24 de Octubre de 2014
Abr
7

Simplemente Sonic en...PS3/360

Continúo la serie de entradas Simplemente Sonic con una pequeña vuelta de tuerca. Iba a ir de antiguo a moderno, pero he decidido invertir el orden. Es mejor ver lo que es el personaje ahora mismo, para luego ver su pasado, a mi modo de ver. Y el presente de Sonic es claramente contradictorio. Muchos piensan que aún atesora la calidad que acostumbraba (especialmente desde Adventure 2), otros que está condenado al ostracismo y a los juegos mediocres. 

Sonic, realmente, se ha vuelto un personaje tan maltratado como su compañía, acompañándola en su destino al dejar el mundo de las consolas. Desde entonces, no puede hacerle sombra a los plataformas de Mario, y debe reinventar su estilo, juego tras juego, para acercarse a la excelencia de épocas pasadas. Siguen siendo juegos notables, pero les falta algo. Les falta la magia de la Sega gloriosa, esa que murió tiempo atrás, esa que, si aún tiene amor por lo que hizo, debería al menos derramar una lágrima al verse como third-party.

Pero no vamos a empezar con melodramas. En esta entrega vamos a ver los juegos en los que hemos tenido oportunidad de ver a Sonic, como protagonista (los Spin-Off y apariciones van aparte), en las consolas Playstation 3 y Xbox 360. Son juegos multi, así que no importa una versión u otra, ambas tienen los mismos juegos. 360 tiene, no obstante los Sonic clásicos en su Arcade, pero las dos máquinas son perfectamente válidas en lo que a juegos del erizo se refiere.

Y así llegamos a un Sonic en plena adolescencia, más de 15 años desde su nacimiento, en busca costante de ese brillo del pasado, aquel que deslumbró a la misma Nintendo, y dio luz a Sega y a sus consolas. Un Sonic para muchos venido a menos, para otros, falto de un pequeño toque de la magia de la vieja Sega. Este es Sonic en esta generación.

SONIC THE HEDGEHOG (2006)

¿Qué se puede decir de éste juego que no se haya dicho ya? Vapuleado brutalmente por la prensa y un gran sector de usuarios, el Sonic del 2006, siendo catastrófico, realista u optimista, no está a la altura del título que tiene en su carátula. Y no es culpa suya, realmente, pues tenía los mimbres de obra maestra.

Para el año en el que salió, Sonic 2006 tiene unos gráficos a caballo entre dos generaciones. A ratos next-gen, a ratos con gráficos PS2, este juego pretende mezclar (una vez más) el mundo de Sonic con el de los humanos, ofreciendo una jugabilidad que busca recuperar la velocidad de épocas pasadas, y a la vez ofrecer innovaciones e ideas propias.

Suena bien, ¿No? El problema es que en la práctica el juego tiene varios problemas. El primero de ellos, algunos fallos técnicos (muy acusados en 360, parcialmente solucionados en PS3) que le lastran. Ya sean jefes que se vuelven incontrolables, bugs repentinos que te quitan una vida, pérdidas e imprecisiones de control, o falta de orientación en la ciudad, empañan la imagen del juego.

Además, las fases de velocidad tienen sus claroscuros, pero en general, mantienen el tipo mientras no aparecen bugs que rompen el ritmo. La posibilidad de controlar a tres personajes es sin duda  un acierto, y, además, están diferenciados entre sí (Silver es muy pausado de controlar, más puzzle, Shadow más violento, con fases de vehículos arcade, y Sonic muy veloz, con momentos de genialidad en la aplicación de sus mecánicas) y tienen una historia elaborada para un juego de acción-plataformas, aunque sea tópica y carezca de mucho fondo.

Si este juego no hubiera tenido los bugs que lo lastran, además de problemas del motor, la cámara, y a veces del control, habría sido sin duda un juego a la altura. Pero los fallos técnicos, si bien no te impiden jugar con comodidad, si reducen la diversión considerablemente.

No obstante, es una experiencia jugablemente notable, divertida, larga (3 personajes y bastantes fases, aunque similares para todos), con tres historias que se unen en una sola, rejugable para lograr superar nuestras marcas, y obtener todas las medallas que el juego nos ofrece, de plata ocultas en niveles, y de oro por los codiciados rangos S. 

Tiene DLC, aunque es más un añadido prescindible que otra cosa, porque no aporta mucho, y en un juego lastrado por bugs, no tiene sentido gastar dinero. Disfrutarás este juego si disfrutaste Adventure y Unleashed, porque verás una sombra de ellos en él, que, al fin y al cabo, divierta y sorprende en las ocasiones que se muestra sólido. No es el mejor Sonic, pero tampoco es tan malo como lo pintan.

