2 de Septiembre de 2014
Nov
28

El Imaginario del Doctor Parnassus (Por Morgennes)



Atención, contiene SPOILERS


REPARTO



1) Heath Ledger/ Johny Depp /Jude Law/Colin Farrell --> Tony




Tony es hallado por el circo ambulante del Doctor Parnassus cuando este cuelga de un puente. Al principio no recuerda su pasado, pero a lo largo del film descubriremos su pasado y lo que realmente esconde, al igual que el resto de personajes. Es un gran orador con gran persuasión que hará ganar enteros al espectáculo de Parnassus, pero su pasado e ilusiones le acechan constantemente.


2) Christopher Plummer --> Doctor Parnassus




El doctor Parnassus es un hombre casi milenario. En tiempos remotos regentaba un templo donde instruía a los narradores de cuentos, ya que según su filosofía, siempre debe haber un hombre contando una historia, pues todos dependemos de ello, la imaginación debe ser afín al ser humano.

Pero un día se enamora de una mujer, y vende su alma al diablo a cambio de que este rejuvenezca y sea inmortal para cortejarla, fruto de su relación nace Valentina su hija. Parnassus es un hombre sabio, adora las historias y su imaginación desbordante le permite controlar el espejo, un objeto que transporta a las personas a su propia imaginación, la cual pueden moldear durante su estancia en el mismo.

Pero su obligada relación con el diablo le consume, ya que ambos mantienen un juego constante, pues el diablo quiere acabar en un principio con los narradores, pero luego apostará con Parnassus la vida de la hija de este, pues le pertenece. Ambos protagonizarán apuestas , vitales para Parnassus, y divertidas para el Diablo o Mr Nick.


3) Lily Cole --> Valentina




Valentina es la hija del doctor Parnassus. Tiene 16 años, pero para su padre son 12. Parnassus vendió su alma para cortejar a su antigua esposa, a condición de que cualquier hijo que tuviera debería entregárselo al Diablo a los 16 años. El doctor no sabe cómo contárselo a su hija, y por ello realizará otra apuesta con el Diablo.

De carácter risueño y alegre, Valentina ama a su padre pero quiere vivir su propia vida, dejar su trabajo y tener una familia. Para ella la llegada de Tony es una oportunidad para remontar el negocio y poder marcharse.


4) Andrew Garfield --> Anton




Anton es un joven que trabaja en la barraca de Parnassus. Tiene dotes para la magia, y se encarga de presentar la obra y hacer trucos para el público. Es un chico audaz y atrevido que ama a Valentina profundamente y no quiere que le pase nada.


5) Verne Troyer --> Percy




Percy es el típico enano gracioso del espectáculo, realiza las labores técnicas y de mantenimiento e interpreta papeles secundarios. En el fondo, es el mejor amigo de Parnassus, su Pepito Grillo particular que le aconseja qué hacer y que decir, sin él Parnassus estaría perdido.


6) Tom Waits --> Mr Nick




Mr Nick es la viva representación del Diablo. Le encanta jugar y apostar, y también encontrar a la gente malvada y pasar un buen rato moldeando su imaginación y tentándoles contrucos y trampas. Siempre que puede apusta con Parnassus, su especie de alter-ego en versión buena, ya sea apostando a ver quien recluta más almas a través del espejo. Ambos pueden moldear el espejo para atraer a las personas que en él se encuentren.

Realiza una apuesta con Parnassus para que este pueda salvar a su hija, no lo hace por compasión, le gusta engañar y sobretodo, pasarlo bien con su amigo Parnassus como él dice.



CRÍTICA


Con El Imaginario del doctor Parnassus el ex Monty Phyton Terry Gilliam intenta volver a encauzar su carrera fílmica tras films algo mediocres y muy inferiores a sus dos mejores obras, Brazil y 12 monos. Mentiría si no dijera que considero a Terry uno de los directores más peculiares y especiales del actual panorama, no hay más que fijarse en la ambientación y estética de cada uno de sus films para darse cuenta de que la imaginación de este realizador no tiene límites, al igual que su personalidad, otra cosa son sus cualidades fílmicas.

Cada una de sus películas es especial, distinta a la anterior, con atmósferas que distan entre si, y que superan con creces a la mayoría de realizadores, desde el mundo futurista de corte rococó de Brasil, pasando por el realismo de 12 monos, y llegando al crisol de influencias del Barón Munchausen y la estética de cuento de hadas de Los Hermanos Grimm, Terry hace aflorar mundos únicos en cada película.

