23 de Julio de 2014
Jul
7

Análisis: Gravity Rush

No creo que sea indiferente para nadie la situación que atraviesa ahora mismo Playstation Vita. Prácticamente testimonial en Japón, en el resto del mundo vende menos que sistemas que tienen mucho más recorrido que ella, y lo que es peor, está por debajo de su más directa competidora: Nintendo 3DS. Muchos son los motivos que se podrían buscar, pero el primero se puede encontrar en su catálogo. Le faltan propuestas realmente diferenciadoras, que ya tuvo PSP, que te hagan sentir que el sistema no es una extensión de PS3, sino algo con valor individual.

Para llenar ese hueco que falta y que apenas completan los juegos descargables con buenas intenciones pero insuficiente fuelle, encontramos Gravity Rush, el primer juego que se puede considerar realmente rompedor y original en la portátil HD de Sony. Un juego que utiliza el concepto de la gravedad para construir a su alrededor una jugabilidad bastante distinta a todo lo que se ve habitualmente. No hay un juego como la aventura de Kat, y ese ya es un gran logro para Japan Studio. Habrá que ver si la línea que sigue Sony es ésta, o, por el contrario, comete con Vita los errores de PSP.

Y es que Gravity Rush da pie a la esperanza, pues es un juego realmente original en un mundillo donde el aumento del coste de producción está haciendo que las desarrolladoras vayan sobre seguro. Quizá sea ese un motivo que haya hecho la distribución de este juego testimonial y relegada a lo digital prácticamente. Es un producto que merece la pena tener si posees la consola, y eso ya es algo a tenerle en cuenta. Este análisis te llevará a descubrir la ciudad de Heskeville y los secretos que oculta. ¿Te atreves a entrar en el mundo de Kat?

HISTORIA

El juego comienza con un bonito, sencillo y acertado homenaje a la manzana de Newton, que realiza un errático e interminable recorrido por el mundo que vamos a visitar en nuestra aventura. Las gentes se amontonan en sus calles, ignorando la pequeña fruta, que continúa su singular viaje hasta llegar a un apartado callejón, donde choca con una joven muchacha rubia, que está desmayada en el suelo. Esa es Kat, nuestra protagonista.

Kat es lo que en la ciudad se conoce como "transmutadora", pero en ese momento no es más que una chiquilla desorientada. La propia actitud de la protagonista es quizá un acierto del juego, que deja de lado los clichés de "superheroína sexy y atracativa"  para ponernos delante una chica que se puede definir como "empanada" o inocente en muchas de las situaciones que vive. Su pérdida de memoria será algo que nos hará vivir buenas situaciones. Kat transmite vulnerabilidad, la actitud del novato que no conoce nada de lo que le rodea, incluso cierta candidez cuando se enfada, siendo fácil engañarla.

Un protagonista así no es lo esperable, y sorprende y entretiene. La veremos tomar baños y ponerle a su gato, un mágico animal que le otorga la capacidad de alterar la gravedad, el nombre "Dusty" (algo que el animal no comparte precisamente, aunque debe resignarse), así como enamorarse y verse posteriormente desengañada, así como feliz de ser considerada "La Reina de la Gravedad" tras ciertos eventos.

No es tanto el personaje sino la propia trama la que construye una gran experiencia. Al principio simplemente tratamos de adaptarnos al mundo en el que vivimos, que ha perdido algunos trozos y está infectado por unos enemigos llamados "los Nevi", que debemos combatir para proteger a la población. Reconstruir el mundo será una de las tareas iniciales, junto a la lucha con un enigmático personaje, un villano perfecto, Alias.

Lo cierto es que la trama, sin tener unos alardes absolutamente de genialidad, logra mantenerte entretenido, con bastantes personajes carismáticos, como el policía Syd y sus mil cambios de puesto, o la misteriosa transmutadora Raven, que tratará de impedirnos nuestra misión y actuará de manera fría en muchas ocasiones. Un gran acierto del juego (o quizá defecto para algunos) es que no tiene un villano claro, de forma que nos tomamos todas las amenazas como responsabilidad.

La trama parece que va a terminar en cualquier momento, pero se alarga con un par de giros de guión, y nos deja con intriga y más preguntas que respuestas. Precisamente es la figura de Kat la que queda sin respuesta alguna, aunque se intuye ligeramente. Una secuela es prácticamente un hecho, y sin duda debe explicar el origen de nuestra amnésica muchacha. Incluso el juego se toma licencias en temas como la política o la organización social, pinceladas bastante interesantes. Aunque no es un juego de rol en sí, la trama logra mantener consistencia y originalidad, aunque le falta quizá ese "último toque" que hubiera rematado el juego, no teniendo una explosión, siendo bastante constante en todo momento.

