14 de Diciembre de 2018
Feb
13

Mass Effect 2



Han transcurrido dos años desde el lanzamiento del primer Mass Effect y desde el pasado 29 de enero, tenemos la segunda parte de esta ópera espacial entre nosotros. Antes de comenzar con el análisis de marras; remontémonos hasta los orígenes de esta saga intergaláctica. A finales del año 2005; Bioware en colaboración con Microsoft, anunció uno de los mayores proyectos en los que el estudio canadiense se había embarcado jamás. Desde un principio se pensó como una trilogía pese a que la desarrolladora comentó hasta hace poco que Mass Effect continuaría más allá de las aventuras del comandante Shepard. Las esperanzas depositadas en este proyecto eran muy altas, y como en tantas otras ocasiones, Bioware ha sabido estar a la altura de las expectativas. Una excelente premisa narrativa, unos personajes al gusto de todos y una ambición sin límites a la hora de recrear un universo rico en matices, dieron lugar a un título sobresaliente. A día de hoy, Mass Effect está considerado como una de las mejores IP’s de la presente generación y esta segunda parte no hace sino corroborar esta afirmación. Comencemos pues:





HISTORIA

Este es uno de los apartados más complicados de narrar, puesto que revelar tan solo los primeros minutos del juego puede estropear la experiencia del lector, aunque todo aquel que haya seguido las noticias y vídeos de su desarrollo, no debería de sorprenderse. La historia de Mass Effect 2 comienza poco después del desenlace de la primera entrega. En estos momentos, la Ciudadela vive un periodo de recuperación tras el ataque que Saren y los geth les inflingieron. Sin embargo, y pese a que muchos se atrevan a negarlo, un nuevo peligro se cierne sobre todos. Desde hace poco, están desapareciendo colonias enteras de humanos y todo parece indicar que una mítica raza alienígena conocida como los recolectores, está detrás de todo esto. Debido a una serie de acontecimientos, el comandante Shepard se verá obligado a trabajar para Cerberus, una organización pro-humana liderada por el enigmático Hombre Ilusorio, con la que tuvimos algún encuentro casual en el primer capítulo. Ahora, su primera y única baza es la de reunir a algunos de los mejores hombres de toda la galaxia a fin de combatir esta amenaza que supera todo cuanto se haya visto en la primera parte.




Bioware ha tratado por todos los medios que el jugador neófito sea capaz de engancharse al argumento sin haber jugado al primer Mass Effect. El hecho de que nos encontremos ante el episodio intermedio de la trilogía, corría el riesgo de que esto sucediese, pero el estudio canadiense ha cumplido con nota. A lo largo del juego encontraremos numerosos informes que nos ayudarán a comprender los antecedentes. El códice volverá a hacer acto de presencia, y con nuevos e interesantes añadidos que de seguro gustará a todos aquellos que quieran captar todos los matices de esta segunda entrega. En lo que respecta a la trama, nos encontramos ante una narrativa excelente que no hace sino mejorar. Nada más empezar la partida no habrá un solo minuto de respiro, pues solo querremos seguir para ir descubriendo que es lo que sucede a continuación. Todo esto está aderezado con una mayor carga dramática que su antecesor. También se ha querido dar más importancia si cabe a los miembros de nuestro equipo e incluso han dedicado una misión propia a cada uno de ellos a fin de profundizar en su personalidad y conocer que es lo que les impulsa a seguir adelante.


Si iniciamos una nueva partida importando los datos de Mass Effect 1; todas las decisiones que hayamos tomado en su momento, tendrán sus consecuencias en el desarrollo de la misma. También, si lo queremos, podremos modificar de nuevo el aspecto de nuestro personaje e incluso cambiar de clase. Del mismo modo, todo lo que hagamos en esta entrega, influirá en la futura tercera parte. Y ahora nos preguntaremos, ¿estas afectan grosso modo, en la historia principal? En realidad no, puesto que más allá de un par de variaciones en el desarrollo de la trama, nos limitaremos a reencontrarnos con viejos compañeros, a entablar una conversación e incluso aceptar alguna misión que nos encomienden; pero más allá de eso, su participación no será clave en el desarrollo de la aventura. Sin ser algo negativo, es un añadido que podía haber sido mejor aprovechado.


