18 de Abril de 2014
Dic
5

Análisis: Ratchet y Clank Todos Para Uno

Categorías: , , ,

Nuevo análisis  para el blog, en ésta ocasión de la última entrega de una de las sagas que más disfruto en sobremesa, por no decir de las pocas. Ratchet y Clank es una franquicia creada por Insomniac Games en la generación pasada, lanzando tres juegos principales, un spin-off (Gladiator) y algunas entregas posteriormente en PSP. En Playstation 3, se estrenaron con el juego más notable del sistema en la época en la que salió (Armados Hasta los Dientes) y compaginaron su franquicia con la saga shooter Resistance. Posteriormente sacaron una entrega menor, descargable, y el genial Atrapados en el Tiempo, que podría considerarse de las entregas más completas de la saga.

Ahora, vuelven a ser fieles a su tradición. Tras acabar la trilogía (o dúo con juego puente) se lanzan con una entrega que cambia nuevamente lo visto anteriormente, dando un viraje cooperativo a la franquicia y alterando sus pilares jugables. ¿Funciona, o se queda en notable intento? ¿Es el camino a seguir para una saga tan veterana? ¿Sigue tan frescos como siempre, o están agotados? En éste análisis daré mis impresiones tras finalizar la historia y jugar en cooperativo los niveles, tratando de dejar claro qué es lo que se puede esperar de éste Ratchet y Clank. Sin más dilación, empecemos el análisis.


HISTORIA

 

La historia no es más que una mera excusa para ponernos en situación. Ratchet y Clank se encuentran en la ciudad de Luminópolis, al parecer tomándose unas vacaciones tras su anterior aventura. En ese momento, reciben el aviso de un ataque de una criatura, y deben ponerse de inmediato a ello. Sin embargo, no todo sale como esperaban, y acaban siendo atrapados y llevados a un planeta llamado Magnus.

Allí, conocerán a una pequeña niña que les explicará que el planeta se ha convertido en un nido donde una entidad llamada Efemérides trae criaturas de todo el universo con algún fin. Ratchet dice que ellos ya no pueden hacer nada, que están retirados, pero se verá forzado a actuar nuevamente. En ésta ocasión, además de su compañero Clank, contará con la ayuda del cobarde Capitán Qwark y el Doctor Nefarius, el enemigo de la entrega anterior que intentó atacar Luminópolis pero le salió mal la jugada y ahora está atrapado con sus archienemigos.

La historia se irá desarrollando poco a poco al finalizar cada uno de los niveles, y lo cierto es que apenas llegamos a conocer nada. A través de unos holodiarios sabremos por qué se construyó Efemérides y arrojará luz ante qué debemos combatir. El resto de situaciones serán pequeñas conversaciones o chistes clásicos de la franquicia, si bien en ésta ocasión se aprecia cierto bajón. Es cierto que el juego no está al mismo nivel que las otras franquicias, pero aún así, mantiene sus cualidades.

Es de destacar que, a pesar de todo, logra guardarse algunas sorpresas bajo su argumento simple, y que tendrá situaciones muy destacables y que sacarán una sonrisa, e incluso otras de gran intensidad que desplegarán gran potencial. Pero el que espere un juego con narrativa densa, o incluso, una trama a la altura de la de los otros Ratchet, ha de mirar hacia otro lado, pues, si bien mantiene el esquema básico de la franquicia, y sus personajes reconocibles, no consigue alcanzar a las otras entregas en éste aspecto. Aunque, dado su género, el argumento ya es más destacable que otros plataformas, lo cual siempre es una constante en la franquicia.

GRÁFICOS

Ratchet y Clank: All 4 One sabe poner en pantalla un buen espectáculo visual, con unos gráficos muy coloridos y una calidad de animación que, si bien no logra alcanzar a la de estudios como Pixar por las limitaciones de hardware de PS3, sí que logra ser bastante creíble, con unas expresiones faciales a altísimo nivel y unos personajes muy carismáticos.