GRÁFICOS

Gravity Rush puede definirse como el primer videojuego de Vita (con permiso de algunos como FIFA) que realmente demuestra que la máquina tiene potencial para mimetizar los proyectos de la generación actual. Gravity Rush podría pasar como un juego de primera hornada de PS3, lo cual, aunque pueda parecer poco, en la pantalla de Vita se traduce en todo un espectáculo visual.

Bien es cierto que el juego tiene cierto "emborronamiento" en sus gráficos, que lo hace parecer un poco sucio y lo aleja de la perfección. Para ser un proyecto del primer año de una máquina, no se puede pedir más, y sin duda una secuela permitiría pulir todos esos pequeños problemillas. Aunque el conjunto no es ni mucho menos malo, y destaca más en entornos que personajes. Estos son bastante sólidos, con colores apagados, y su expresividad está "a medias". No son cartones, pero tampoco se intuye realmente lo que sienten.

Es en los entornos donde Gravity Rush alcanza todo su esplendor. Heskeville es realmente bella, y, pese a que el popping aparece más de lo que debería, la solidez del conjunto es indiscutible. Un universo con muchos tintes de steampunk, que alterna zonas industrales con otras más urbanas, pasando por un distrito de ocio. También tendremos ocasión de vivir en nuestras carnes el calor de parajes de lava, o visitar una enigmática pradera blanca que dará que hablar en futuros juegos.

El diseño de personajes es bastante original, y el juego nos suele contar la trama con viñetas dibujadas como un cómic, que hacen parecer bastante más jóvenes a sus personajes (especialmente a Kat, que en el juego parece bastante más seria que la muchacha "mona" pero "poco voluptuosa" (según el propio juego) que nos muestran los dibujos. Los enemigos si que son un poco más monotemáticos, ya que su base es una sombra negra con esferas rojas.

No obstante, tenemos algunos realmente espectaculares, que suelen ser los jefes de nivel, junto al propio enemigo final del juego, que destaca sobre el conjunto. Tenemos desde caracoles a medusas, pasando por buitres, todos con el tinte oscuro de los Nevi. El juego va fluído en todo momento, salvo en pequeños momentos donde se acumulan enemigos y en los desplazamientos gravitatorios, que se desacelera a drede. El popping y el control de la cámara son quizá sus únicos problemas a nivel técnico, pero prescindibles y que no impiden disfrutar.

Gravity Rush se puede decir que es la primera piedra de toque. Ves Crisis Core y luego Type-0 y sabes que algo así puede lograrlo Vita. El juego de Japan Studio ofrece una sólida oferta, y una buena idea de cómo puede ser el futuro de la plataforma si se explota correctamente, y no se tira de ports reducidos de las sobremesa. No es descabellado pensar que de Gravity Rush depende parte de su futuro, por lo que sus buenas ventas deberían ser algo favorable para los usuarios de la portátil.

SONIDO

Para ver este video es necesario tener JavaScript activado y el plugin Flash instalado en el navegador.

Originalidad puede ser la palabra clave para la banda sonora del juego. Sus ritmos son bastante únicos, muy suaves, a medio tempo, aunque generalmente permanece oculta detrás del resto del conjunto y no logra destacar tanto. Es bastante interesante especialmente en los encuentros con los jefes o en los momentos clave, pero en "lo normal", no brilla tanto como podría.

Y no es por falta de originalidad, ya que los ritmos son muy distintos a lo que se suele ver hoy, destacando especialmente el piano y los violines en muchos temas. Una gran curiosidad es que el juego está doblado al "idioma de Heskeville". Los personajes hablan en un acento que bien podría ser una mezcla de dialectos soviéticos con el inglés, aunque no tiene ningún sentido real. Está subtitulado y realmente no se oye en muchas ocasiones, lo que no le quita su carácter original.

Aquí os dejo una muestra de la BSO:

Para ver este video es necesario tener JavaScript activado y el plugin Flash instalado en el navegador.

Para ver este video es necesario tener JavaScript activado y el plugin Flash instalado en el navegador.

Para ver este video es necesario tener JavaScript activado y el plugin Flash instalado en el navegador.

JUGABILIDAD

Y llegamos a la guinda del pastel, y lo que hace realmente a Gravity Rush único y diferente respecto a lo visto últimamente. En su base, nos encontramos una jugabilidad de estilo sandbox, con un mapa (la ciudad de Heskeville) bastante grande, donde, o bien podemos cumplir misiones secundarias, o ir directamente a la trama principal (teniendo una veintena de misiones más o menos largas), así como hablar con los distintos personajes o explorar por el mero placer de hacerlo.

Nuestra protagonista es bastante limitada en tierra, ya que apenas puede saltar y pegar contundentes patadas. Pero son sus poderes, activados en los gatillos, lo que nos hace realmente ver su valor diferenciador. Desde ahí, comenzamos a levitar en el sitio, y podemos dirigirnos en una determinada dirección, ya sea a velocidad normal, con carga, o incluso propinando contundentes golpes. No hay rincón del mapa que no esté a nuestro alcance, siempre que el medidor de gravedad no se agote.