APARTADO GRÁFICO

Bioware utilizó el Unreal Engine 3, uno de los motores más versátiles y manidos de esta generación para recrear el fastuoso universo que la desarrolladora tenía en mente, y pese a que en líneas generales el resultado fue fantástico, no estuvo exento de problemas en el plano técnico que podían llegar a estropear una experiencia sobresaliente; una mala optimización. Este fue uno de los aspectos más criticados del primer Mass Effect, puesto que a lo largo nuestra epopeya espacial, tuvimos que tolerar constantes bajadas en la tasa de fotogramas (especialmente durante los últimos instantes de la historia), carga tardía en las texturas y los tediosos viajes en el ascensor. Bien; es mi deber comunicaros que estos problemas han sido solucionados en su mayoría.

Los famosos viajes en el ascensor han pasado a la historia. Estos han sido sustituidos por algo más tradicional, las pantallas de transición. Ya sea cuando abandonemos la Normandía, o bien, cuando viajemos a uno u otro sistema planetario, aparecerán unas secuencias de carga, de tres a diez segundos de duración; cifras significativamente más bajas que en el original. Estas vienen acompañadas por paneles de información y una secuencia animada. La carga tardía de las texturas, uno de los males más comunes, no ya de Mass Effect, sino de la mayoría de títulos que hacen uso de este motor, han sido subsanadas por completo. Cabe mencionar que estas mejoras vienen condicionadas porque el juego consta de 2 DVD’s. Cambiaremos de disco poco antes de llegar al nudo y volveremos a introducir el primero en los últimos compases de la aventura.



Por otra parte, siguen habiendo bajadas en la tasa de fotogramas, pero son mucho menos acusadas que en el original y solo las sufriremos cuando se junten muchos elementos en pantalla.

En esta ocasión, Bioware ha apostado por introducir secuencias CGI. No son muy numerosas, puesto que el estudio prefiere representar las momentos más espectaculares con el engine del juego. Estas harán su aparición cuando visitemos algunos de los planetas más representativos de esta secuela. La recreación de los humanos, uno de los aspectos más promocionados en la pasada entrega, han sido mejorados. Las animaciones faciales son fantásticas, así como sus expresiones y gestos. Pero una vez más, las razas alienígenas muestran unos rasgos mucho más conseguidos que estos. El resultado aún dista de ser perfecto, y podemos encontrar un par de títulos con un mejor acabado, pero pese a todo sigue siendo uno de los máximos referentes de la presente generación.


En todo caso, Mass Effect fue un título que destacó por encima de la competencia en el plano artístico, y su secuela se ha encargado de llevarlo a un nuevo nivel. Multitud de razas alienígenas interactuando entre sí y grandes urbes futuristas, son solo un pequeño aperitivo de lo que nos espera. No podemos negar que el juego toma prestados elementos gráficos de las grandes cintas de su género: Star Wars, las dos primeras entregas de Alien, Blade Runner, … pero no es algo por lo que haya que quitarle méritos. Otro de los aspectos más criticados del original, fue que al cabo de unas horas, nos invadía una sensación de “dejà vu” ya que los ambientes de grandes dimensiones estaban desérticos y su geografía se repetía una y otra vez. Pues precisamente, es algo que no está presente en esta segunda parte puesto que los escenarios han ganado en detalle y riqueza visual. No hay más que ver Omega, un asteroide que recoge a los criminales y mercenarios más peligrosos de toda la galaxia o Illium, el planeta de las Asari.





APARTADO SONORO

En lo que respecta al apartado de voces, nos encontramos ante un reparto sensacional. La voz del Hombre Ilusorio, interpretada por Martin Sheen; actor conocido por su genial intervención en Apocalypse Now, es simple y llanamente perfecta. El resto del reparto no se queda atrás; Michael Beattie, Keythe Farley y Seth Green; quienes representan a Mordin Solus, Thane Krios y Joker respectivamente, entre otros, hacen posible este resultado. Si acaso, la voz del Comandante Shepard, interpretada por Mark Meer, sigue siendo mejorable. Da la impresión que no le importe el destino que le pueda deparar a la humanidad y todas las especies alienígenas. En cambio, la actriz que da su voz a la versión femenina de Shepard, Jennifer Hale, lo borda.

Y llegamos a la polémica. El juego no ha sido doblado a nuestro idioma, que sí traducido, pese ha albergar un total de siete doblajes: inglés, alemán, francés, polaco, italiano y ruso; dos más que en la primera entrega. Ya se sabía de antemano la no-inclusión del español entre los elegidos; pero no debemos pasar por alto la “discriminación” que está mostrando últimamente EA hacia nuestro país. Muchos alegarán que llevar a cabo un doblaje tan complejo requeriría muchas horas de grabación y un presupuesto por encima de la media, pero hoy en día, eso no es excusa. Al margen de esto, hay que señalar que la traducción al castellano es muy buena, y raramente encontraremos faltas ortográficas y gramaticales.