Los entornos, igualmente, están muy bien diseñados, logran transmitir una gran variedad a pesar de encontrarnos siempre en el mismo planeta. Posee algunos momentos, especialmente en los deslizamientos en barras, en los que el juego alcanza un nivel gráfico en entornos absolutamente espectacular. Hay un momento, en unas colinas cuando nos deslizamos, en los que no tiene nada que envidiar a los entornos del planeta del DLC Overlord de Mass Effect 2.

En ésta ocasión, veremos toda la acción con cámaras dinámicas, generalmente desde arriba, pero nunca desde la perspectiva habitual de la franquicia. Ésta se presenta pocas veces ante nosotros, pero cuando lo hace, nos damos cuenta de por qué no aparece mucho. Y es que Ratchet y Clank All 4 One ha sufrido un pequeño "downgrade" gráfico respecto a entregas anteriores. En las secuencias de vídeo no se nota especialmente, pero en el juego en sí, se observa más notoriamente. 

No es nada especialmente serio, ni mucho menos, ya que el juego sigue teniendo un nivel más que digno y alcanza una categoría destacable en momentos puntuales, sin embargo, a los que han jugado entregas anteriores les será evidente. No se si el lanzamiento de Resistance 3 el mismo año ha tenido algo que ver, pero lo cierto es que se aprecia un trabajo técnico ligeramente inferior. El juego es más simple. 

Aunque mantenemos la tónica de la franquicia, apreciaremos que se repiten elementos de diseño con demasiada frecuencia, mientras que hay otros que apenas están aprovechados y aparecer testimonialmente, por decir "vamos a meterlos", porque tienen que estar en todo juego. Ésto, a la larga, hace que el nivel global del juego baje un poco. Sin embargo, sus picos de brillantez logran salvar su nivel general, aunque espero que la tónica a seguir no sea la simplificación de este juego, pues, si bien tiene un alto nivel, lo mantiene repitiendo a veces elementos que funcionan, en lugar de apostar por otros como siempre han hecho.

SONIDO

Para ver este video es necesario tener JavaScript activado y el plugin Flash instalado en el navegador.

Un apartado que, como siempre en la saga, cumple y ambienta con creces. Ratchet y Clank nunca ha ofrecido OST que sean para el recuerdo, pero lo cierto es que nunca han estado por debajo de su juego. Han sabido acompañar adecuadamente e incluso alcanzar picos de bastante notoriedad. Lo más destacable aquí nunca es su música, sino su doblaje.

Y es que la saga siempre ha contado con un doblaje al español de enorme calidad para mi gusto. Los personajes tienen una gran voz, destacando especialmente Nefarius y sus momentos telenovela. Las voces creo que cambiaron en un determinado momento, pero se nota bastante poco. El doblaje mantiene un buen nivel. 

A la hora de jugar, sí que nos encontramos con el problema de repetición de frases. En anteriores juegos de la franquicia, lo veíamos en el Sr.Zurkon, y bueno, era tolerable. Pero a la 15ª vez que escuchar "A mi amigo ni tocarlo" te empiezas a cansar un poco. El trabajo de doblaje de campo podría haber sido un poco más variado. Aún así, nada que reprochar en éste aspecto, completamente profesional y encargado de sacar sonrisas gracias a su calidad.

Echémosle un vistazo a algunas canciones de la banda sonora que, como ya comenté, cumple con creces.

Para ver este video es necesario tener JavaScript activado y el plugin Flash instalado en el navegador.

Para ver este video es necesario tener JavaScript activado y el plugin Flash instalado en el navegador.

JUGABILIDAD

El apartado que decide la calidad de un juego. En ésta franquicia lo normal es encontrarnos siempre el mismo planteamiento con pequeños añadidos, decir que es continuísta y poco más. Pero lo cierto es que Insomniac se ha arriesgado a cambiar esa base, dotándolo de una dimensión distinta y más centrada en el juego cooperativo. ¿Funciona? Digamos que a medias, y con una preocupación que me queda.