Es esta rara personalidad, esa extraña e insondable imaginación la que constituye la faceta más seductora de Terry Gilliam, es capaz de dejarte prendado con un plano o escena, cosa que pocos logran alcanzar. Y en El imaginario del doctor Parnassus Gilliam no deja prendado, hechiza nuevamente con su estética peculiar.




El Imaginario del doctor Parnasus es un film cuya gráfica de calidad presenta muchos y diversos altibajos, una estética y montaje artístico que hehiza, un gran atrezzo, al nivel de portentos visuales de este siglo como El sueño de Alexandria y un tramo final para enmarcar. Luego está lo oscuro, es decir, una primera hora que pese a lo que diga la mayoría, le sobra metraje por doquier, una historia y guión típicos de Gilliam, es decir, con fallos crónicos en su estructura y desarrollo que hacen bajar enteros al film, y ciertos desfases puntuales que ensucian la magnífica puesta en escena.

Pero vayamos por partes, empezando por la trama, con un punto de partida bastante interesante. El doctor Parnassus es un hombre ancestral, cuyo objetivo en esta vida no es otro que el de contar historias y hacer aflorar la imaginación en las enquistadas mentes de los hombres urbanos a través de una barraca destartalada y funciones de escasa calidad junto con un grupo de actores, Anton, el presentador de las funciones, Percy, actor y encargado del montaje y Valentina, su hija, que junto con Anton intentará levantar el espectáculo.



Pero Parnassus no siempre se dedicó a malvivir en una barraca ahogando sus penas en alcohol, antes contaba historias que mantenían al universo mientras el diablo trataba de desestabilizarle, todo seguía un orden hasta que el amor entró en su vida. Él, un viejo, enamorado hasta las trancas de una joven flor. Desesperado, realiza una apuesta con el diablo, quien logre reunir más almas mediante el Espejo (un artilugio que lleva al que se introduce en él a su más profunda imaginación, donde Parnassus y el Diablo intentarán llevarle a sendos destinos) ganará la apuesta. Parnassus gana la apuesta, y realiza un pacto con Mr Nick (Diablo), este le concede la inmortalidad para que pueda cortejar a su amada a cambio de que toda hija que sea fruto de dicha unión pase a ser de su propiedad a la edad de 16 años. Parnassus acepta...

Pero su amada muere por causas del destino, y Parnassus, siendo un ser inmortal, llorará su muerte y la de sus seres queridos por toda la eternidad mientras cuida de Valentina su hija. Pero cuando esta va a cumplir los 16, Mr Nick viene a reclamar lo que es suyo, y nuevamente realizarán una apuesta donde Parnassu tiene mucho donde perder y Mr Nick mucho por donde entretenerse, todo cambia cuando aparece Tony....

Como se puede apreciar, la trama del film es un muy interesante punto de partida desde el cual edificar un film que pudo ser mucho más. Nuevamente apreciaremos esa carga metafórico y filosófica oculta entre la recargada estética y los conceptos abstractos dibujados por el guión. Temas como la lucha del bien y el mal, las falsas apariencias o la reflexión sobre la verdadera naturaleza humana serán desplegados ante nostros en una historia irregular, con un gran inicio, bien detallado y prometedor, pero que se desdibuja y se pierde entre incoherencias y lagunas que no terminan de aclarase del todo.




El mensaje y las emociones del guión están ahi, el primer tramo del film (1º hora) es el más correcto en términos argumentales, pero peca de lentitud en su desarrollo y cae en clichés y momentos prescindibles, aparte de que ofrece un lado falso de la moneda, ya que no es lo que se nos vendía, Terry intenta concentrar todo lo teórico y argumental en un tramo, y dar rienda suelta a una orgía de ensoñaciones y situaciones que compense la falta de emoción y entretenimiento de la 1º hora, sin embargo, pese a que el 2º tramo es Gilliam en estado puro, puro caos y desborde artístisco que todos los fans esperábamos, el 1 tramo es desilusionante en cuanto a la forma y desarrollo, mientras que el 2º es es negativo en cuanto al contenido y guión.

Gilliam no logra equilibrar la balanza entre lo teórico y lo artístico y se nota, una 1º hora lenta pero sólida argumentalmente (se comprende que sea densa si pretende abarcar gran parte del mensaje) y una 2º parte bellísima , un envoltorio y faceta artística que logra emocionar y dejar maravillado, pero cuyo contenido es hueco, es entonces cuando te dices que el film podría estar mucho mejor compensado.