SONIC UNLEASHED

Sonic Unleashed es la prolongación de la crítica a Sonic 2006. Es más completo, sin ningún fallo técnico aparente, mejor trabajado, más variado en su mecánica y duración, en definitiva, superior y más completo que el castigado Sonic del 2006. Sin embargo, se le sigue criticando. Y yo pregunto, ¿Por qué?

De nuevo es un Sonic con dos caras: o te gusta, o no te gusta, quizá a medias, por culpa del añadido más famoso de este juego: Sonic The Werehog. Y es que la trama hace que Sonic, a la luz de la luna, adquiera una apariencia lupina dentro de su estructura de erizo, bastante bien diseñada, pero con unos brazos extensibles que buscan imitar a las espadas de GoW que no me terminan de convencer.

El juego así tiene dos caras. Por el día, Sonic es el de siempre, y sus fases son una delicia. Son veloces, sin cortes de ritmo, y sobretodo, añejas, muy, muy añejas. Constantemente el juego coloca la cámara frontal, viendo a Sonic de lado corriendo y derrotando enemigos, a la vez que reutiliza la cámara trasera del 2006. Sin embargo, no comete los errores del otro, aquí todo el nivel va fluído, no hay parones repentinos.

Además, su banda sonora es una delicia, con canciones de auténtica brillantez en la saga, que podrían competir con las de Sonic Adventure 2. Bien es cierto que las bandas sonoras de los Sonic de hoy en día están muy cuidadas, casi más incluso que otros apartados, dotándolo de personalidad hasta en el apartado sonoro. Bien por Sega en este aspecto. 

Tenemos muchas más ocasiones de peligro por la velocidad, como ocurría en los Sonic antiguos, enemigos fáciles de vencer, gracias al Homing Attack (Sonic se teledirige contra ellos), y jefes de fase que rozan la excelencia y la estrategia más pura. Sin embargo, con la oscuridad, llegan los puntos negros del juego.

Las fases de Sonic The Werehog no son malas, para nada, es más, para los amantes del Hack n´Slash, se encontrarán en casa aquí, aunque con limitaciones. El Sonic-Lobo deja la velocidad, el frenetismo y la esencia de antaño, para meterse de lleno en una mecánica muy similar a la vista en Dante´s Inferno o God of War, puzzles y QTE´s incluídos. Sin embargo, es presentado de manera más simpática.

Vemos un corte total del ritmo de juego, pues sus fases son lentas de hacer, y pequeños fallos pueden hacernos morir una y otra vez, a la vez que podemos encontrarnos en situaciones que nos dejen bloqueados dando vueltas. Sus jefes también son mucho menos divertidos, y te tienen en menos tensión al enfrentarlos.

Tiene sus aciertos, por supuesto, como la gran cantidad de combos que podemos hacer con él, el aumento de características como si un RPG se tratara, y la ambientación de algunos de sus niveles, pese a limitarse a ser pasillos donde hay que matar enemigos, hacer un puzzle, volver a matar enemigos, saltar unas plataformas, y matar más enemigos. Niveles largos en los que es una odisea meterse para calificaciones altas si no se domina el control del Erizo-Lobo, lo cual es un punto a su favor.

El Sonic Lobo debería haber mantenido la esencia de velocidad, o, simplemente, no haber estado allí. Un personaje como Shadow, con la fórmula de su juego protagónico de PS2 y sus niveles de Sonic 2006 potenciada y pulida, podría haber resultado una fórmula mucho más veloz, tensa, y a la vez divertida, sin cambiar tanto el ritmo de juego entre rápido y lento.

Sonic Unleashed viene cargado de extras, especialmente para los logros/trofeos. Las medallas solares y lunares, a la vez que sirven para avanzar en la historia, nos permiten explotar al máximo las posibilidades del título en sus dos vertientes, pues no es fácil dar con todas. Quizá un reto demasiado tedioso para el jugador que no ame las búsquedas extra y esté obligado a encontrarlas para avanzar, pero una buena oportunidad para el jugador constante de rejugarlo.

Podemos obtener regalos y dárselos a un humano, para un trofeo principalmente, pero también para completar la aventura. Ahorrar Rings será vital para lograrlo todo. También contamos con guiños a otros elementos de la saga Sonic, como los perritos calientes que comemos, o las fases del Tornado de Tails, con cierto sabor a mata-mata y una dificultad de infarto.