Se nos presenta la posibilidad de superar el juego en solitario, que es una experiencia tirando a sosa y mucho más simplificada que los juegos anteriores. Encontramos una sucesión de niveles automática en la cual simplemente tenemos que avanzar matando enemigos, realizando ocasionalmente un puzzle con el Vac-U (del que hablaré después) o en el que encontraremos guitones especiales (mucho más sencillos de obtener que antes) o criaturas (para las piezas del TAUN, ídem).

El problema de los niveles es que básicamente no dejan al jugador una libertad tan amplia como sí ofrecían antes. Se ven más limitados, más pasilleros, más sencillos. Hay que destacar, no obstante, que el juego logra tener variedad en su desarrollo, ya que en cada nivel encontraremos situaciones diferentes según el esquema, y se pueden lograr algunos picos de dificultad que requieren una buena coordinación y habilidad al mando. Pero lo cierto es que se observan varios problemas.

Uno de los fundamentales es que un nivel suele estar construído en base a un determinado elemento. En uno puede ser el artilugio Lanzamasas, en otro pueden ser puzzles de mover objetos, en otro puede ser el VAC-U. Nos encontramos con que avanzamos unos metros y aparece el mismo puzzle variado ligeramente. Eso antes en la franquicia ocurría ya, pero mucho menos notoriamente.

Los niveles se dividen en pequeñas secciones que hacen de su duración total algo bastante aceptable. Al finalizar cada sección  se nos puntúa en función de guitones recogidos, criaturas recogidas, enemigos matados o cooperación alcanzada. No sirve para nada más que picarse con los aliados, y para establecer puntos de pausa claros en los niveles. En los mismos encontraremos uno o varios puntos de control que hacen la experiencia menos pesada y difícil de perder.

Para ver este video es necesario tener JavaScript activado y el plugin Flash instalado en el navegador.

El juego en sí mantiene el núcleo de la franquicia. Tenemos de nuevo un arsenal bastante amplio, con armas muy imaginativas (una que te convierte en animal, un rayo congelador, un lanzamisiles o el Sr.Zurkon). No estamos apreciando muchas armas que no estuvieran ya antes, y molesta mucho que algunas de ellas se deban adquirir vía Pase Online, una medida criticable por parte de Sony. El arsenal es bastante continuísta, pero logra cumplir. No gusta demasiado que no se busquen muchas nuevas ideas (salvo excepciones como el Trotonante o el arma exclusiva de cada personaje), como lo fue la bola de discoteca en su momento. Igualmente, hay algunas armas más potentes que otras y que desbalancean los jefes.

A la hora de mejorarlas, encontramos otro gran paso atrás. En determinados puntos de los niveles, podemos comprar nuevas armas, pero echaremos mucho en falta la mejora progresiva de éstas. Ahora solo podemos mejorar potencia y munición, además de una mejora más cara que es algo así como su nivel dos. Atrás queda la mejora progresiva de entregas anteriores que te obligaba a mantener un arsenal potente. Ahora, y más viendo la inmensa cantidad de guitones que conseguirás en el juego, se hace difícil no alcanzar el final del juego a buen ritmo.

Aunque, en ésta ocasión, son cuatro los personajes a mejorar, y cada uno de ellos tiene un arma particular, como el bláster para ralentizar el tiempo o los señuelos. Al finalizar los niveles, igualmente, obtendremos experiencia para alcanzar niveles hasta 10, lo cual otorga más rejugabilidad al querer pasar el juego con los cuatro personajes. Pasando un cooperativo con dos personas de diferente nivel alcanzas el nivel 10 con uno y un nivel 6-7 con otro, por lo que en dos partidas completas y niveles sueltos ya has cumplido el objetivo fácilmente. El que compartan mecánica completamente (no hay diferencias reales entre ellos) no ayuda demasiado a la rejugabilidad, y el recorte en las armas respecto a entregas anteriores molesta.