Disco 1

01. The Illusive Man
02. Humans Are Disappearing
03. The Attack
04. The Lazarus Project
05. A Rude Awakening
06. The Normandy Reborn
07. Miranda
08. Jacob
09. Freedom’s Progress
10. Thane
11. Garrus
12. An Unknown Enemy
13. Samara


Para ver este video es necesario tener JavaScript activado y el plugin Flash instalado en el navegador.



Para ver este video es necesario tener JavaScript activado y el plugin Flash instalado en el navegador.



Para ver este video es necesario tener JavaScript activado y el plugin Flash instalado en el navegador.


Disco 2

01. Grunt
02. Horizon
03. Tali
04. Mordin
05. The Normandy Attacked
06. Jack
07. Legion
08. Jump Drive
09. Crash Landing
10. The Collector Base
11. The End Run
12. Suicide Mission
13. New Worlds
14. Reflections


Para ver este video es necesario tener JavaScript activado y el plugin Flash instalado en el navegador.


Para ver este video es necesario tener JavaScript activado y el plugin Flash instalado en el navegador.


Para ver este video es necesario tener JavaScript activado y el plugin Flash instalado en el navegador.


La banda sonora de Mass Effect 2 se compone de un total de 27 temas elaborados por Jack Wall, compositor habitual de Bioware, en solitario (Sam Hulick no repite en esta ocasión). Nada más escuchar las primeras piezas musicales, podremos apreciar que el estilo de estas se alejan un poco de lo oído en la primera entrega; la esencia de Vangelis estaba muy presente en dicha opera galáctica. Costaría elegir una melodía en particular, pues temas como The End Run, Misión Suicida, The Normandy Attacked y The Normandy Reborn, entre otras, son auténticas obras de arte; lo que deja entrever los esfuerzos que Bioware ha puesto en este último proyecto.


JUGABILIDAD

A nivel jugable, Mass Effect 2 ha sufrido unos pequeños cambios. La primera parte, destacaba por ofrecer un compendio muy acertado entre la investigación y las zonas de acción. En esta ocasión, la línea entre estos dos elementos ha quedado más diluida a favor de este último. El sistema de coberturas, quizás el mayor cambio a nivel de acción, ha recibido una serie de modificaciones que lo hacen muchísimo más fiable y eficaz. Ahora, Shepard es capaz de ofrecer un mayor abanico de habilidades en el campo de batalla. También seremos capaces de impartir órdenes a nuestro pelotón de manera individual; un valioso añadido que incrementa ya de por sí el componente táctico del juego.

Por cierto, los propios escenarios se han convertido en auténticas zonas de tiro, puesto que estos están plagados de cajas y estructuras que nos dan la opción de resguardarnos. Otro elemento a destacar, es que la variedad de armas ha aumentado respecto al original. Ahora, seremos capaces de manejar potentes lanzamisiles y otras armas pesadas tan destructivas y letales como este. Sin embargo, estas no poseen munición infinita. Sí, he dicho bien, pues en su lugar han introducido la típica recarga. La barra que hay justamente debajo de la pantalla, nos indica el número de disparos restantes. Esto tiene su explicación si consultamos el códice o el manual de instrucciones pertinente.





El sistema de clases de los personajes, no ha variado ni un ápice en su concepción, pues sigue presentando las seis opciones de personalización de la entrega original. Los soldados son especialistas en el combate y capaces de apuntar al objetivo con una precisión milimétrica. Los ingenieros pueden generar drones de combate para hostigar a los enemigos. Los infiltrados cuentan con un sistema de camuflaje que les permiten pasar desapercibidos. Los centinelas disponen de un blindaje muy avanzado que si se sobrecarga, puede aturdir a los enemigos más cercanos. Los adeptos pueden emplear sus poderes bióticos para manipular el entorno. Y la vanguardia es capaz de combinar los poderes ofensivos del soldado y el adepto. Esta última clase, es en teoría la más poderosa de todas.