El nuevo Sonic es un juego de dos vertientes. Juego de plataformas frente a Hack n´Slash, aderezado con exploración, una historia mucho más interesante que la de Sonic 2006, más coherencia con el mundo humano (y un aspecto más cartoon que realista), aroma a clásico en las fases diurnas, intento loable de juego tipo GoW en sus fases nocturnas. Un juego completo y recomendable dentro de la saga, pues, salvo la obligatoriedad de obtener medallas (complicado) para avanzar, es un juego ameno, divertido, rejugable, y expandible mediante DLCs. Hace justicia al nombre de la portada, esta vez sí.

SONIC 4

Hay que tomarse con cautela este Sonic 4, pero el optimismo es patente. Esta entrega, conocida incialmente como Project Neddlemoue (Uno de los primeros nombres de Sonic), resultó ser la recuperación de la saga principal del erizo, esa que estaba aparcada desde Sonic 3 y Knuckles de Megadrive. Nos llegará en formato episódico (¿Bueno, malo? Depende del contenido que tenga cada uno de ellos) y con unas impresiones más que buenas.

Recuperando cosas tan simbólicas como el sonido original en el logo de Sega, la zona de Green Hill cambiándole el nombre, y la jugabilidad lateral, pero añadiendo cosas del presente, como un motor 3D trabajado y con un toquecito de Cel-Shading, o movimientos como el Homing Attack, mostrando la evolución del personaje en su ambiente más clásico.

Los gameplays mostrados hasta ahora no son moco de pavo. Sonic 4 parece ser realmente una entrega nueva, que homenajea absolutamente todo el pasado de la saga, recuperando elementos emblemáticos, y lo que es más importante, la jugabilidad. Esa vista lateral que los jugadores parecieron olvidar con Adventure 2, pero siguieron manteniendo en sus corazones.

Y es que es un gran homenaje. Tiene 5 fases, y cualquiera que haya jugado a los Sonic antiguos las reconocerá, aunque cambien de nombre o de distribución. Mad Gear Zone, Green Hill, Lost Labyrinth, incluso la fase de bonus de Sonic 1 está ahí. La esencia se ha recuperado, incluso la velocidad, que se adapta como un guante al entorno 3d, logrando ser preciosista, e ilusionante.

Desde Sonic CD no ha existido un Sonic de mecánica añeja capaz de llegar a la altura de la trilogía original. Rush de DS lo intentó, pero fue otra cosa diferente aunque divertida. Sonic Advance, sobretodo la tercera entrega, es quizá lo más cercano a los Sonic antiguos. Pero siguen sin tener la misma esencia, no tienen esa dificultad, esa atmósfera de la que disfrutaba Sonic en Megadrive. La que lo hizo grande.

Tal vez Sonic esté ante su último tren. Sega le quiere recuperar, devolverle a sus raíces. Yo solo espero que lo hagan bien, porque por fin han acertado con la mecánica. Sonic puede volver a lo alto con un juego de los que lo hacían diferente, o darse el batacazo de su vida si se empaña la saga original con un juego irregular del que los fans renieguen. Todo puede ocurrir, pero yo soy optimista.

Y eso es todo por ahora, espero que os haya gustado esta pequeña entrada sobre Sonic. Simplemente Sonic continuará con la generación PS2/GC/XBOX/Dreamcast en su próxima entrega, llegando a las últimas grandes perlas, y a las primeras pescas de vacío en la saga. El presente es irregular en calidad, el futuro se muestra esperanzador...con aroma a clásico.

Un saludo.

 

5
Valoración media: 5 (3 votos)

3 Comentarios:

Muy buena entrada. Sonic

Muy buena entrada. Sonic tiene una última oportunidad de levantar cabeza, y esa es Sonic 4

exelente

muy buena entrada muy completa y muy interesante, esperemos que sonic vuelva como antes, el problema es que los programadores piensan que queremos una inovacion completa y ver a sonic de forma diferente, pero creeo que no, al menos yo quiero un sonic como los de antes pero con un apartado tecnico a la altura y con algun que otro detalle nuevo pero siempre respetando al original haber que pasa, 5 estrellas

Buena entrada, mi juegos

Buena entrada, mi juegos pendientes de sonic son todos los de ps2 pero quiero comenzar con el unleashed que por mas palos que le den me parece el mas interesante,ojala sea como los adventure de dreamcast que sin haberlos jugado me muero por ellos.

saludos y 5 estrellas