Igualmente tenemos artilugios como el lanzamasas, que se usa principalmente en puzzles, o el escudo, que nos protege en niveles superiores del juego. El balanceador y las botas gravitatorias, clásicos de la franquicia, son apenas testimoniales, especialmente el segundo, puestos más para que el jugador tenga nostalgia que para ser de utilidad real. El principal problema de todos estos artilugios es que están desaprovechados, podrían tener mucho más uso incluso dentro del mismo nivel, pero en algunos no tendremos que usar ni uno. Solo el último nivel arroja un poco de luz en éste asunto.

En cuanto a los jefes, se puede decir que los de final de nivel siguen manteniendo el nivel que se espera de ellos. Se alcanza un buen uso de las mecánicas cooperativas y hay que aprender patrones al respecto. Los minijefes de nivel, por culpa de ciertas armas que cuando aprendes a usarlas facilitan todo, se vuelven retos menores y fáciles de superar.

Mención especial y notoria al jefe final del juego, que está por encima del nivel global del juego. Es quizá de los pocos retos reales que se nos presentarán. Morir nos fastidiará, y eso es algo que me gusta mucho en un juego. Habrá que alcanzar un alto nivel de tensión y cooperación. Es quizá el colofón de lo que se busca con la mecánica. Lástima que en el resto no se alcanza del todo.

Se vende el VAC-U como uno de los grandes artilugios de la franquicia, pero lo cierto es que, si bien se integra de manera natural en el control, si no hubiera estado tampoco habría pasado nada, ya que se utiliza solo para ciertos puzzles cooperativos, su uso como arma es semejante al que tenía un arma aspiradora en entregas anteriores, inútil y poco preferible respecto a otras. Ha sido una pequeña decepción ver que su uso no está más explotado.

La clave de la entrega creo que ha sido falta de ambición y tirar por lo más sencillo. Es cierto que el juego mantiene un nivel bastante elevado y que cualquier fan de la saga lo disfrutará como un enano, pero lo cierto es que, salvo momentos brillantes y mecánicas cambiadas (como el momento mecha o la llegada a la luna), el juego sigue un planteamiento muy similar y predecible, a la vez que no ofrece una dificultad muy elevada y rompe con cosas que las demás entregas sí tenían. Los elementos secundarios se ven reducidos a guitones que son sencillísimos de encontrar y a puzzles de piezas del TAUN que tampoco son la panacea.

Yo solo espero que, si se pretende seguir esta vía con la franquicia en un futuro, se apueste más por la variedad y la aparición de más contenido secundario. El coliseo que tanto daba antes aquí no está, y después de la variedad de búsquedas de Atrapados en el Tiempo, encontrarse nada, cero, es algo un poco decepcionante. Lei hace tiempo que éste juego podría haber aparecido en la Store y habría sido de los mejor de la misma, pero que no está a la altura para ser un juego completo. A tanto no llegaría, pero sí le falta ese poquito que las demás entregas tienen. Aunque el intento de Insomniac por innovar es loable, necesita un poco más de cocción, y no apostaría por él para ser fijo en la franquicia.

OTROS

El juego puede durar perfectamente unas 10-12 horas si vamos a buen ritmo. No recomiendo para nada hacerlo en solitario, porque es una experiencia un poco sosa. El cooperativo en la misma consola es la mejor experiencia para mi, te ríes bastante y el juego alcanza la dimensión que se pretendía al crearlo. La falta de atención al monojugador, resultando en una experiencia un poco sosa, es algo que no esperaba de Insomniac. La IA de Clank funciona bien, pero sabes que no es ni por asomo lo que podría ser. Es algo más simple y limitado.

En cuanto al online, se puede decir que acompaña bien, pero es básicamente hacer los niveles cooperando con gente online. Ya sabemos que la gente se las gasta muy mal en los online, y encontrarte con gente que quiere cogerse a Ratchet sí o sí (parece que los demás personajes tienen lepra, y, ya que generalmente harás la campaña con Ratchet, esto suele perjudicar, y el juego no es de los que cambien mucho en un segundo playthrough) o que van a su bola, a coger guitones, hace frustrante esto y me hace preferir el cooperativo offline como mejor opción.

