18 de Abril de 2014
Mayo
12

NDS Análisis- Dragon Quest 5 La Prometida Celestial

                             

Bueno, después de un tiempo con algo de sequía de contenido, realizo mi siguiente análisis de un juego, esta vez, de un clásico que realmente me ha sorprendido en su reedición para DS, mucho más que su antecesor Los Capítulos de los Elegidos. Dragon Quest 5 me ha parecido un RPG realmente soberbio, tanto en historia como en posibilidades jugables, resultando bastante recomendable a pesar de ese aire añejo que echa para atrás a algunos jugadores.

La Trilogía de Zenithia está dando bastante de sí, pero este juego, hasta la aparición de la sexta parte, me parece el más completo. La posibilidad de reclutar monstruos, mayor libertad de acción y decisión, la personalización de los protagonistas, y el desarrollo de un personaje desde la niñez, son sus mayores novedades, además de una mayor longitud, manteniendo la base que ya funcionó en Dragon Quest IV.

Sin más preámbulos, comenzaré el análisis del juego.

 HISTORIA

El juego comienza con una escena retrospectiva, de un rey impaciente esperando el nacimiento de su hijo. Un nacimiento que por fin se produce. El bebé somos nosotros, y procederemos a nombrarlos. Unas complicaciones hacen pensar que la reina podría morir tras tenerlo. Luego, todo cambia radicalmente.

Parecemos el mismo chiquillo, pero...estamos en un barco de transporte, y el rey anterior, nuestro padre, no es más que un héroe mercenario, que a pesar de todo, es humilde. Su nombre es Teudis. En esta parte de la historia se notará que somos unos niños, no podremos leer carteles al no saber, no tendremos libertad total por estar al cuidad de Teudis...esta etapa dará paso a la adulta, donde la historia verdadera tomará lugar.

El objetivo es encontrar a la madre del protagonista, que podría estar viva a pesar de todo. Luego, comentar los detalles, la gran cantidad de diálogos, personajes, situaciones...sería entrar en detalles argumentales que podrían echar a perder la experiencia de una historia que va apareciendo poco a poco, y que nos presenta alrededor una gran cantidad de distracciones.

 GRÁFICOS



El apartado gráfico se mantiene inamovible respecto a Dragon Quest IV. La Prometida Celestial ofrece un mundo en 3D, con capacidad de rotarlo en determinados momentos, y personajes en cuidados sprites 2d. Las animaciones y expresiones de estos no se dejan notar, aunque los bocadillos que surgen de vez en cuando ofrecen mayor grado de realismo en estos personajes casi estáticos.

El juego trata de lograr un ambiente fantástico-medieval, y lo cumple con creces. Encontraremos cuevas, ciudades arruinadas, volcanes, mazmorras de castillos, viajes en barco, incluso tendremos la oportunidad de vivir la vida de un esclavo, con rutinas perfectamente definidas en este caso. 

Los entornos tiene una gran belleza y detalle, resultando un excelente apartado en 3D que no desentona en absoluto con el ambiente 2D del título ni con la esencia del original de SNES. En lo que respecta los sprites de los monstruos, respetan los cánones de la entrega anterior, criaturas imaginativas creadas por Akira Toriyama, el autor de Dragon Ball, entre las que encontramos los clásicos Limos, pasando por gatos rayados, pequeños dragones, caballeros, zombies, y los imponentes jefes de nivel, como por ejemplo unas fichas de ajedrez monstruosas. Los sprites tienen un tamaño adecuado, pero las criaturas como el Limo podrían ser un poco más grandes, ya que dejan poco espacio para representar.

Se agradece que todas estén animadas, aunque una animación al morir nunca hubiera venido mal. Sin embargo, nada de esto afecta la experiencia general, que deja un buen sabor de boca en este aspecto.

En resúmen, encontraremos una mezcla dimensional bastante bien integrada, que no desentona, y da un aire diferente al título, respetando sus orígenes, aunque excesivamente parecido al juego anterior al compartir motor gráfico, lo cual quita un poco de factor sorpresa, aunque aporte algunas pequeñas mejoras.

 SONIDO

Para los que jugaron en su día a El Periplo del Rey Maldito o al Monster Joker de DS, encontraran muchas pistas de audio similares entre este juego y los otros. En general, en un RPG como Dragon Quest, la música es continuista y tiene altísimas cotas de calidad, como aquí ocurre. Tendremos temas para todos los gustos, y unos efectos de sonido muy acordes a las situaciones. En el menú, los continuos pitidos al pasar objetos pueden resultar algo molestos, pero nada demasiado reseñable.