Esta es la principal carencia del film y la principal mancha en las películas del director. Muchos esgrimen la idea de que la 1º hora es superior mientras que la 2º se olvida de todo rigor y norma, ofreciendo un espectáculo menor, yo, francamente, me quedo con la 2º parte por su profundidad y personalidad.

Y es que tras la mancha que supone el mal desarrollo del film y las lagunas en ciertas partes del argumento viene lo positivo, la faceta artística. Ya he mencionado con anterioridad la magnífica labor que Gilliam realiza en todas sus películas en cuanto a ambientación/contexto se refiere, y en El Imaginario... vuelve a superarse.



Una ambientación que entra por los ojos, la 1º hora ofrece un mundo real salpicado por la estética de la barraca de Parnassus, inspirada en el Teatro Italiano Renancentista, todo ello impregnado con un aura de cuento, favorecida por los recuerdos del Doctor que trasladan la acción a otro espacio y tiempo. Una fotografía acertada, distante, que pretende realzar en primer plano muchas de las reacciones de los personajes. Pero lo realmente bueno llega con la 2º mitad de la película.

Es en esta parte cuando uno se da cuenta de lo que Terry es capaz de maquinar, empleando la excusa del Espejo que recrea la imaginación de su huésped, el realizador da rienda suelta a su inspiración y nos ofrece parajes y mundos realizados por completo con ordenador. En este tramo es cuando el film te atrapa y seduce, como si el envoltorio de fantasía nunca quisiera dar paso a mayores pretensiones.

Durante una hora la acción transcurrirá en gran parte en mundos digitalizados, pudiendo observar utopías más similares a las cinemáticas de un videojuego que a cualquier otra cosa. Sólo se puede entonar alabanzas a las bondades que los efectos logran hacer, sin ser los más realistas, con su aire fantasioso y despreocupado nos atrapa, y cuando nos queremos dar cuenta cambia nuevamente.

Y es que las recreaciones del Espejo varían según la imaginación del individuo, poniendo como ejemplo a Tony, el cual nos guiará por sus momentos de esplendor y también de dolor y oscuridad, desembocando en planos y escenas visualmente cautivadores, lienzos vivos sobre los cuales actuar. Por tanto, es en el apartado artístico donde Terry alcanza su mayor nota, y donde se observa que es el ámbito donde mejor se mueve y expresa sus peculiares ideas.




Claro que, de poco sirven estos mundos y efectos preciosistas y de sueños si no hay unos actores que también nos inciten a sumergirnos aun más en la onírica ambientación. A nivel interpretativo nos encontramos con veteranos y no tan expertos. Los jóvenes Lily Cole y Andrew Garfield aportan frescura, y pese a no destacar realizan una buena labor, uno como un chico risueño y vivaz y la otra como una chica de fuerte carácter y muchas ganas de vivir una nueva vida. Por otro lado están Verne Troyer, que en su papel de Percy nos hará esbozar alguna sonrisa como ya nos tienes acostumbrados, y Tom Waits, que realiza una gran interpretación, sobria y elegante, haciendo suyo un personaje que requiere de una intensa caracterización.

Por último, los Tony y Parnassus. Este último interpretado por el siempre acertado Christopher Plummer, que nuevamente ofrece una lección de interpretación magistral, ofreciendo un gran registro y dejando huella en cada minuto que aparece en pantalla. Sin duda, el mejor de toda la película.

Los Tonys. Aquí es donde puede haber más diferencias. Por un lado, Heath Ledger, el cual como ya es sabido falleció a mitad del rodaje. Personalmente nunca me gustó como actor, pese a que muchos lo tildaban de joven promesa, recreando de manera notable a un Joker oscuro e inteligente. Bien es cierto que tampoco es mal actor, pero no destacará su actuación en esta película, básicamente porque pese a realizar una correctísima e inspirada interpretación, no logra transmitir mucho más.




Lo mismo pasa con el breve cameo de Johny Depp, éste, como siempre, se come la pantalla en cada aparición con su carisma y talento, y nos otorga un gran e intenso papel, lástima su escasa duración, pese a la razón obvia que la justifica (con un párrafo homenaje muy acertado). Luego tenemos a Jude Law, el peor de los 4 Tony, quizá peca de sobreactuar un poco y dotar a su personaje de u histrionismo exagerado, pero no es nada reprochable, más aún sabiendo que no cobró nada y se ofreció para llevar la película a buen puerto.

