entender el sentimiento que acompañó a 40 millones de personajes, y que perdura hoy.

Gracias, Sega.

Aqui acaba mi "Proyecto M", mi pequeño homenaje a la mejor consola que he tenido jamás, Megadrive. Un repaso a su historia, breves acercamiento a sus juegos. En el futuro, me centraré más en sus mejores juegos, como ya hice con Ristar. Pero hacía tiempo que quería compartir esto, con todos los que tuvieron Megadrive y la siguen valorando.

¿Tuviste una Megadrive? ¿La sigues disfrutando? ¿Qué opinas de sus juegos? ¿Y de las decisiones de Sega? Únete a todos los que la siguen considerando una obra de arte.

5
Valoración media: 5 (4 votos)

5 Comentarios:

_______________

La de momentos que me dió y me sigue dando esta pedazo de consolas , de las mejores de la historia.

wow

increible entrada casi lloro, yo fui de los que prefirio la sega genesis en lugar de supernintendo y no me arrepiento pase momentos increibles con sonic, vectorman eternal champions, y mucho mucho otros, y bueno fue una gran consola lastima que sega quiso abarcar tanto que al final no pudo , y bueno 5 estrellas

que gran consola

que recuerdos me trae la megadrive...yo aun la tengo y a veces juego a sonic...estas consolas/juegos son miticos y nunca se olvidan

 5 estrellas

Pues...

Lamentablemente no llegue a tocarla personalmente, tenia un amigo en mi mismo bloque que si la tenia, y muchas tardes nos la pasamos jugando con la hermana a la consola y eran tardes que se pasaban volando por lo divertidas que eran.

Nunca he llegado a tener una ni a profundizarme en sus juegos, pero oye, todavia no es tarde xD Muy buena entrada, un saludo ^^

En Argentina la Megadrive

En Argentina la Megadrive (conocida como Genesis), es la consola de 16 bits por excelencia, con muchísimas más ventas que Super Nintendo, ya que esta en su tiempo fue menos comercial y más cara, y por supuesto que sus juegos más difíciles de conseguir. Hoy por hoy se sigue vendiendo como si fuera una consola de actual generación, y bueno, los cartuchos piratas no pueden faltar, en eso hay que tener cuidado donde comprar, ya que sigue siendo una consola que se vende mucho por estos lados.

5 estrellas para ti.