A pesar de todo, estamos frente a una banda sonora digna de mención, con temas bastante bien implementados y que terminarán sonándonos si somos jugadores habituales de la franquicia, porque los comparte en parte con el juego de PS2. Todos los temas son de orquesta, y el más destacable quizá podría ser el inmortal tema de inicio de juego, ya mostrado en el juego anterior y la octava entrega.

 JUGABILIDAD

Quizá el pilar que hace que todo esto no se quede en gráficos coloridos y buena música. Dragon Quest V es un título de rol de la vieja escuela, por lo que no es apto para novatos. La subida paciente de nivel y la mejora continua del equipamiento serán vitales sin queremos tener alguna oportunidad y no sufrir en algunos combates.

El sistema de batalla no es en tiempo activo, lo cual da tiempo para tomar decisiones. Aparece un sencillo menú con comandos muy básicos, como atacar, utilizar habilidades de combate, escapar de la pelea o usar objetos. Los enemigos aparecerán frente a nosotros en grupos, generalmente de la misma especie, y fijados por letras, como Limo A y Limo B, para facilitar la selección.

Nosotros tendremos el control de un grupo conformado por humanos y por monstruos al avanzar un poco en el argumento, siendo un pequeño dientes de sable el primer contacto con la gran novedad de esta entrega en las batallas: El Reclutamiento de Monstruos.

En la práctica es muy sencillo. Con nosotros pueden ir hasta 8 miembros de grupo. Si tenemos espacio en nuestro grupo actual, y derrotamos a un grupo de monstruos, alguno de ellos puede volver y mostrar interés en nosotros, tras lo cual podemos decidir si lo queremos o no en nuestro grupo. Al contrario que en El Periplo del Rey Maldito, aquí no los tendremos que invocar, sino que forman parte de nuestro grupo como cualquier otro, es decir, suben de nivel, se equipan con armamento y armaduras, y pueden usar objetos. 

Sin embargo, su comportamiento depende de unos atributos que mejoran al subirlos de nivel. En la saga Pokemon, sin no tenías una determinada medalla y tenías monstruos de alto nivel, estos podían no obedecerte. Algo similar ocurre aquí, sólo que es totalmente dependiente de un parámetro de cada monstruo. Habrá monstruos, como el Jinete de Limo, que tengan estas estadísticas altas y te obedezcan, pero habrá otros que realizarán acciones al azar o directamente no harán nada, estorbando en el combate. Por suerte, tenemos la opción de dejarlos, por así decirlo, "en el banquillo". No lucharán, pero seguirán obteniendo experiencia. Si necesitamos espacio, podremos almacenarlos en una ciudad concreta.

Respecto al combate, se resuelven con intercambios de acciones muy clásicos, según la velocidad de los oponentes, y poniendo en pantalla efectos variados de hechizos, pero sólo cuando los usamos nosotros, pues al atacar los enemigos sólo se moverán un poco, y vibrará la pantalla. Por suerte, se indica en una barra de salud lo débiles o fuertes que están en nuestro grupo, para así decidir cuando podemos curarlos. Falla que en los comandos sólo nos guíe esta barra, pues sólo aparece el HP y MP actual, sin ninguna guía del máximo.

Tras vencer, obtendremos experiencia y dinero, y a lo mejor algún objeto, y la posibilidad de que un monstruo se ofrezca a nuestro grupo. Combates como estos nos acosarán continuamente, pero, si se tiene un nivel adecuado, no se hacen nada pesados y sufridos, aunque ocurre lo contrario si vamos descuidados, por lo que el juego premia las subidas de nivel, bastante genéricas, pues sube los parámetros y a lo mejor enseña habilidades según el personaje.

Respecto a el mapa y las ciudades, tendremos las posibilidades clásicas, como la iglesia para guardar, la posada para descansar, las tiendas de objetos, armas y armaduras, el almacén de monstruos, y un casino, una novedad ya presente en otros juegos en los que podemos obtener buenos premios si la suerte nos sonríe. El juego tiene un desarrollo muy lento, y a veces puedes sentirte perdido sin tener ni idea de por dónde se puede continuar o lo que debes hacer, aunque la solución siempre suelen ofrecerla los NPC que pueblan el universo del juego, esto no se indica, lo cual deja al jugador algo perdido.