Los poderes también nos abren puertas como un campo gravitatorio para transportar objetos arrojadizos con nosotros, o la capacidad de deslizarnos en tierra, incluso pudiendo hacer giros como si en un monopatín fuéramos. Tenemos total control sobre el movimiento y, al poco que consigas cogerle el tranquillo a la mecánica y dejes de pelearte con la cámara (que, dada la libertad que tenemos, a veces juega malas pasadas) te verás yendo de un lado a otro sin problema.

Lo cierto es que superar el juego en sí apenas requiere que seamos medianamente competentes en el uso de estos poderes, ya que apenas tenemos que cumplir. El propio juego nos propone un sistema de recogida de unos cristales morados que podemos emplear, bien para acceder a misiones secundarias (aumentando nuestra reputación y ayudando a la ciudad) o para mejorar todos los movimientos de la protagonista, así como su salud o duración de modo gravitatorio.

Todo esto es fundamental para poder superar las misiones secundarias, que son las que realmente ponen a prueba nuestra pericia a los mandos de nuestra portátil, ya que tendremos que combinar toda clase de poderes (incluyendo las habilidades especiales que obtendremos después) para lograr los mayores resultados. Aunque esto no implica que el modo de juego principal esté falto de ideas.

Se puede decir que ni una sola de las misiones de Gravity Rush es igual a la anterior. Se nos proponen situaciones de todo tipo, desde recoger objetos y llevarlos de un punto a otro, a derrotar X números de enemigos, pasando por el viaje frenético entre plataformas, a veces con nuestro poder mermado. Los momentos contra los jefes, especialmente aquellos con límite de tiempo, son de lo mejor del juego. 

Derrotar a los enemigos no es tan sencillo como parece, ya que tenemos que acertarles en sus gemas rojas de poder, a veces protegidas por caparazones, y el enfrentamiento directo no suele ser una buena opción para la frágil Kat. Usar nuestros poderes con medición se hace fundamental, especialmente en las etapas finales del juego, donde realmente tenemos presión y los cristales verdes de salud no abundan tanto.

Técnicamente, no podemos morir ni supone un gran problema hacerlo, ya que el juego tiene ese pequeño mal de la generación actual de aparecer a un par de pasos de donde caíste, pero no por ello el modo principal va a ser un camino de rosas, especialmente con los jefes y sus últimas cinco misiones, donde la salud nos volará. Algunas misiones de tramos intermedios, especialmente las que vivimos en el Plano de la Grieta, también nos retan a utilizar nuestro poder al máximo.

Poco se puede reprochar a este sistema de libertad total que nos ofrece Gravity Rush, salvo ciertos problemas de cámara y que el juego no sea especialmente complicado. No obstante, podemos decir que una portátil tiene un sandbox como dios manda (con permiso de los GTA Stories) con una solidez absoluta. A veces nos gustará perdernos en Heskeville y disfrutaremos empleando nuestros poderes al máximo, ya que el juego no da lugar a la repetición. Es original, mejorable, pero sin duda un diamante en bruto para Vita.

OTROS

Superar el modo principal no debería llevarnos más de 12-15 horas, yéndose a las 20-25 el completar todas las misiones secundarias, alcanzar el máximo nivel con mejora de gemas, o encontrar a los ciudadanos perdidos por todos los lugares del extenso mapeado. Gravity Rush no es un sandbox, pero tiene bastantes argumentos para encarar a este género.

Las misiones secundarias son el verdadero reto del cartucho, ya que conseguir el oro o, en ocasiones, la plata, se antoja prácticamente imposible si no dominamos bien el poder. Se dividen en varias categorías, siendo las más destacadas el derrotar enemigos en estilo libre, ir en una serie de objetivos usando solo tus poderes, o cumplir circuitos de deslizamiento (quizá las más asequibles), junto a transporte de objetos. Sobre el papel parece simple o sencillo, pero en la práctica supone horas de práctica y dominar los poderes.

Una lacra a la hora de cumplirlas son los tiempos de carga entre misión y misión, bastante largos, de casi un minuto, menos en versión descarga. No serán pocos los intentos que haremos, y habría sido de agradecer un poco menos de espera, ya que a veces acabas exhasperado. Si el juego fuera un poco más difícil en su modo principal, le habría restado puntos este aspecto, pero por fortuna (o desgracia) no moriremos tanto como para hartarnos de las cargas.