Si encuentras gente dispuesta a colaborar se vuelve una delicia, aunque eso sí, nunca con 4. Se puede volver caótico y al final el juego no termina de ser del todo satisfactorio. Creo que está diseñado para dos personas, y cuatro lo desbalancea.

En cuanto a su rejugabilidad, puedes explorar los niveles para conseguir los guitones de colores, que la gran mayoría están a la vista y otros pocos escondidos, aunque no como lo estaban en otras entregas. Puedes desbloquear nuevos trajes con ésto. Yo, en una sola partida, conseguí más de la mitad con los dos personajes y casi avanzando.

Otro elemento es la recolección de criaturitas con el VAC-U. Si consigues suficientes, podrás acceder a puzzles que involucran criaturas, y que, si los superas, obtienes una pieza del TAUN. Si las obtienes todas, consigues este super arma, consistente en una armadura especial en esta ocasión. También podemos adquirir puntos de habilidad escondidos, y los trofeos, de dificultad media. Que esto sea todo es algo que no gusta viendo las entregas anteriores, donde había pequeñas búsquedas, misiones con la nave o el gran coliseo, con muchos desafíos que alcanzaban altas cotas.

Es un juego falto de contenido secundario, aunque el principal, para jugarlo con varias personas, dada su poca importancia argumental, puede ser divertido si lo juegas varias veces, pues su nivel general es notable.

CONCLUSIONES

Ratchet y Clank: All 4 One es quizá la entrega menos destacable de la franquicia que ha salido en Playstation 3. Es un paso atrás a pesar de toda la innovación que ha intentado. Se intuye todo lo de siempre, pero se ve un poco empeorado, un poco más simplificado. Todo ha ido a la facilidad, y se ha recortado en el contenido secundario que siempre ha caracterizado a la saga.

Gráficamente mantiene el nivel de siempre con un pequeño recorte en detalle. Sonoramente sigue siendo muy bueno, pero jugablemente tiene taras, posiblemente por la apuesta arriesgada. La sensación de repetitividad es constante, si bien su carácter divertido le otorga un plus. Si Insomniac pretende seguir ésta vía con la franquicia, debe dotarla de mucho más contenido y dar una experiencia monojugador a la altura de siempre. No quiero que la única franquicia Playstation de mi gusta que sigue existiendo en esta gen se eche a perder (veamos que tal vuelve Sly o si Jak resucita).

NOTA

Historia: En la línea de siempre, bastante lineal aunque un poco menos espectacular de lo que acostumbra. Mantiene sus chascarrillos y sus pequeños giros de guión. El final del juego es bastante bueno. Destacables Nefarius y Qwark. (8)

Gráficos: Sigue estando a la altura de una animación de Pixar, pero lo cierto es que se ha recortado un poco respecto a anteriores entregas de la franquicia. Tiene momentos con los escenarios dignos de lo mejor de la generación, pero son eso, momentos. (8.5)

Sonido: Banda sonora cumplidora y doblaje como acostumbra, sublime y realmente destacable. Que haya doblajes en español de ésta calidad siempre es algo positivo. (9)

Jugabilidad: No voy a decir la sombra de sí mismo, pero sí es Ratchet con un nubarrón encima. Se ha intentado innovar y se logra en cooperativo, pero el monojugador se ha descuidado. Se va a encontrar repetitividad en ciertos momentos. Se desaprovechan elementos y puzzles. Las armas se simplifican. Poco contenido secundario de altura. Enormes peleas de jefe que salvan en parte al juego.  (8)

Otros: Moderadamente largo (10 horas). Tiene un buen online estropeado por las actitudes de la gente, el cooperativo, genial. Los puntos de habilidad y los trofeos darán algo de rejugabilidad, pero está por debajo respecto a otras entregas. Está muy simplificado. No quiero que Insomniac le de continuidad sin mejorarlo. (7)

NOTA:  8.1/10


Y aquí acaba la entrada de hoy. Espero que os haya gustado y espero leer vuestras impresiones acerca de éste juego.

Gracias por tu tiempo, y por leer el artículo.

Un saludo.

0