Y por último tenemos a Colin Farrell, que pese a ser, en mi humilde opinión, el peor de los cuatro, ofrece la mejor interpretación de Tony, es el único que en el tramo final logra convertirse y hacer suyo al personaje, captando la esencia del mismo. Por ello, se merece un elogio.

Y para ir concluyendo, mencionar la B.S.O, con un tema principal muy agradable y poco más, y recomendaros verla en V.O.S.E, ya que la traducción a juestro idioma desmerece bastante el resultado una vez más, y no entraré en polémicas.




El Imaginario del Doctor Parnassus logra levantar la mejor cara de Terry Gilliam tras un par de chascos decepcionantes. Una ambientación y estética como siempre soberbia, fruto de la imaginación de un genio, una historia distinta e interesante que se cae en algunos momentos por los ya clásicos errores de guión y desarrollo, unas actuaciones a la altura y un gran envoltorio. En definitiva, un film recomendable para todos, que devuelve a Gilliam a una buena posición, un film de contrastes, pero con un tramo final que engancha y mantiene fascinado al espectador, con un desenlace muy acertado. Gilliam toma la senda correcta para seguir sorprendiéndonos como ya lo hizo con Brazil.

Nota Cinéfila Orientativa (E.R.C.S.M = Escala rara de cojones según Morgennes) : 6,5




Excelente crítica Morgennes ^^. Muchas gracias por haber colaborado en mi blog. Aún no la he visto, pero ganas no me faltan. Me llama mucho la atención esa ambientación tan peculiar que atesora. Sin embargo, he oído que es una película de opiniones muy contrastadas. Algunos la tachan de obra maestra, mientras que otros no la consideran como tal. 

Un saludo y muchas gracias ^^  



5
Valoración media: 5 (4 votos)

4 Comentarios:

Por fin

(Grito de euforia) Menos mal que se solucionó el dichoso tema que estaba por llevarte un Lapiz USB a tu casa xDDD Muchas gracias por haber aceptado esta humilde colaboración en un blog tan ilustre, ya me he quitado una espinita , que no era otra que dejar constancia de mi paso por aquí.

No puedo sino incitarte a que veas la película, te diría más, pero ya está todo dicho en la crítica. Un film peculiar que como todos los de Gilliam causan una gran variedad de opiniones (lo cual me recuerda que a electroblog no le gusta Brazil, debería hacerle una crítica sobre ella xD)

Un saludo y gracias por esta oportunidad ^^

Al principio tenía pinta

De ser una peli por la entrada que no em atraería demasiado... pero me ha picado. No tanto como para buscarla, pero si como para si tengo oportunidad de echarle un visionado, le de coba. Me ha gustado el tema de que el diablo no sea solo malo, sino... cabronazo. Y por supuesto, que este "Dumbledore" le da un punto extra.

Si algún día la veo, ya me pasaré por aquí.

¡Buena crítica!

Ya lo dije en su momento en

Ya lo dije en su momento en la entrada de Juanjico, quiero verla. Pese a que mucha scriticas han sido negativas, otras no se lo que han sido (porque mezclan tantas cosas positivas y negativas que no no se a que punto llegan de los dos X-D) y otros que la aclaman como algu muy bueno, quiero tener mi propia opinión.

Tras leer la entrada parece que no es la joya que aparenta ser, pero bueno, le tengo que dar la oportunidad de mostrarmelo para opinar después.

^^

Buah ^^ Brutal crítica, Morgennes. Así de simple. Una pedazo de entrada, muy bien redactada.

Además, estoy de acuerdo con muchas (casi todas) las cosas que comentas. Mis discrepancias "mayores" son dos: la actuación de Lyly Cole me parece sobresaliente y la segunda parte del film, muy "gillianna", sí... pero demasiado embebida de sí mismo. Para alguien profano en su estilo, es simplemente caótica ^^U (y eso que adoro 12 monos y Brazil; buen apunte señalarlas como sus dos mejores películas).

Pero por lo demás, completamente de acuerdo.

Añadiré, sin embargo, que yo me siento incapaz de valorarla. Pocas veces (qué coño, ninguna), me he visto superado por una mezcla de irregularidades tan exagerada. Una escena significativa de lo que trato de decir es la que "narré" en el blog de Juanjico: Lyly Cole corriendo en un mar de cristales rotos... seguido de unas líneas de diálogo bochornosas.

Así que... sí: Parnassus es un soplo de aire fresco, un "renacer" de Terry Gilliam, pero tb una patada en la entrepierna al buen hacer narrativo. 

Una locura, vamos ^^