CONCLUSIÓN

Para mi, Gravity Rush marca la línea que deben seguir los juegos de Vita. Productos frescos, originales y diferentes, que sean capaces de enfrentarse con garantías a las propuestas de Nintendo 3DS. El juego de Japan Studio trae grandes ideas, un estilo de juego innovador y distinto a lo visto hasta ahora (se podría comparar, y muy ligeramente, con Kingdom Hearts y Jet Set Radio, pero siendo muy imaginativo). 

Un apartado técnico bastante maduro y cercano a PS3, con ciertos problemillas como el popping y el control de la cámara. Su apartado sonoro es bastante evocador, muy instrumental, pero a veces demasiado solapado pese a su calidad. Los entornos son su gran baza, y las custscenes tipo cómic, un acierto (flojeando en aquellas que son en tiempo real).

Jugablemente tiene poco que reprocharle, salvo su escasa dificultad en las misiones principales, compensado en las secundarias y los DLC que ya están y los que vienen en camino. Tenemos muchos poderes a nuestra disposición y debemos dominarnos si queremos enfrentarnos a los retos más duros. El juego deja incógnitas y todo abierto a una segunda parte. Vita necesita juegos como éste, así que deseo que no sea un oasis en un desierto de ports. Por el bien de la plataforma.

NOTA

Historia: Bastante interesante, pese a no tener grandes aspiraciones. El personaje de Kat es bastante carismático y su toque "empanado" hace que te encariñes con ella. Tiene giros interesantes y deja incógnitas para el futuro. Sus personajes podrían haber tenido más peso, no obstante, y más desarrollo. (8.5)

Gráficos: El patrón a seguir por los demás juegos de Vita. Mejor en escenarios que en personajes. Tiene una paleta de colores algo apagada, pero una variedad de entornos absolutamente arrebatadora. El diseño de enemigos no es quizá el mejor que se ha visto. Pequeños problemas de popping y ralentizaciones casi inevitables en ciertos momentos. Una buena base para mejorar, parece de PS3. (8)

Sonido: Está demasiado solapado en el juego, cuando tiene verdaderas muestras de genio. Pianos y violines se entrelazan en un conjunto bastante barroco, acompañando a la ambientación steampunk del juego. Gran tema de ending, y muy original el toque del idioma inventado para la ocasión. (8.25)

Jugabilidad: Se mueve entre el sandbox y la acción para ofrecer libertad absoluta de movimientos. Tenemos una gran variedad de acciones, Kat se siente libre de explorar todo Heskeville. Los combates, intensos e interesantes, y las misiones que se nos ofrecen son todas diferentes entre sí y aprovechan Vita al máximo. Las funciones extra, muy bien implementadas sin ser un engorro, como el giroscopio o lo táctil. Su campaña principal, eso sí, es facilona, y es difícil morir. (9)

Otros: Dura una media de 12-15 horas, 20-25 si quieres acabarlo todo. Las misiones secundarias son todo un reto que se debe tener en cuenta y que requieren que el jugador esté atento a su habilidad. Tenemos algunos DLC que agregan bastante a la experiencia. Disfrutaremos buscando ciudadanos o mejorando a nuestra protagonista. Habría sido interesante más dificultad. (8.75)

NOTA: 8.6/10 

 


Y eso ha sido todo por hoy. Mañana iré a un campus hasta mediados de mes, y no creo que haya más artículos hasta pasado ese momento, salvo que reciba alguna colaboración como la de hace dos días.

 

Gracias por tu tiempo, y por leer el artículo.

Un saludo.

5
Valoración media: 5 (2 votos)

3 Comentarios:

Tiene una pinta

Tiene una pinta impresionante...ahora mismo me estoy descargando la demo xD A ver si puedo echarle una jugada a la demo y digo a ver que tal está :)

Saludos! 

Coincidimos en muchos

Coincidimos en muchos puntos del análisis a Gravity Rush, de hecho le hemos puesto la misma nota XD (un 8'6/10 tú y yo un 86/100).

Aunque en mi caso las misiones secundarias de deslizamiento me resultaban las más complicadas de conseguir en oro, pues las demás al mejorar las habilidades me resultaban bastante más fáciles de terminar.

En cuanto la historia el final fue muy light, me esperaba algo más épico, pero dejan la puerta abierta a otra entrega de forma clara.

El sistema de combate puede ser algo sencillo pero el uso de la gravedad está genial. Y aunque es fácil en líneas generales no es algo que resultara molesto.

Pd: a la bso se le podía sacar más partido, los sonidos del juego la dejan en segundo plano y es una pena.

Gravity

Este juego me llamo la atención desde el momento que se anuncio tanto por la premisa jugable como por el diseño visual. Es una lastima que Vita no tenga mas titulo como este, ya que la situación actual de la consola deja mucho que desear (Sony todavía no ha conseguido el mismo “toque” con las consolas portátiles que tiene Nintendo). La banda sonora estilo jazz resulta bastante agradable

Mil aplausos y 5 estrellas