En lo que respecta al sistema de habilidades, se han eliminado buena parte de las categorías en las que había que asignar los puntos. Este es mucho más fácil de manejar, pues todos aquellos elementos asociados al tipo de armas se ha descartado por completo. Ahora asignaremos los puntos de pelotón a las habilidades acordes a la clase que hemos elegido. Para mejorar todo nuestro equipamiento armamentístico, accederemos al laboratorio de la nave en el que tenemos que conseguir un proyecto de investigación y todos los recursos necesarios para completarlo exitosamente. Como nota adicional a fin de completar este sub-apartado, Bioware ha incluido una opción en este mismo laboratorio que nos permite mejorar las defensas de la nave. No hace falta decir que esto no es un mero añadido decorativo.





El sistema de diálogos no presenta grandes cambios respecto a la primera parte. Como en el anterior, usaremos una rueda en la que las opciones de la izquierda, nos permitirán ahondar en las conversaciones, mientras que las de la derecha están pensadas para desarrollar el diálogo. Las conversaciones con otros personajes, tienen tanta o más importancia que en el original. Puede que a primera instancia, resulte más que obvio que las opciones benévolas se sitúen en la parte superior, mientras que las más extremistas aparezcan en la parte inferior. Sin embargo, existen opciones en las que no queda muy claro si es una u otra. En materia a lo que hagamos, puede que den lugar a situaciones inesperadas para el jugador.

A fin de dotar de más dinamismo estas conversaciones, se ha incluido un sistema de interrupciones en el que podremos utilizar nuestra virtud o rebeldía en función del lugar donde aparezca el símbolo. Si aparece en el lado izquierdo de la pantalla, la acción nos deparará puntos de virtud, mientras que si aparece en lado derecho nos propondrá una acción violenta. Otra novedad que gustará a más de uno, es la posibilidad de alterar los rasgos faciales del protagonista en función a las decisiones que tomemos. El regreso de Shepard irá condicionado por una serie de cicatrices que deberemos ir arreglando. Si ejercemos una actitud pacifista, estas desaparecerán por sí solas. Por el contrario, una actitud agresiva, dará lugar a que estas se muestren más visibles e incluso que nuestros ojos tomen una tonalidad diabólica.




A muchos les alegrará saber, (a otros no tanto), que el Mako, un vehículo terrestre que nos permitía recorrer la superficie de los planetas, ha pasado a mejor vida. Es cierto que este nos ofrecía un grado de exploración muy alto, y llegábamos a aventurarnos en busca de yacimientos u otros misterios. Sin embargo, el hecho de que el control del vehículo estuviera mal optimizado y que se descontrolara con mucha facilidad en los desniveles, unido a la desertización de los planetas, acababa con la paciencia de cualquiera. En su lugar, han introducido un sistema de sondas que nos permite escanear la superficie del planeta en busca de yacimientos de iridio, paladio, platino y elemento cero. Cuando encontremos una zona con irregularidades, se manda una sonda que recogerá automáticamente los recursos hallados. Esto es un procedimiento mucho más simple y directo que el original, pero pierde un gran componente de exploración que sí ofrecía el primer Mass Effect. Tal vez, un compendio entre estos dos métodos, hubiera sido la solución más acertada. El número de sondas no es ilimitado, por lo que se ha incluido una tienda en la que las adquiriremos. También deberemos comprar combustible para la Normandía cuando viajemos de un punto a otro de la galaxia.



En ocasiones, una anomalía que aparecerá en forma de línea blanca, interferirá en el escáner, lo que desembocará en una misión secundaria. Estas anomalías también estarán presentes cuando algún NPC nos encargue algún pedido. Respecto a esto último, hay que destacar que las misiones secundarias han mejorado de manera exponencial. Y es que en la entrega original, las misiones de exploración en los planetas deshabitados eran poco sustanciosas para el jugador. En su lugar, han introducido tareas mucho más entretenidas que aportan muchos e interesantes datos a nivel argumental.

Por otra parte, los minijuegos también han sido renovados. Algunos de seguro recordaréis que cada vez que deseábamos acceder a un sistema de desbloqueo de seguridad, debíamos de superar una prueba que consistía en pulsar una serie de botones en un orden determinado y en un tiempo límite. En su lugar, hay dos minijuegos que nos permiten derivar cerraduras y piratear archivos encriptados. En el primero, tendremos que localizar parejas de nodos coincidentes. Si pasamos sobre uno, se revelará que tipo de nodo es. En el segundo, debemos de localizar tres fragmentos de código que coincidan con una serie de campos situados en la parte superior de la pantalla. Tendremos tres intentos. Los premios que nos den por completar estas pruebas se limitan a créditos.