Las posibilidades dentro de las ciudades incluyen la rotación de la cámara, lo cual, además de efecto estético, puede revelar pasajes y lugares antes invisibles en nuestra perspectiva. Precisamente, jugar con esta perspectiva es otra de las bazas del juego.

Un broche de oro en este apartado, pues el juego es divertido, aunque algo exigente, y premia al jugador constante y que busca soluciones en cualquier lugar. Dejar el juego por un tiempo y regresar sin saber que hacer puede ser una perdición, pero un Dragon Quest usualmente es un juego así de complicado.

DURACIÓN

La historia principal, sin detenerse en los extras y teniendo un grupo moderado y equilibrado, puede completarse en unas 30 horas. Suena algo escaso, especialmente sabiendo que 3 o 4 de ellas son parte del prólogo, pero la gracia del juego está en explotar todas las posiblidades que ofrece.

Explorar todos los recovecos del mapa, tratar de obtener a los mejores monstruos, conseguir el equipo más poderoso y desvelar todos los secretos del juego, así como los extras que ofrece, lo alargan a unas 70 u 80 horas quedándose corto. El juego, eso sí, se alarga bastante más para la gente novel de los RPG, pues el desesperante modo de proseguir en la historia, quedándose estancado cada poco tiempo, puede echar para atrás a algunos, al hacerlo en apariencia mucho más largo.

Es un juego de duración media hablando en conjunto completo, de historia y extras, pensado más para el jugador que tiene más idea de RPG que para el novato.

MODOS DE CONSEGUIRLO

El juego original ya no es accesible en las tiendas al ser de SNES, y el de PS2 jamás llegó a Europa. Desconozco si se puede obtener por importación.

La forma más fácil de jugarlo es obtener el remake de DS, muy fiel al original y con excelentes añadidos, analizados anteriormente.

La versión de SNES tenía mucha más dificultad, y evidentemente, era menos avanzado tecnológicamente. Sin embargo, se puede observar que la fidelidad del remake está justificada, con la captura inferior.



La versión de PS2 no he tenido oportunidad de probarla, pero era bastante fiel en el mapa del mundo al original, aunque con unos gráficos notablemente superiores, de estilo superdeformed, tal vez con Cell-Shading. También seguían las pautas de Akira Toriyama. Los combates, a pesar de todo, seguían siendo 2D, no como en la octava entrega, que sí llegó a europa y tenía combates en pseudo-3D.

VALORACIÓN FINAL

Dragon Quest V es una excelente adquisición para los amantes de los RPG. Es complicado en su justa medida, y exige una pequeña dosis de paciencia en la preparación del grupo, pero hecho esto, tenemos por delante una historia rica en detalles, algunos giros argumentales, y pendiente de un mundo vivo que cambia ante nuestras hazañas. Llevaremos la vida desde el nacimiento hasta el matrimonio de nuestro heroe, donde encontraremos personajes esteriotipo, pero con una marcada personalidad.

En opciones jugables, es bastante clásico, pero muy entretenido, amenizado con una buena música orquestada y unos gráficos muy coloridos, así como ciclo día y noche no realista.

A veces puede dejarte colgado y no saber como seguir, y algunos enfrentamientos están algo desnivelados, y lo descubres al afrontarlos. Pese a esto, si eres fan de los RPG añejos, este juego no te va a defraudar.

GRÁFICOS: 8.5

SONIDO: 9

JUGABILIDAD: 9

DURACIÓN: 9

VALORACIÓN FINAL: 8.8

5
Valoración media: 5 (1 voto)

2 Comentarios:

Me ha gustado mucho tu

Me ha gustado mucho tu entrada, yo aún lo tengo pendiente de comprar por eso no me he leido el apartado de la historia, por si acaso, pero me gusta mucho esta saga, he disfrutado con todos los capítulos que me he terminado y espero hacerlo pronto con este. Además las próximas entregas prometen similar calidad. Gráficamente es un juego precioso.

5 estrellas, te lo has currado. ^^

Lo que puse en historia no

Lo que puse en historia no dice nada que comprometa la experiencia de juego, tranquilo, puedes leerlo. ^^

Te agradezco tu voto, estoy preparando ya unos cuantos análisis más, que he tenido mucha sequía con el instituto.