La IA de nuestros compañeros no ha mejorado mucho al respecto. Sí, son capaces de actuar por sí mismos y acabar con grupos reducidos de enemigos con relativa rapidez. Sin embargo, sigue presentando muchas deficiencias que no debemos pasar por alto. En ocasiones, no responderán a nuestras órdenes y su trazado de rutas puede llevarles a rezagarse; dejándonos solos ante la amenaza hostil. Tampoco son muy dados a cubrirse y suelen salir a campo abierto, exponiéndose al fuego contrario y morir al momento. En cambio, la IA enemiga sí que presenta mejoras más que evidentes. Estos aprovechan mejor el entorno y abusan del uso de las coberturas. También saben moverse de un sitio a otro, de modo que será más complicado eliminarles. Tampoco debemos olvidar que existen clases que optan por acciones más suicidas. Véase los krogan y los cascarones.



Para dar punto y final a este apartado, falta comentar el tema de la duración. Esta ha sido sensiblemente incrementada respecto a su antecesor. Recordemos que si nos limitábamos a las misiones obligatorias, no pasaba de las 12 horas. En esta ocasión, la aventura principal puede acabarse entre 15 y 16 horas aproximadamente, según la pericia del jugador. Y si además estamos interesados en completar todas las subtramas de los personajes y las tareas que nos encarguen los NPC, esta cifra se dispara hasta las 40.  


CONCLUSIÓN

Llegados a este punto, el usuario se habrá hecho una idea de lo que le puede ofrecer Mass Effect 2, el buque insignia de Bioware. A nivel argumental, está mucho más trabajado, tanto en profundidad como en planteamiento, dejándonos con las ganas de jugar a la tercera y última parte de esta ópera galáctica. Los personajes son mucho más carismáticos si cabe, y no tardaremos en conocer los motivos que les empujan a seguir adelante. Las decisiones que tomemos serán cruciales en nuestro devenir, puesto que aquí nos jugamos la vida de todo el equipo e incluso la nuestra propia. Se han subsanado aspectos técnicos como la carga tardía de texturas, los eternos viajes en los ascensores y constantes ralentizaciones. La introducción de una opción que permite trasladar nuestro personaje creado en la primera parte a esta secuela es un elemento muy innovador. El sistema de combate ha sido perfeccionado, ofreciéndonos una experiencia muy cercana a Gears of War. La posibilidad de dar órdenes al pelotón de manera individual, ha sido un valioso añadido.

Eso sí, y como era de esperar, Mass Effect 2 no es un título perfecto. El grado de personalización de los personajes se mantiene intacto con respecto al original, lo cual, supone una importante desventaja respecto a títulos de corte similar. El regreso de viejos conocidos es agradable sí, pero su participación en la historia no pasará de ser algo meramente anecdótico. La eliminación del vehículo terrestre Mako a fin de acabar con los, llegados a cierto punto, tediosos trayectos no será del agrado de algunos, puesto que el sistema de exploración por sondas no es la solución definitiva. La IA aliada deja mucho que desear ya que en ocasiones no responderán a nuestras órdenes y caerán a las primeras de cambio. Sin embargo, todos estas deficiencias palidecen ante todas las virtudes que atesora. Mass Effect 2 es fascinante de principio a fin, ya que, además de lo anteriormente expuesto, sabe reparar en los pequeños detalles como muy poco títulos hacen. Sin lugar a dudas, nos encontramos ante uno de los mejores juegos de esta generación y un título que debe de ser jugado sí o sí.


Para ver este video es necesario tener JavaScript activado y el plugin Flash instalado en el navegador.






 

Hasta aquí el artículo de hoy. Si por algo destaca hoy en día este juego, es por la ausencia de imágenes de peso en el buscador de google (ni siquiera una triste imagen en la que se muestre el sistema de diálogos). De haberme comprado la versión de PC, esto no hubiera sido un problema.
 
Un saludo ^^
 
 
 
5
Valoración media: 5 (3 votos)

5 Comentarios:

comnece a jugar el uno con

comnece a jugar el uno con la finalidad de luego jugar al dos, tremendo analisis compañero

semper fi

SC

Un análisis excelente

Este caerá en breve de importación o si EA lo baja de precio en un par de meses como suele hacer. No es que no le tenga ganas, pero ahora mismo entre el Too Human, Army of Two y WET tengo juego para rato (Y aparte, me estoy rejugando el Jade Empire) así que poco a poco xD

¡Saludos!

Pues...

A dia de hoy todavia no he tenido la oportunidad de meterme de cabeza en lo que es el juego. Lo esperaba con muchas ganas y lo tengo y he alucinado con el principio. Pero por ahora no me llama lo suficiente como para engancharme como una bestia ( a favor tengo que decir que apenas he jugado, posiblemente en cuanto avance un poco me pasare dias mudo xD ).

Lo que si veo es que la mayoria de peña que lo juega vicia a saco y que el guion es una pasada de proporciones biblicas. Mas adelante cuando vicie mas y mejor ya dire que me parece el juego a ciencia cierta ( no me gusta opinar de algo sin jugarlo ) pero a dia de hoy Dragon Age me gusta mucho mas.

Que por cierto, no se si sabes que han anunciado segundo Dragon Age para 2011 ^^ La entrada excelente como siempre, eres un bloguero que se lo curra entrada tras entrada y se nota ^^ Un saludo tio ^^

Excelente entrada

Este juego ha superado en todos los aspectos al primero. En gráficos, me quedé enbobao viendo los paisajes en el planeta de la misión secundaria de Zaeed y con Omega, la cual parecía sacada de Blade Runner. En sonido, mejor banda sonora aunque me toca mucho los cojones lo del doblaje, pero mucho, mucho...

 

Y lo que han mejorado mas, la jugabilidad. Ya no tendremos que hacer el gilipollas en los mismos planetas, en las mismas misiones secundarias, en los mismos bunkers, ya no tendremos que esperar varios minutos en un puto ascensor, ya no habrá carga de texturas, ahora tendremos un sistema de cobertura y disparo mucho mas intuitivo para la dosis de acción extra que nos han proporcionado en esta segunda parte, aportando mas frescura y haciendo del juego mas ligero que el primero, el cual era demasiado espeso, entre las misiones secundarias con el Mako, los mareos por las ciudades,y esos enfrentamientos que eran malillos por su horrendo sistema de disparo/cobertura y por los enemigos repetitivos.

 

Para mi los unicos fallos que tiene este juego son la falta de doblaje a nuestro idioma (joder...está en polaco e italiano LMAO) y el exceso de planetas "vacíos" que solon sirven para explorar mediante sondas, tendrían que haberlos reducido o incorporar mas misiones secundarias en ellos. Por lo demas...obra maestra.

 

 

 

Los putos amos Cool

 

 

Un saludo y 5*

 

PD: Una pena el poco interés (comentarios me refiero) que ha levantado esta entrada, ya sabemos que si la hicieran otr@s...una pena.

 

 Una entrada muy bien

 Una entrada muy bien hecha.

El primer Mass Effect en su dia fue un gran juego, aunque bajo mi opinión los fallos que tenia (sobretodo los debidos al motor gráfico) le restaban muchos puntos, y he de reconocer que a mi al principio Mass Effect no me gusto, pero no porque el juego fuese malo, sino porque por aquel entonces era un paquete con los videojuegos de Rol o con elementos de Rol, no comprendia la forma de jugar ni nada, digamos que me perdia.

Gracias a Fallout 3 al que decidi darle una oportunidad despues de dejarlo aparcardo una larga temporada ahora me he vuelto un verdadero aficionado de los juegos de Rol, llegando a hacer mas de 200 horas en el propio Fallout 3, mas o menos lo mismo en el Oblivion, y con lo que me pasé el primer Mass Effect y tambien esta segunda entrega.

Tambien es cierto que la segunda entrega esta mas enfocado a ser un shoter que un juego de rol, y bajo mi opinion este cambio de "orientacion" que le han hecho les ha quedado de lujo, a mi Mass Effect 2 es un juego que personalmente, me ha encantado, tanto por su argumento como por el resto de sus apartados, donde las mejoras en el apartado tecnico se agradecen y mucho.

Aunque al igual que tu, pienso que la opcion de importar al personaje del primero esta muy desaprovechada, pues apenas existen cambios significativos, mi cuñado se lo paso sin importar personaje y yo me lo pase importandolo y apenas vimos cambios importantes que afectaran mucho al argumento... Aunque supongo que depende tambien de lo que hicieras en la primera parte.

Para mi Mass Effect 2 es sin duda, uno de los mejores juegos de la genereación, lo veo sobresaliente en todos sus apartados.

Un saludo y 5 estrellas ^^